Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Muestras en Londres y Venecia Giacometti y sus “mujeres” en el Tate Modern y la Bienal

Por


El Tate Moder reúne, por primera vez desde 1956, las famosas 'Mujeres de Venecia' de Alberto Giacometti.

El Tate Moder reúne, por primera vez desde 1956, las famosas 'Mujeres de Venecia' de Alberto Giacometti.

(Keystone)

Londres y Venecia rinden homenaje a Alberto Giacometti. Una gran exposición en el Tate Modern londinense celebra al escultor y pintor suizo. Y el pabellón de Suiza en la Bienal recuerda la relación del artista con la feria de arte veneciana.

Uno de los más destacados maestros del siglo XX ha tejido un hilo conductor entre la laguna de Venecia y las riberas del Támesis. El Tate ModernEnlace externo de Londres dedica a Alberto Giacometti la mayor exposición de los últimos veinte años en la capital británica: Reúne más de 250 obras entre esculturas de bronce y moldes en yeso, pinturas, dibujos y documentos inéditos de la Fundación Alberto y Annette Giacometti.Enlace externo

Es la segunda muestra que el museo de arte moderno más visitado del mundo dedica a Giacometti. La primera se remonta a 1965. Las obras expuestas abarcan un periodo de cuarenta años; desde la ‘Cabeza de Mujer’ de 1926, pasando por el retrato de Caroline de 1965, el público puede recorrer la intensa vida del artista, hasta su muerte en 1966.

Entre las obras figuran algunas que Alberto Giacometti dedicó a su hermano Diego, un año menor que él, como el busto en bronce de 1955 y el lienzo en óleo de 1956. Y no podían faltar las esculturas emblemáticas que le convirtieron en un artista célebre en el mundo entero, como ‘El hombre que apunta con el dedo’ (1947), y ‘El hombre que camina’ (1960).

Las Mujeres de Venecia de nuevo reunidas

La exposición en el Tate Modern, abierta al público hasta el próximo 10 de septiembre, es una cita ineludible. Y es que –por primera vez desde la Bienal de Venecia de 1956– reúne las seis esculturas en yeso de la serie conocida como ‘Mujeres de Venecia’. Alberto Giacometti sentía un apego especial hacia esta obra, porque le sirvió de molde para sus célebres estatuas en bronce.

Durante años, Berna había intentado que el artista representara a su país natal en la Bienal de Venecia, pero ni siquiera su hermano Bruno, autor del pabellón de SuizaEnlace externo en la edición de 1952, logró convencerlo. Alberto Giacometti terminó aceptando, pero decidió ceder sus trabajos al pabellón de Francia y no al de Suiza.

Los títulos más destacados de la prensa británica han evocado la presencia de las ‘Mujeres de Venecia’. “Una jugada magistral del Tate”, escribió el ‘Financial Times’, refiriéndose a que el museo consiguió que la Fundación Alberto y Annette Giacometti le prestara las seis esculturas en yeso, que acaban de ser restauradas.

El homenaje veneciano

El renombre de ‘Mujeres de Venecia’ es tal que el pabellón de Suiza en la Bienal de VeneciaEnlace externo, abierta hasta el 26 de noviembre, también recuerda esta obra con ‘Women of VeniceEnlace externo’: La muestra es un homenaje explícito al grupo de esculturas que datan de 1956, según su comisario Philipp Kaiser, natural de Berna y uno de los curadores de arte más acreditados del mundo. Pro Helvetia, la fundación para la cultura, le ha nombrado director de la participación de Suiza en la feria de arte veneciana.

Han pasado 61 años, muchas cosas han cambiado, pero el título de la exposición nos hace retroceder en el tiempo. Kaiser se pregunta sobre la relación de Giacometti con la Bienal desde una perspectiva de lo que Suiza irradia al mundo.

Para celebrar al maestro grisón, el pabellón suizo presenta el trabajo de la escultora ginebrina Carol Bove, así como del dúo de artistas Teresa Hubbard y Alexander Birchler.

Entre Edimburgo y Londres

Por número de obras y de documentos inéditos, la exposición en el Tate Modern es la más grande de los últimos veinte años en el Reino Unido. La anterior se remonta a 1996, cuando se organizó una muestra itinerante con motivo del trigésimo aniversario de la muerte del artistamuerte, que primero acogió la Scottish National Gallery of Modern Art de Edimburgo y luego la Royal Academy of Arts de Londres.

En el verano de 1965, la antigua sede del Tate presentó la retrospectiva ‘Alberto Giacometti: Esculturas, pinturas, dibujos 1913-1965’, en cuya preparación participó el propio artista. Fue una de las últimas exposiciones que se le dedicaron en vida, ya que el escultor suizo fallecía el 11 de enero de 1966.

Su relación con Londres siempre fue muy estrecha y la capital británica ha celebrado al gran maestro entre 2015 y 2016, para conmemorar el quincuagésimo aniversario de su muerte. La exposición ‘Giacometti: Pura presencia’ en la National Portrait GalleryEnlace externo reunió cerca de 60 obras del artista –por primera vez, todas ellas dedicadas al retrato, tanto en la escultura como la pintura.


Traducción del italiano: Belén Couceiro

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×