Navigation

Fabian Cancellara, el 'Espartaco' suizo

A sus 27 años el ciclista Fabian Cancellara aspira al oro en los Juegos Olímpicos de Pekín. Reuters

El ciclista de Ittigen, a las afueras de Berna, es -con Roger Federer- la más firme esperanza de medalla para Suiza en los Juegos Olímpicos de Pekín.

Este contenido fue publicado el 11 agosto 2008 - 14:27

El 13 de agosto de 2008 Fabian Cancellara correrá por el oro en la contrarreloj olímpica. Ya ganó el bronce en la prueba de fondo del pasado sábado.

"¡Hace ya cuatro años que espero este momento! Sé muy bien que sólo se trata de una carrera contrarreloj. Pero esa carrera es más importante que las demás y voy a hacer todo lo posible por ganarla", afirmaba hace algunas semanas Fabian Cancellara.

Tras un comienzo de temporada espectacular, en el que ha ganado -entre otras pruebas- la Milan–San Remo y la carrera de cinco días del Tirreno al Adriático, el corredor bernés brilló en la Vuelta a Suiza y en el Tour de Francia.

Como el año pasado Cancellara ha vestido también este año el maillot amarillo durante algunos días.

El año pasado el ciclista bernés, tras alzarse con el triunfo en la etapa prólogo disputada en Londres y después en la tercera etapa del Tour, logró conservar el maillot de líder de la prueba durante siete jornadas consecutivas.

Guerrero de la carretera

Con su físico de gladiador y una mentalidad de hierro, Cancellara, auténtico luchador de la carretera, ha sido rebautizado por sus compañeros con el nombre de 'Espartaco'.

Al igual que el mítico esclavo rebelado contra Roma, Fabian Cancellara acumula victoria tras victoria. En el seno del gran pelotón su fama va creciendo poco a poco y sus dos títulos de campeón del mundo en la prueba contrarreloj, logrados en 2006 y 2007, hacen de él un serio aspirante al título olímpico de la disciplina.

Yvan Girard, entrenador del equipo nacional junior desde 1997 a 2005, reconocía el año pasado en una columna del diario friburgués 'La Gruyère', que el joven Cancellara estaba ya "muy por encima del montón" en materia de cronómetro.

Su enorme calidad como rodador le ha permitido imponerse ya en varias clásicas, como la Milán-San Remo o la Paris-Roubaix el año pasado, convirtiéndose así en el segundo suizo que ha logrado ganar en 'el infierno del Norte', 83 años después de Henri Suter.

Pekín, objetivo prioritario

Sin embargo, Cancellara intentará lograr la consagración de su carrera sobre las carreteras chinas. Después, tal vez fije su objetivo en una de las grandes carreras ciclistas: el Tour de Francia o el Giro de Italia.

Desde hace unos meses, el bernés tiene marcada la fecha del 13 de agosto de 2008. Como gran favorito de la prueba, el ciclista suizo prepara meticulosamente esa cita e incluso ha conseguido permiso para llevar consigo a su masajista y a un mecánico de su equipo del CSC.

"Sé por experiencia que no soy capaz de trabajar en las mejores condiciones con personas a las que no conozco bien y que desconocen lo que yo necesito", afirma. "Cada uno tiene sus automatismos y me siento mucho más seguro con mi personal".

La presión, una energía positiva

Aunque había visto ya el recorrido de la carrera en un DVD, Fabian Cancellara viajó con tiempo suficiente a China para reconocer por sí mismo el terreno de la prueba.

"Me he entrevistado en diferentes ocasiones con los responsables de 'Swiss Olympic' y de 'Swiss Cycling', pero sólo podré hacerme una idea precisa cuando esté sobre el terreno", señaló. "Al llegar pronto es más fácil aclimatarse y poder escoger mejor mi lugar de entrenamiento".

Como para convencerse mejor de sus posibilidades, el bernés confirmó tener ahora la experiencia necesaria para manejar una carrera contra el cronómetro, independientemente de la importancia de la prueba.

"Con el transcurrir de los años y de las carreras he aprendido a transformar en energía la presión de una cita de estas características. Si uno se deja 'hundir' por la presión, ya ha perdido. Y de eso, ni hablar."

swissinfo, Mathias Froidevaux
(Traducido del francés por José M. Wolff)

Datos biográficos

Fabian Cancellara nació en Wohlen, cantón de Berna, en 1981. En los medios ciclistas le apodan 'Espartaco'.

Campeón del mundo junio de contrarreloj, en 2001 el ex aprendiz de electricista se hizo profesional, fichando por el equipo Mapei. Entre 2003 y 2005 corrió para el equipo Fassa Bortolo y en 2006 pasó al equipo CSC.

Mide 186 cm y pesa 80 kg, lo que explica su poderío en las pruebas contra el reloj (doble campeón del mundo), en las clásicas de un día y en las llegadas apretadas, en las que consigue destacarse de un pelotón lanzado a gran velocidad.

End of insertion

Palmarés

Este año ha vencido en la clásica Milán–San Remo y en la prueba Tirreno–Adriático. También ha terminado segundo en la París–Roubaix (carrera que ya ganó el año pasado).

Ha sido campeón del mundo de contrarreloj en 2006 y 2007. Y ha ganado varias etapas del Tour de Francia, competición en la que llevó el maillot amarillo durante 7 días en 2007.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.