Farmacéuticas suizas en proceso contra una ley sudafricana

swissinfo.ch

En la capital sudafricana, Pretoria, comenzó este lunes un proceso lanzado por 41 empresas farmacéuticas, entre ellas las suizas Roche, Novartis y Janssen-Cilag, en contra de una ley en favor de bajos precios para medicamentos genéricos. Alegan que esta legislación afecta los derechos de patente.

Este contenido fue publicado el 06 marzo 2001 - 10:43

El conflicto inicio cuando en 1997, el Gobierno de Sudáfrica adoptó una ley para poder importar copias a bajo precio de tratamientos en contra del Sida, fabricados en India y Brasil.

Hasta ahora esta legislación aún no esta en vigor ya que 41 multinacionales farmacéuticas, entre ellas 3 de origen helvético, han recurrido a la justicia para impedir su imposición.

En Novartis y Roche se rechaza comentar sobre este recurso lanzado por la Asociación de productores farmacéuticos de Sudáfrica, a nombre de las 41 multinacionales estadounidenses y europeas.

Estas empresas consideran que la nueva ley es inconstitucional porque otorga poder total al ministerio de Salud sudafricano par suspender las patentes que protegen a los medicamentos, a fin de autorizar la producción o importación de copias en el mercado.

Para Sudáfrica lo que esta en juego es el poder dar tratamientos a 4 millones de cero positivos. Una terapia cuesta 10.000 dólares por paciente cada año. El mismo tratamiento, fabricado en Bombay, es vendido por 350 dólares.

Ciertamente, los gigantes farmacéuticos deben cubrir enormes gastos de investigación para crear estos medicamentos, sin embargo, para ellos, África representa sólo el 1% de sus ventas a escala mundial.

En los últimos meses las multinacionales aceptaron bajas en el precio que no son suficientes, según indican las organizaciones Médicos sin Fronteras y Oxfam, que han lanzado una campaña internacional para reclamar mayor justicia en el acceso a estos tratamientos.

Para la organización de ayuda Oxfam el proceso situará que es más importante, si los intereses comerciales de los consorcios o el derecho humano por intentar sobrevivir, señala esta ONG.

El proceso en Pretoria dará sin duda una señal para continuar o no la lucha a favor de precios más adecuados para aquellos que más requieren de este apoyo en los países pobres.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo