Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Fase 6: Pandemia mundial por el virus A/H1N1

En Hong Kong, las autoridades ordenaron el cierre de escuelas primarias luego de que una docena de escolares contrajeran el A/H1N1.

(Keystone)

La Organización Mundial de la Salud (OMS) decretó este jueves la fase 6, es decir, el estado de pandemia mundial por la gripe A/H1N1. El anuncio se produjo durante una reunión de urgencia de ese organismo en Ginebra.

En Suiza, las medidas necesarias para hacer frente al flagelo han sido adoptadas, asegura Patrick Mathys, de la Oficina Federal de Salud Pública (OFSP).

Por primera vez desde hace 41 años, la OMS declaró el estado de pandemia mundial. El aumento de los casos contabilizados de gripe provocada por el virus A/H1N1, en particular, en Estados Unidos, Europa, Australia y Sudamérica, condujo a los expertos del Comité de Urgencias de la organización, reunidos en Ginebra, a declarar la fase 6 del nivel de alerta a partir de este jueves.

Ninguna gran convulsión se prevé en Suiza, donde el virus ya contaminó a una veintena de personas, como lo confirma la Oficina Federal de Salud Pública (OFSP) por voz de Patrick Mathys, jefe de la sección 'Preparación de pandemia'.

swissinfo.ch: La OFSP repitió la semana pasada que la gripe A no representaba un gran peligro para la población suiza. ¿Eso no va contra las recientes advertencias de la OMS?

Patrick Mathys: Dadas las condiciones actuales, no es exagerado afirmar que el virus seguirá propagándose. El aumento de casos alrededor del mundo indica claramente que el virus no puede ser controlado y que continuará extendiéndose.

swissinfo.ch: ¿Qué significa que la OMS haya decretado la fase de pandemia? ¿Qué medidas concretas se tomarán en Suiza?

P.M.: Suiza está bien preparada. Hemos adaptado nuestras medidas a la situación internacional y actuamos de acuerdo a las necesidades de la situación. No se prevén ulteriores disposiciones con la decisión de la OMS de pasar a la fase 6.

swissinfo.ch: La OMS también quiere revisar su sistema de alerta para evitar malentendidos. ¿No hubiera tenido que hacerlo hace mucho tiempo?

P.M.: Todo el sistema de alerta pandémica hasta ahora estaba pensado para hacer frente a virus que causan enfermedades graves.

Se pudo constatar la aparición de nuevos tipos de virus de la gripe.

Efectivamente, tienen un determinado potencial pandémico, pero las enfermedades que causan son de gravedad menor y requieren menos medidas de precaución. Es una lección que todos los países pudieron extraer de los acontecimientos actuales.

swissinfo.ch: ¿Qué conclusiones concretas se obtuvieron de las epidemias del síndrome respiratorio agudo severo (SRAS) y de la gripe aviaria?

PM.: El SRAS nos mostró con qué rapidez una enfermedad infecciosa puede viajar en el mundo y con qué rapidez nuevos virus pueden extenderse. Eso nos impulsó a adaptar nuestro dispositivo de crisis. Hoy sacamos provecho de ello.

swissinfo.ch: Como para la gripe aviaria, el Tamiflu es el medicamento utilizado contra la gripe A/H1N1. ¿Aunque estamos en un mundo globalizado, la profilaxis y los medicamentos no siguen siendo un privilegio de los países occidentales?

PM.: Existe, como para todas las demás enfermedades, un gran abismo entre los países industrializados y los países en vías de desarrollo. El hecho de que los países en vías de desarrollo no puedan aprehender esta situación epidémica de la misma manera que los países occidentales plantea problemas. No obstante, la OMS dispone de una reserva de Tamiflu que puede poner a disposición de la comunidad internacional en caso de urgencia.

swissinfo.ch: ¿Estos distintos virus de la gripe no ponen en entredicho nuestra manera de concebir la cría animal masiva?

P.M.: Hasta hoy no se ha establecido claramente dónde y bajo qué condiciones apareció la nueva gripe. La transmisión del virus del animal al hombre existirá siempre. La urbanización creciente y la movilidad global, que de nuevo demostró con qué velocidad estos nuevos virus podían propagarse, son factores mucho más importantes en la propagación de los virus que la cría masiva.

Corinne Buchser, swissinfo.ch
(Traducción y adaptación: Marcela Águila Rubín)

GRIPE A/H1N1

Cifras.- Según el último balance publicado miércoles por la OMS, el virus A/H1N1 de la gripe porcina ha contaminado a 27.737 personas en 74 países y ha causado 141 decesos. En Suiza, 20 personas fueron infectadas por el virus.

Extensión.- Se registra una progresión especialmente importante de la epidemia en Chile. En 48 horas, el número de personas contaminadas pasó de 400 a 1.700. Los países más afectados hasta ahora son Estados Unidos (13.000 enfermos/27 víctimas mortales), México (5.700/106) y Canadá (2.400/4).

Síntomas.- Son similares a los de la gripe estacional: fiebre, escalofríos, dolor de garganta, dolores musculares, dolores de cabeza, estornudos y cansancio. Algunos enfermos sufren también náusea, vómitos y diarrea.

Transmisión.- Los expertos piensan que el virus se transmite de la misma manera que los otros virus, o mediante gotitas ricas en virus procedente de la tos y los estornudos de las personas infectadas o por el contacto de las manos.

Fin del recuadro

TAMIFLU

Reservas. Suiza posee reservas de Tamiflu que podrían permitir el tratamiento de una cuarta parte de la población en caso de pandemia. Según el ministro de Salud, Pascal Couchepin, sería el número de enfermos en el peor de los escenarios..

Acceso. El Gobierno aprobó recientemente la compra de 40.000 embalajes suplementarios de Tamiflu. La reserva urgente garantiza un acceso rápido al medicamento antiviral en caso de escasez temporal.

Fin del recuadro
(swissinfo.ch)
(swissinfo.ch)


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×