Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Filial de Swisscom en la batalla de licitaciones alemanas

La asociada de Swisscom quiere ampliar su alcance comercial.

(Keystone)

La filial Debitel de la empresa Swisscom se encuentra entre las firmas que participan en el proceso alemán de licitación de telefonía móvil de tercera generación (3G).

En la puja, que se lleva a cabo en la población alemana de Mayence, toman parte siete empresas y están en juego entre cuatro y seis licencias UMTS. El resultado de la adjudicación se conocerá, según lo previsto, dentro de una semana.

Entre los candidatos están también los cuatro operadores móviles que cuentan ya con presencia en el mercado alemán: Deutsche Telekom, Eplus, Viag y Mannesmann/Vodafone. Se trata de competidores de peso completo en su género.

El resto de los participantes son France Télécom, la Telefónica española, aliada de la finlandesa Sonera y, Swisscom, con su filial Debitel.

El proceso de licitación ha suscitado un gran interés en medios especializados. De él surgirán algunas luces para establecer los montos que las sociedades de telecomunicaciones estarán dispuestas a desembolsar para la adquisición de una licencia UMTS.

Por ahora los pronósticos sitúan la suma global entre 25.000 millones y 61.000 millones de euros, es decir, entre 39.000 millones y 95.000 millones de francos.

Ese amplio abanico traduce la incertidumbre que hay en el mercado luego de las licitaciones récord del pasado mes de abril en Gran Bretaña, en donde se lograron procesos por 38.400 millones de euros, diez veces más que lo previsto.

Ante un monto semejante, la vente en Holanda, la semana pasada, representó una masacre. Ese país no logró más de 2.680 millones de euros, lo que representó un monto tres veces menor al esperado.

De ahí que los precios de las licencias UMTS comiencen a sembrar el pánico entre los operadores que temen no poder sacar el adecuado provecho de sus inversiones si se toma en cuenta el hecho de que a los precios de las licencias hay que aumentar aquellos derivados de la construcción de las redes.

Al respecto, la Unión Internacional de Telecomunicaciones estima que el costo de las infraestructuras será de alrededor de mil millones de dólares para el año próximo y que en 2003 la cifra alcanzará los cinco mil millones.

Por lo pronto, los operadores prometen un sinfín de maravillas para el 2002 con los teléfonos G3: imagen y sonido, acceso a Internet, compra de boletos, transacciones bancarias. Empero, hasta el momento, la tecnología no ha sido verdaderamente dominada y nadie habla de los costos para los usuarios.

No es seguro que los abonados vayan a pelear por un acceso móvil a Internet, por ejemplo, a un precio tan alto. El fracaso de los costosos sistemas de telefonía por satélite confirmó que las novedades tecnológicas no generan necesariamente demanda.

"Queremos una licencia en Alemania, pero no a cualquier precio", explicó Swisscom.

Algunos observadores consideran la posibilidad de que una eventual derrota conduzca a la alianza con otro participante. En todo caso, y suceda lo que suceda, el operador helvético podrá aprovechar esta experiencia para el proceso de licitaciones UMTS suizas que tendrá lugar este otoño.

Luigino Canal

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Teaser Longform The citizens' meeting

«ALZATE LE MANI PER IL MIO COMUNE!»

The citizens' meeting

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes