Fiscal de Ginebra rebate acusaciones de misión parlamentaria francesa

Bernard Bertossa sale al paso para defender los esfuerzos de Suiza contra el blanqueo de dinero. Keystone Archive

Los diarios de Francia abordan este jueves, desde su óptica particular, el informe de la misión parlamentaria que en la víspera acusó a Suiza de "lucha aparente e insuficiencia de medios para combatir el blanqueo de dinero." En "Le Figaro", el fiscal de Ginebra, Bernard Bertossa, refuta esa tesis y defiende los esfuerzos de la Confederación en la materia.

Este contenido fue publicado el 22 febrero 2001 - 16:22

"Soy el primero en denunciar la hipocresía del sistema financiero suizo, pero Liechtenstein, Mónaco y sobre todo Londres acogen también fondos dudosos y estos países ni siquiera intentan separarlos" declaró el fiscal ginebrino Bertossa al rotativo.

"Londres maneja importantes cantidades de dinero sucio, del que jamás se dice nada. Allí no hay jueces de instrucción. Los magistrados no pueden abrir investigaciones. Los policías podrían hacerlo, pero dependen directamente del Estado", precisó.

El fiscal Bertossa manifiesta a "Le Figaro" sus temores de que estas críticas virulentas del informe de la misión parlamentaria francesa perjudiquen el acercamiento de Suiza con la Unión Europea. "Estas críticas y sus amenazas de sanciones no favorecerán la adhesión de los suizos, ya desconfiados" precisa.

Bertossa destaca los esfuerzos sustanciales de Suiza para reducir el blanqueo de dinero y recuerda que los bancos han "revolucionado" su conducta, porque hoy son extremadamente cuidadosos en el manejo de capitales de procedencia potencialmente dudosa.

Desvirtuando la pertinencia de los términos de "depredador de las finanzas del mundo" y "lucha simulada", que emplea el informe de la misión parlamentaria francesa refiriéndose a Suiza, Bertossa pone de relieve el expediente favorable de la Confederación en la lucha contra el crimen financiero y, sobre todo, su disposición a extender su cooperación legal a otros países.

Las explicaciones del fiscal de Ginebra, Bernard Bertossa, al diario francés "Le Figaro" se suman a la enérgica reacción del Ministerio de Finanzas que, en la víspera, relativizó la importancia y la pertinencia del informe en cuestión.

La Asociación Suiza de Banqueros desestimó también el polémico estudio. Para ilustrar la situación, el portavoz de los banqueros, James Nason, declaró: "mi impresión general es que el señor Montebourg (portavoz de la misión parlamentaria francesa) y su equipo vinieron a Suiza con los ojos cerrados y con el único propósito de confirmar sus prejuicios".

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo