Navigation

Gesto de Alemania en favor de Suiza

Moritz Leuenberger, ministro suizo de Transportes (izq.) con su homólogo alemán, Manfred Stolpe. Keystone

El ministro suizo de Transportes obtiene una prórroga para la entrada en vigor de las restricciones de vuelos al aeropuerto de Zúrich.

Este contenido fue publicado el 26 junio 2003 - 14:59

La medida, que debía entrar en operación el 10 de julio, fue aplazada para finales de octubre.

Moritz Leuenberger y su homólogo alemán, Manfred Stolpe, lograron un acuerdo al término de dos días de entrevistas en la ciudad alemana de Bonn.

Sin ese compromiso, el aeropuerto de Zúrich entraría en el impasse desde el 10 de julio próximo, fecha en la que los sobrevuelos de Bade-Wurtemberg, en el sur de Alemania, habrían sido nuevamente limitados.

Periodo de adaptación

En tiempo de lluvia, entre 10 y 30 aviones por día no habrían podido aterrizar en Kloten durante los horarios de restricción, es decir, muy temprano por la mañana y ya tarde en la noche.

Los aterrizajes por el lado este- sola alternativa actual a la llegada por el norte- son imposibles para los aviones grandes en caso de mal tiempo toda vez que la pista queda reducida.

En cuanto a las llegadas a Zúrich por el sur, que la Confederación autorizó en forma reciente, no serán posibles sino hasta finales de octubre en virtud de que la sociedad suiza de control aéreo, Skyguide, requiere tiempo para adaptar sus procedimientos.

En el caso de que Berlín hubiera apretado los tornillos el 10 de julio, como tenía previsto, los aviones trasatlánticos habrían tenido que ser desviados a otros aeropuertos o mantenerse en las zonas de espera.

Tres etapas

“Esa situación habría tenido consecuencias dramáticas para el aeropuerto y sobre todo para Swiss, afectada ya gravemente”, indicó este jueves el ministro suizo de Transportes.

Alemania aceptó finalmente, ‘in extremis’, el escalonamiento de las restricciones aéreas en tres etapas que se desarrollarán de finales de octubre del 2003 a finales del mismo mes del año siguiente, para que todos los aviones puedan aterrizar en Kloten.

En contraparte, Suiza se comprometió a suprimir dos zonas de espera que hacen que los aviones sobrevuelen territorio alemán.

Por otra parte, Suiza y Alemania convinieron en arreglar en forma conjunta la organización del control aéreo en la zona fronteriza, para garantizar la seguridad del tráfico.

Alivio en Zúrich

Unique, la sociedad de administra el aeropuerto de Zúrich-Kloten, recibió con beneplácito el acuerdo.

Empero, el portavoz de la empresa, Jörn Wagenbach, advirtió: “se evitó lo peor, pero el problema de fondo no se ha solucionado”.

En Swiss, al compañía aérea suiza de bandera, también se dieron muestras de alivio: las consecuencias más severas de una reorganización del tráfico aéreo de Zúrich podrán ser evitadas momentáneamente.

swissinfo y agencias

Contexto

El acuerdo aéreo de 1984 preveía una repartición equitativa entre Suiza y Alemania de los perjuicios ocasionados por el ruido de los aviones.

Desde entonces aumentaron los sobrevuelos del sur de Alemania. En el 2000, 92% de los aviones, es decir, 150 mil aparatos, aterrizaban cada año en Kloten por el norte.

En el 2001 se concluyó un nuevo acuerdo que preveía limitar el número de sobrevuelos a 150 mil y luego a 100 mil, tras un periodo de transición.

El Parlamento suizo rechazó el acuerdo en marzo del 2003.

Los alemanes redactaron un reglamento unilateral.

El sobrevuelo de su territorio quedaba prohibido de las 21:00 a las 07:00 horas durante la semana y de las 20:00 a las 09:00 horas en fines de semana y días feriados.

El número de sobrevuelos autorizados se redujo de 150 mil a 110 mil.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.