Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Ginebra, cuna de paisajistas

'Démocrite et les Abdéritains' 1817. Achile-Etna Michallon Óleo sobre tela (Imagen: © Paris, Ecole nationale supérieure des beaux-arts)

El Museo Rath de Ginebra presenta la primera retrospectiva consagrada al fundador de la escuela ginebrina del paisaje, Pierre-Louis De la Rive.

Las autoridades culturales de la ciudad de Ginebra han querido hacer justicia a este pintor, descubridor de las zonas alejadas de la montaña suiza y, por eso, uno de los grandes maestros del arte del siglo XIX.

Pero más allá de esta retrospectiva, la muestra del Museo Rath, que reúne cerca de 100 obras, busca situar la obra de De la Rive en la historia de las artes de la Suiza de expresión francesa.

Por eso, la institución cultural presenta también en esta ocasión las obras de François-Xavier Fabre, Achille-Etna Michallon y Anne-Louis Girodet, con el fin de poner en evidencia el estatuto que la escuela paisajista tuvo a principios de 1800.

"La puesta en valor de la dimensión europea de este pintor sigue siendo un eje fundamental de la manifestación, en la medida en que De la Rive fue formado en Mannheim y en Dresden; después en Roma, antes de exponer en París alrededor de 1800 y de ser buscado por los coleccionistas hasta en San Petesburgo, en Rusia", dijo Paul Lang, uno de los responsables de la exposición.

Trayectoria personal

El recorrido de la muestra retraza la evolución del artista. A partir de los cuadros llamados "itálicos", de 1786 a 1789, hechos de una composición larga y completamente estructurada (y que se inscriben en la gran tradición de los paisajistas de la Academia de Francia y de Jacob Philipp Hackert), la muestra llega hasta otras expresiones del pintor.

Pierre-Louis De la Rive privilegia, desde 1790, los sitios al borde del lago Lemán, más bucólicos, bañados de una luminosidad italianizante, para poder consagrarse, después, en el transcurso de su exilio (en Berna, de 1794 a 1797) a los paisajes de la Suiza central.

Poco después, en 1800, el artista deja de lado los "sitios ideales" y se consagra a los paisajes alpinos, conjugando en sus iconografías las preocupaciones topográficas y una sensibilidad prerromántica.

Inventor del paisaje alpino

Así, pintó la primera representación autónoma del gran Mont Blanc en 1802 y, de hecho, es considerado como el inventor del paisaje alpino, seguido por Charles Joseph Auriol y Wolfgang-Adam Töpffer.

En la historiografía del arte de Ginebra, Pierre-Louis De la Rive es considerado como uno de los más importantes precursores de los pintores del siglo XIX.

La exposición estará abierta al público hasta el próximo 5 de mayo y los banqueros privados, agrupados en torno a Mirabaud & Cie., brindaron uno de los mejores patrocinios para el montaje y la difusión de la misma.

"Mas allá de los criterios que nos seducen en De la Rive, presentar nuestra colección es una manera de estrechar los lazos que nos unen con Ginebra. Además, una exposición como ésta, y el sostén que le proporcionamos, resulta de nuestro compromiso para favorecer la vida artística y cultural de una ciudad a la que queremos mucho", dijo Pierre Mirabaud, uno de los asociados de Mirabaud & Cie.

Enrique Dietiker, Ginebra


Enlaces

×