AFP internacional

El logotipo del grupo de materias primas Glencore, en la sede de la compañía en Baar, Suiza, en una imagen del 10 de octubre de 2015

(afp_tickers)

El grupo suizo de materias primas Glencore anunció este jueves un acuerdo con el grupo mexicano G500 para suministrar a estaciones de servicio en el país, donde se está liberalizando el precio de los combustibles.

El acuerdo de coempresa incluye el suministro de petróleo así como de servicios anexos para proveer una red de estaciones de servicio que podría llegar a contar con hasta 1.400 puntos de venta, indicó Glencore en un comunicado.

El G500, creado en 2014, es un consorcio de propietarios de estaciones de servicio lanzado cuando se comenzó a desregular el sector petrolero en México.

Representa actualmente el 12% de las estaciones de servicio del país, muy presente en el centro.

Los cambios en el sector petrolero en México abren una oportunidad para Glencore, señaló el grupo en un comunicado. Alex Beard, director de actividades petroleras del grupo suizo, subrayó que el acuerdo con G500 permitiría "extender la presencia en los productos finales y al detalle".

En marzo, la compañía petrolera británica BP había anunciado que crearía una red de estaciones de servicio en el país con hasta 1.500 puntos de venta.

En agosto de 2014, el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, que intenta redinamizar el sector petrolero, firmó una reforma histórica que puso fin a 80 años de monopolio estatal en el sector y abrió la explotación petrolera en México a las empresas privadas extranjeras.

La mexicana Pemex tenía hasta entonces el monopolio de la venta y distribución de combustible.

La primera etapa en el proceso de apertura al sector privado del mercado de combustibles y de la liberalización de precios, inicialmente prevista en 2018, empezó a principios de este de año, lo que provocó una ola de protestas por el alza brutal del precio de la gasolina.

El Gobierno mexicano anunció entonces la firma de un acuerdo con empresas, sindicatos y organizaciones de campesinos para evitar el aumento de los precios de los productos de base, aunque mantuvo el aumento del precio de los combustibles.

El presidente mexicano lo justificó por el aumento de los precios internacionales del crudo y la decisión del Gobierno de tocar los programas de salud y de ayuda social.

México, que alberga importantes reservas de petróleo, importa más de la mitad del combustible que consume.

AFP

 AFP internacional