Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Gran festejo de tradiciones populares en Interlaken

El 17 de agosto de 1805 se realizó la primera Fiesta de Unspunnen. (unterseen.ch)

Del 1° al 3 de septiembre, Interlaken será sede de las expresiones populares más conocidas de Suiza: luchadores, lanzadores de piedras, cantantes de yodler y grupos musicales folklóricos.

La 'Unspunnenfest' celebra dos siglos de existencia. En tres días de esta fiesta, "reflejo del alma popular suiza", se ofrece desde danzas hasta un desfile.

La fiesta de los pastores alpinos y de los grupos folclóricos conocida como la 'Unspunnenfest' reúne desde hace 200 años a hombres y mujeres que encarnan las expresiones más fieles de la cultura popular helvética.

Esta manifestación es un acontecimiento extraordinario, pues en los dos siglos de su existencia se ha realizado únicamente en ocho ocasiones. La edición 2006 es la novena en su historia.

Tras los festejos de 1805 y 1808 debieron pasar casi cien años para que de nuevo se organizara este encuentro entre el pueblo y la ciudad en 1905. Después hubo que esperar el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Ahora o nunca

Agosto de 2005 era la fecha indicada para festejar los 200 años de este encuentro popular, no obstante, las pésimas condiciones climáticas que causaron graves inundaciones en la región de Interlaken provocaron que se cancelara diez días antes de su realización.

La celebración no tendrá pues lugar 200 sino 201 años después. Sus organizadores cuentan con que este segundo intento se logre, como indica su lema de esta edición: "Ahora o nunca".

"Interlaken será durante tres días el sitio de la celebración de las costumbres populares suizas", comenta Ueli Bettler, presidente del comité organizador.

Se dará continuidad a una larga tradición, "que desde hace 200 años conserva, renueva y presenta nuestras costumbres populares".

Y su prevalencia se debe, opina Bettler, "a que actualmente en Suiza existe un gran interés en favor de la cultura popular y el patrimonio de Suiza".

Palabras bellas

En 1805, cuatro aristócratas berneses escenificaron el primer festejo. Uno de estos precursores, el alcalde bernés Niklaus Friedrich von Mülinen, escribió ese año:

"Esta fiesta se celebra con el fin de revivir las valiosas y antiguas tradiciones de nuestros antepasados. Deben alcanzarse nuevos lazos de amistad entre la gente de la ciudad y la del campo. La buena voluntad y la concordia mutuas que han dado a nuestra patria fuerza, fama y gloria desde hace siglos deben brotar y florecer de nuevo."

Propósito político

Lo cierto es que la razón del festejo ideado por los patricios berneses era integrar mejor a los pueblos de montaña dentro de las estructuras cantonales.

En ese entonces la población campesina se mostraba inconforme porque -tras el dominio de Napoleón- se había constituido en 1803 el Gran Consejo del gobierno de Berna con 125 representantes de la ciudad de un total de 195. Sólo pocas personas influyentes de la provincia podían participar en las elecciones cantonales.

Los organizadores de la 'Fiesta de Unspunnen' disimularon sus verdaderas intenciones políticas al señalar como único objetivo de la manifestación el hecho de "hacer revivir y perpetuar las viejas tradiciones y placeres de nuestros ancestros". Una meta que fue alcanzada: la música popular y el casi ya desconocido cuerno alpino recobraron un nuevo impulso.

Además, la celebración tuvo mucho eco en los diarios de la época y aportó un empuje decisivo al turismo de la región bernesa de montaña cuando apenas se encontraba en ciernes.

Pese al "Pan y a la diversión" la inquietud subsistió

En cuanto al objetivo político de origen, los aristócratas berneses no consiguieron calmar el enojo de la gente de la montaña, ni siquiera cuando el festejo se repitió en 1808.

La situación política se agravó. En 1814 los patriotas de las montañas bernesas fueron abatidos militarmente y se puso fin a todo ambiente festivo.

Hasta que en 1905, 100 años después de la primera fiesta, se realizó la tercera edición de la "Unspunnenfest". Ya en ese momento el abismo que separaba a la ciudad y al campo se había reducido, al menos en parte. El mito alpino era entonces el mito fundador del nuevo estado federal, hasta llegar a su máximo apogeo en las décadas de los años 30 y 40 del siglo pasado, gracias a la idea de la "defensa intelectual" del país.

La resurrección de esta celebración cultural tuvo lugar en 1946 al hacerlo como fiesta de los pastores alpinos y de los grupos folclóricos. Desde entonces, la 'Fiesta de Unspunnen' vuelve más o menos cada diez años.

swissinfo, Jean-Michel Berthoud
(Traducido del alemán por P. Islas)

Datos clave

'Unspunnenfest' 2006:

Del 1° al 3 de septiembre en Interlaken.

4.000 participantes activos

50.000 visitantes

1.500 ayudantes en la manifestación.

Presupuesto: 2 millones de francos.

Fin del recuadro

La piedra de Unspunnen

Símbolo y marca del arraigado juego nacional del lanzamiento de piedras de las regiones campesinas suizas, esta piedra ha sido robada dos veces por separatistas del cantón Jura.

Los participantes de la parte alpina de la región de Appenzell llevaron a la primera fiesta de 1805 una piedra de 184 libras, la misma que desapareció tras el festejo y permaneció ilocalizable.

Para la segunda edición de la fiesta se mandó preparar otra piedra, esta vez de 167 libras.

En 1947, el lanzamiento de la Piedra de Unspunnen se convirtió en una competición oficial de lucha del cantón de Berna y en los festejos a nivel federal.

En 1984, la piedra fue robada del Museo Turístico de Interlaken por los Béliers, jóvenes separatistas del Jura. Éstos exigían la independencia total del Jura del cantón de Berna a cambio de la devolución de este símbolo del festejo de Unspunnen. Un duplicado sustituyó a la histórica roca.

En agosto de 2001 la piedra fue devuelta en Saignelégier a la esposa de el entonces embajador alemán, Thomas Borer, la estadounidense Shawne Fielding-Borer.

En agosto de 2005 los Béliers volvieron a robarla de una sala donde se exhibía en el Gran Hotel & Spa Victoria Jungfrau. Por ello se volverá a utilizar el duplicado para la fiesta de 2006.

Fin del recuadro


Enlaces

×