Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Grecia: ¿Estado náufrago? “Los culpables son los pececitos, no los navieros”

El cielo de Atenas, lejos de estar despejado. 

(Keystone)

Harris Dellas, profesor de Economía en Berna, juzga con dureza a Grecia y a los griegos. La crisis del país, afirma, se explica por la corrupción, nepotismo y mentalidad de los habitantes. Para este ciudadano greco-estadounidense el ‘Grexit’ sería un desastre para el país, pero un alivio para la zona euro.

Tras alcanzar un acuerdo que prorroga cuatro meses las ayudas financieras, el gobierno griego presentó a sus socios de la zona euro un paquete de reformas que le comprometen a mantener un presupuesto estatal estable. Los dirigentes griegos quieren combatir con más rigor la evasión de impuestos y la corrupción.

Pero para Harris Dellas, economista de inspiración liberal, hay un largo trecho aún entre las palabras y los hechos. Entrevista.

swissinfo.ch: ¿Es el gobierno de Alexis Tsipras una buena opción?

Harris Dellas nació en 1958.

Especialista en macroeconomía y profesor de Economía Pública en la Universidad de Berna desde 1998.

Posee las nacionalidades griega y estadounidense.

Fin del recuadro

Harris Dellas: Todos los gobiernos griegos que conozco han querido actuar enérgicamente contra la corrupción y el fraude fiscal. Pero no lo han logrado. Es claro que hay que encarar estos problemas. Pero, ¿por qué deberíamos creer en el gobierno de Tsipras? Y ¿cómo logrará el éxito que se propone? ¿Tiene acaso mayor conocimiento y experiencia, o una voluntad mayor con respecto a sus antecesores?

Los principales responsables del fraude fiscal no son los grandes navieros o los oligarcas, como lo oímos sin cesar. Son las pequeñas empresas y los trabajadores independientes como fontaneros, electricistas, comerciantes, médicos, abogados, etc. Hay millones de peces pequeños. La pregunta es cómo pescarlos y la respuesta, al menos para mí, es un enigma. Las pérdidas fiscales del estado se cifran en varios miles de millones (de euros). La mayoría de esta gente votó por Syriza asumiendo que este partido no aumentaría los impuestos

Profesor Harris Dellas.

(swissinfo.ch)

swissinfo.ch: Grecia estrenó gobierno a finales de enero. ¿También son corruptos Alexis Tsipras y su equipo?

H.D. Son corruptos en el sentido de que han sido elegidos por las personas más corruptas de Grecia, esto es, por los sindicatos y el servicio público. La mitad de los empleados estatales votaron por Alexis Tsipras. Así que este último no va a tomar el riesgo de enemistarse con su electorado. La gran mayoría de la gente que votó por Syriza lo hizo para no perder sus privilegios.

swissinfo.ch: La corrupción, el nepotismo y el fraude fiscal están ahí. Pero, ¿qué necesita Grecia para salir de sus problemas?

H.D.: Otro fenómeno que se observa en Grecia es el número de trabajadores independientes. Esto es un problema. En países desarrollados, como Alemania o Suiza, la mayor parte de las actividades económicas son realizadas por empresas grandes que son fáciles de controlar.

Si yo estuviera a cargo, confiaría la recaudación de impuestos al despacho McKinsey o a las autoridades fiscales estadounidenses o alemanas fijándoles como misión la recolección de 20 000 millones de euros. No se puede confiar en el fisco griego: sus funcionarios son corruptos, incompetentes y actúan a partir de sus propios móviles políticos.

swissinfo.ch: Siempre se habla de la mentalidad del país como una de las razones de la actual “tragedia griega”…

Se extiende la ayuda

Los ministros de Finanzas de la zona euro concedieron “luz verde” este martes a una extensión para el programa de asistencia para la economía de Grecia. Pero sustentaron esta decisión en un plan de reformas propuesto por Atenas.

Los compromisos de cambio del nuevo gobierno griego –especialmente en materia de fraude fiscal y corrupción- sirvieron de punto de partida para un acuerdo que prorrogará cuatro meses el plan de rescate griego, según declaró la Comisión Europea esta semana.

Un nuevo capítulo en los apoyos canalizados a Grecia que conjuran el riesgo de la suspensión de pagos para este país.

Fin del recuadro

H.D.: El problema es que todo mundo ve al Estado como un enemigo. No se tiene ninguna confianza en él. Una reacción que está en gran medida justificada. Los griegos son ajenos a la realidad y viven en una ilusión. Más aún, siempre responsabilizan a los otros de sus propias miserias y de su falta de progreso. La mentalidad griega está marcada por una influencia Oriental; siempre ha sido así. Los griegos no quieren asumir responsabilidades y actúan de forma egoísta: hacen todo para aprovecharse aunque esto implique que la mitad de Grecia se hunda.

swissnfo.ch: Desde su perspectiva es pues la población griega la responsable de su miseria y no Alemania o la Unión Europea…

H.D. Evidentemente, así es. El gobierno no cae del cielo, es elegido. Siempre hay partidos que proponen alternativas y quieren modernizar al país. Los griegos deben darse cuenta algún día hasta qué punto es compleja su situación para poder asumir responsabilidades. Lo peor de todo es que las mentes más brillantes del país se han ido durante los últimos tres años.

swissinfo.ch: La pobreza y el desempleo han aumentado tras la aplicación del programa de rescate. Alexis Tsipras prometió devolver la esperanza, dignificar a la gente y sacar al país de la crisis, pero sin afectar a los pobres. ¿No es comprensible pues que la gente esté a favor de este cambio?

H.D.: La gente está orgullosa y llena de esperanza, ¿pero qué le aporta esto al país? ¿Acaso esos sentimientos se traducirán en nuevos empleos e inversiones? ¿No debe estar ligada la dignidad a un buen nivel de vida?

Debe entenderse que si la situación de Grecia es así de mala es porque mucha gente sufre. El nivel de vida en Grecia es bajo porque la productividad lo es también. ¿Cómo va incrementar Alexis Tsipras el ingreso de los pobres? Esto solo es posible vía inversiones y generación de empleos. Pero hace justo lo contrario, provoca la fuga de inversionistas debido a la incertidumbre que se deriva de su política, de las críticas que hace al sector privado.

swissinfo.ch: Pero, prácticamente, tampoco se crearon empleos durante el gobierno de Samaras…

H.D. Es verdad, Antonis Samaras también es un populista. La diferencia entre él y Alexis Tsipras es mínima. En materia de partidos griegos da lo mismo si son de izquierda o derecha, lo importante es conocer si creen en las empresas y en las economías modernas, o si son populistas y se hallan estancados en el pasado.

Desafortunadamente hay pocas personas con una posición europea moderna. Es la mayoría de quienes votaron por To Potami. Si este partido de centro estuviera hoy al mando habría esperanzas para Grecia.

swissinfo.ch: ¿El emprendedor griego George Koukis, quien se especializa en Ginebra en el universo del software, declaró recientemente a la televisión alemana que jamás invertirá en Grecia. La burocracia es abrumadora. Lo que en Ginebra toma cinco minutos, en Grecia puede tomar un mes. ¿Está exagerando?

H.D.: No, doy fe de lo mismo. Las condiciones existentes ahuyentan a los inversionistas. Los hombres de negocios son tratados como criminales. Es muy desgastante crear una empresa y hacerla funcionar. Nunca se sabe qué nuevo impuesto va a caer.

Hay hombres de negocios griegos que son exitosos en el extranjero y que invertirían en su propio país si hubiera un marco más favorable. Pero si uno quiere construir, el servicio arqueológico llega a investigar y revisar que no haya ninguna piedra antigua. Pero Grecia está llena de piedras antiguas.

swissinfo.ch: Escuchándole pareciera que la salida Grecia de la zona euro es algo que no debemos excluir. ¿Qué implicación tendría un ‘Grexit’?

H.D. Sería un alivio para la Unión Europea. Alemania, en particular, está cansada de los griegos. Desde mi perspectiva, Francia, España, Italia votaron contra la reducción de la deuda griega para respaldar la posición de Alemania, un país que es fundamental para estas tres economías.

Para Grecia, abandonar el euro sería un desastre. Necesitaría poner en marcha la máquina de imprimir billetes como ya ha sucedido en el pasado. La inflación escalaría al 200%. Los pobres se volverían aún más pobres. Habría aún menos inversionistas y no habría reformas. En resumen, Grecia se hundiría, pasaría del estatus actual que tiene de “estado moroso” a “estado náufrago”.


Traducido del francés por Andrea Ornelas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes