Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Guatemala: nuevo repaso al caso Haenggi

Silvio Giovanoli (izq.) y Nicolas Hänggi (der.) vuelven a comparecer ante la justicia de Guatemala.

(Keystone)

Este martes, (25.07) se reanuda en Izabal el sonado caso de narcotráfico que hace tres años involucró al ex director de Nestlé en Guatemala, Andreas Haenggi, a su hijo Nicolás y a un tercer ciudadano suizo, Silvio Giovanolli.

En cierto modo, el juicio vuelve a punto cero.

Durante el nuevo juicio de primera instancia se repasarán las páginas borrosas de este caso vergonzoso para la jusitica guatemalteca. Mientras tanto, los dos jóvenes suizos, Andreas Haenggi y Silvio Giovannoli, están a punto de cumplir, en agosto, tres años de encierro en el sector de máxima seguridad del centro preventivo capitalino.

Hagamos un poco de historia. En septiembre de 1998, un año después de haber encontrado un contenedor con 12 kilos de cocaína que salía desde Puerto Barrios hacia Europa y de haber encarcelado a los tres suizos, el doctor Hänggi fue condenado a 10 años de prisión y los dos jóvenes a 20.

En febrero de 1999, la apelación absolvió al padre que salió libre hacia Argentina, donde se encuentra hoy con su esposa y sus otros dos hijos. A Nicolás Haenggi y Silvio Giovannoli les dieron penas mitigadas y conmutables, pero no los dejaron en libertad hasta que la Corte Suprema de un fallo definitivo.

Esta instancia judicial de Guatemala ordenó, en abril pasado, una nueva apelación, e incluso anuló el juicio de primera instancia, cuyo juez se hizo tristemente célebre por su acoso sexual a la abogada de los Haenggi, que no cedió al chantaje. Desde entonces han transcurrido tres años.

Cualquier predicción en esta historia, que el mismo doctor Haenggi ha calificado de kafkiana, sería un juego al azar. El ex director de Nestlé también corre el riesgo de ser condenado, aún estando libre y lejos de Guatemala.

Para los dos jóvenes que llevan en sus rostros la evidencia de tres años de dura detención en las cárceles guatemaltecas, podría ser suficiente lo que pagaron, siempre y cuando sean efectivamente responsables de lo que se les imputa.

Pero en en este caso tan politizado por las autoridades locales de Guatemala y las presiones de la DEA de Estados Unidos, todo puede pasar. Al menos esa conclusión se desprende de un proceso llevado con irregularidades y vicios de fondo y de forma que prolongaron tanto esta odisea que, esperamos, llegue a buen fin y pronto.

Gianni Beretta.


Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes