Navigation

Hace 150 años llegaban 'los suizos de la esquina'

Los Andereggen bailaron toda la noche al compás de la orquesta valesana 'Los Alpes'. swissinfo.ch

Los 'Andereggen' de San Jerónimo Norte realizaron hace poco un gran encuentro familiar para conmemorar la llegada a la Argentina de sus primeros parientes suizos. Todo un acontecimiento.

Este contenido fue publicado el 14 agosto 2007 - 18:04

La oportunidad permitió a los descendientes de esta saga no sólo repasar recuerdos y compartir anécdotas, sino también dirigir la mirada a la patria distante de sus antepasados.

Superando todas las expectativas, cientos de portadores del apellido de una de las más antiguas familias del Obergoms (distrito del Alto Goms), en el cantón del Valais, acudieron a la cita convocada por Susana Andereggen, periodista, investigadora y apasionada por la historia de su familia suiza.

Durante el encuentro en la 'Asociación Cosmopolita', que reunió a más de 200 primos, tíos y abuelos que llegaron desde toda la Argentina, la anfitriona presentó el libro 'La Familia Andereggen, una familia de inmigrantes suizos', donde cuenta con detalles la historia de la llegada y el asentamiento de estos colonos helvéticos en el país sudamericano.

El libro mezcla, además, la historia de Suiza con la de Argentina y con la de Estados Unidos, porque hay una rama de la familia que se radicó en Chicago.

La obra de la periodista, calificada por la prensa local como "un testimonio invalorable que no sólo aporta a la historia argentina, sino también a la historia de la inmigración alpina", llevó diez años de investigación y contiene 200 páginas, donde están registrados 2.489 descendientes contabilizados entre Suiza, Argentina y Estados Unidos, según el árbol genealógico.

Aquel día de hace 150 años...

Corría el 1 de julio del año 1857 cuando Alexander Andereggen desembarcaba en las costas del río Uruguay. Estaba con otras 100 familias valesanas, algunas saboyanas y otras alemanas, y juntos fueron parte del grupo fundador de la colonia de San José, en la provincia argentina de Entre Ríos.

Eran tiempos difíciles en la Confederación y en esos años se iniciaba el éxodo de valesanos que partían en busca de un futuro mejor.

Se estima que entre 1850 y 1910 abandonaron el Valais unos 14.000 suizos. Argentina fue uno de los países que abrió sus puertas para recibirlos y surgieron así las primeras colonias en Esperanza, San Jerónimo Norte y San Carlos (Santa Fe), Baradero (Buenos Aires) y San José.

Los primeros diez años de la familia de Alexander transcurrieron en San José, donde trabajaron las tierras concedidas hasta convertirse en propietarios. Las tierras se fueron dividiendo cada más y ante la falta del desarrollo a partir de la agricultura, decidieron dedicarse a la cría de ganado vacuno y a la elaboración de productos lácteos, aplicando sus conocimientos valesanos.

Con el tiempo, una rama de los Andereggen se instaló en Rafaela en la que hay presencia desde los años 30 del siglo pasado, como así también en Sunchales, María Juana, Pilar, Garibaldi y Esperanza (todos pueblos santafesinos), Colón y San Salvador (en Entre Ríos), entre otros.

'Los de la esquina', antes de la Confederación

Susana cuenta a swissinfo que este apellido, según distintos escritos y versiones, como tantos apellidos valesanos, ha sido tomado de su lugar de residencia.

"En este caso se denominaba a estas personas como 'los de la esquina', (del alemán: 'an der Ecke', en la esquina) y de allí fue derivando hasta convertirse en Andereggen. Incluso antes de que se formara la Confederación Helvética en 1291, ya se encuentran documentos que certifican la existencia de este apellido".

En su libro, explica que en 1643, Alexander tomó la ciudadanía en el pueblo de Biel, en el cantón del Valais, convirtiéndose en el tronco de esta numerosa familia de la cual descienden los emigrados a América.
A la hora de hablar sobre lo que significa esta obra para ella, la escritora sostiene:

"Rastrear las huellas de nuestros antepasados resulta sin dudas una tarea apasionante, más aún cuando se ama profundamente a la familia y se valora el esfuerzo de la misma para abrirse camino entre las adversidades".

Relata que cuando fue a Suiza por primera vez lo único que tenía era una tarjeta que le había dado su padre:

"Decía que nosotros éramos suizos y que veníamos de tal pueblito, y con esa tarjeta me fui a buscar ese pueblo. No hablaba una palabra de alemán, así que llegué con ese papel y ahí en el pueblo me ubicaron con una familia Andereggen que estaba radicada ahí".

"Fue un choque muy fuerte porque me di cuenta de que ahí comenzaba mi propia historia, y de ahí surgió mi inquietud de que yo tenía que hacer algo para mejorar esas relaciones", asegura.

"En el transcurso del proceso de investigación y al descubrir de dónde venimos podemos formarnos una idea bastante acabada del origen de nuestro propio carácter y de nuestras costumbres, que a mi entender, nos permite profundizar e indagar en nuestro propio ser para resaltar las virtudes y corregir los defectos. En suma, para hacernos mejores personas".

La fiesta inolvidable

Pocos deben haber imaginado que el festejo de los Andereggen iba a congregar a tantos familiares que no dejaron de intercambiar saludos, preguntas, risas y anécdotas.

El intenso frío no logró aplacar la euforia que encuentros, reencuentros y presentaciones despertaron en los invitados, y mucho menos logró quitarles las ganas de bailar toda la noche al compás de los alegres ritmos que tocó la orquesta típica de música suizo-valesana 'Los Alpes'.

Ya entrada la madrugada, los Andereggen estaban lejos de despedirse 'hasta la próxima' y, organizándose en grupos, partieron a primera hora de la mañana para Colón, donde se estaba realizando la 'Fiesta del Sesquicentenario de la Villa San José'.

swissinfo, Norma Domínguez, San Jerónimo Norte, Santa Fe

Datos clave

Según datos del Archivo General de la Nación y otras fuentes oficiales, entre 1857 y 1924 llegaron a la Argentina 37.017 suizos.

Entre los años 1850 y 1910, unos 14.000 valesanos abandonaron su región en busca de nuevas oportunidades.

La mayoría se afincaron en Santa Fe, Entre Ríos, Buenos Aires y Córdoba.

San Jerónimo Norte, en la provincia de Santa Fe, está ubicada a 30 km de Esperanza (capital del departamento Las Colonias) y a 500 km de Buenos Aires.

End of insertion

El apellido 'Andereggen'

En 1643 Alexander Andereggen tomó la ciudadanía en el pueblo de Biel, en el cantón del Valais, convirtiéndose en el tronco de una numerosa familia de la cual descienden los emigrados a América.

El primer Andereggen, Alexander, llegó a la Colonia San José el 1 de julio de 1857 con un contingente de valesanos.

El apellido ha sido tomado de su lugar de residencia: se denominaba a estas personas como 'los de la esquina' (del alemán: 'an der Ecke', en la esquina) y de allí fue derivando hasta convertirse en Andereggen.

End of insertion

Susana Andereggen

Aunque Susana Andereggen es una de las tantas descendientes que no tiene ciudadanía helvética, ha dedicado gran parte de su vida y trayectoria periodística a fomentar los lazos entre los descendientes y el país alpino.

Actualmente conduce el programa 'Encuentro con Suiza' en FM 93.7 de San Jerónimo Norte y en Radio Nacional de Santa Fe AM 540 (los sábados de 13.00 a 14.00 horas), y ha publicado 13 números de la revista 'Encuentro con Suiza' con el aval de Presencia Suiza de Berna.

Asimismo ha trabajado en programas de intercambios culturales entre el cantón del Valais y San Jerónimo Norte. Durante su gestión como secretaria de Cultura de la Comuna de San Jerónimo Norte (1989-1999) se creó la Fiesta Nacional del Folclore Suizo.

Su libro 'La familia Andereggen, una familia de inmigrantes suizos' relata la historia de la instalación de los Andereggen en Argentina, y contiene un estudio genealógico desde 1643 al 2007.

El libro llevó 10 años de investigación y contiene 200 páginas, donde se registran 2.489 descendientes, contabilizados entre Suiza, Argentina y Estados Unidos, según el árbol genealógico.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.