Navigation

Hijos o carrera, difícil decisión para las suizas

Según el modelo tradicional de la familia suiza, es la madre la que se ocupa principalmente de los niños con lo que una gran proporción de mujeres reduce drásticamente su tiempo de trabajo o abandona su actividad profesional, al menos temporalmente. © Keystone / Gaetan Bally

El modelo tradicional de distribución de las tareas familiares, en el que la esposa se ocupa de los hijos y el marido trabaja a tiempo completo, penaliza doblemente a las mujeres suizas en su carrera profesional. Un estudio ha demostrado que las pone en desventaja no solamente frente a sus colegas masculinos, sino también frente a sus colegas extranjeras.

Este contenido fue publicado el 07 agosto 2020 - 10:52

Cada vez hay más mujeres activas en el sector privado en Suiza. Sin embargo, la abrumadora mayoría de las empleadas desempeña aún un papel subordinado. Aproximadamente el 65% de los avances en la carrera dentro de las empresas atañe a los hombres, pese a que muchas mujeres están bien calificadas.

Así lo indica en Gender Intelligence Report 2019 (GIR 2019Enlace externo), publicado por la Asociación de Empresas Suizas para el Avance de la Igualdad de Género en el Lugar de Trabajo, AdvanceEnlace externo, en cooperación con el Centro de Especialización en Diversidad e Inclusión (CCDI) de la Universidad de San Gall. La encuesta analizó en 2018 los datos de 263 000 empleados de 55 empresas con entre 100 y 30 000 trabajadores.

En la detección de los obstáculos para el avance jerárquico de la mujer, los autores del informe identificaron el tiempo inferior de ocupación como un impedimento importante. Muchas mujeres de 30 años o más trabajan solamente a tiempo parcial, mientras que los hombres tienden a seguir trabajando a tiempo completo. Como el 100% o un poco menos de empleo sigue siendo la norma para los puestos directivos, la mayoría de las mujeres están excluidas de la selección.

El peso de un legado

La elección de un trabajo a tiempo parcial está estrechamente ligada al modelo heredado según el cual es la mujer la que se ocupa principalmente del cuidado de los niños y de las tareas domésticas y el hombre el que asegura los ingresos familiares con su actividad profesional. Este modelo es aún muy extendido en Suiza. Como resultado, la mayoría de las mujeres reducen drásticamente su jornada laboral - cuando no interrumpen completamente su trabajo - al nacer sus hijos.

Según la presidenta de BPW Suiza (Mujeres de Negocios y Profesionales), Claudine Esseiva, las parejas jóvenes no se plantean la cuestión fundamental de cómo organizar su vida cotidiana antes de tener hijos. Con lo que, que cuando se enfrentan al problema, eligen el camino que parece menos complicado. Así es como maneja ella su papel de madre y de dirigente empresarial:

Diferencia sorprendente

Las cifras del GIR 2019 revelan otro hecho, que constituye la gran sorpresa del estudio: la proporción de extranjeras en relación con el total de empleadas aumenta a medida que se asciende en la jerarquía de la empresa. En otras palabras, las mujeres suizas pierden terreno frente a sus colegas extranjeras en el ascenso en el seno de la empresa, como se observa en el gráfico siguiente.

Contenido externo

A diferencia de las mujeres, la proporción de hombres, extranjeros y suizos, en el total de empleados varones se mantiene estable: representan alrededor del 30% y el 70%, respectivamente.

La situación resulta aún más sorprendente si se tiene en cuenta que no faltan mujeres suizas con los requisitos de formación para puestos directivos.

Una tradición engorrosa

Los investigadores se preguntaban sobre las causas. Descubrieron que el modelo tradicional, según el cual las madres se ocupan de sus hijos y que sigue estando muy arraigado en la sociedad suiza, también entra en juego en este caso.

La mentalidad de las personas de muchos otros países es diferente. “Las mujeres de otros orígenes culturales piensan que es normal que sus hijos sean atendidos por terceros”, señaló la profesora Gudrun Sander, jefa del CCHR, a la televisión pública suiza de expresión alemana SRF. En consecuencia, a diferencia de las mujeres suizas, trabajan a tiempo completo con mayor frecuencia y, por lo tanto, es más probable que tengan acceso a puestos de dirección.

Según los autores del estudio, si las mujeres suizas quieren tener más oportunidades de promoción en el lugar de trabajo, deben aumentar su nivel de ocupación. Esto, en las empresas que participaron en la encuesta, fue en promedio alrededor del 85%. En las estructuras actuales de las empresas, se requieren por lo menos 5-10 puntos porcentuales más para los puestos de dirección. En cuanto a las empresas, el informe pide modelos de tiempo de trabajo más flexibles.

swissinfo.ch pidió su opinión a algunas mujeres trabajadoras de diferentes países.

Para GE Santian, madre china de tres hijos, responsable de la gestión de riesgos en un banco suizo, es importante tener una “disciplina estricta”:

La ingeniera chilena Lorena Ortega, madre de dos hijos, cuenta con la ayuda de su familia para conciliar sus diversos compromisos:

También para Miho Habel, de Japón, que lanzó la filial de All Nippon Airways en Ginebra, su carrera no habría sido posible si su familia no le hubiera echado una mano en el cuidado de su hijo:

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.