Incertidumbre en Swissair

Los pilotos de Swissair reaccionan ante la unión con Crossair. Keystone Archive

En Swissair todos los sectores buscan soluciones para sacar de la crisis a la línea aérea nacional, pero los temores también surgen. Este miércoles los pilotos externaron su preocupación por ver reducidos sus salarios, mientras el ambiente en el sector aéreo helvético permanece inquietante.

Este contenido fue publicado el 26 septiembre 2001 - 18:55

El sector aéreo en Suiza continúa buscando respuestas a sus interrogantes sobre el futuro poco halagador que pareciera depararle luego de la crisis que provocaron los ataques terroristas en Estados Unidos y que recrudecieron aún más la situación de la línea aérea nacional y los aeropuertos helvéticos.

En Suiza los medios de comunicación ocupan día con día su atención en el desarrollo de la situación crítica que ha provocado la nueva política de las aseguradoras en caso de un siniestro por guerra o por actos terroristas y la debacle en el sector por el temor de los viajeros a ser presa de nuevos atentados, (que se suman a las viejas secuelas de la apertura del mercado).

En términos globales, la suma total de empleos suprimidos en una decena de aerolíneas internacionales tras los ataques alcanza la suma de 130 mil. Aquí, Swissair habla de unos 3.000 empleos menos.

Ciertamente, esta crisis a nivel internacional muestra que el caso de Suiza no es aislado, pero en este país resulta provocar un tono aún más opaco que antes, debido a que ya con anterioridad a los atentados del 11 de septiembre pasado, el sector aéreo nacional se enfrentaba a varios efectos negativos.

Swissair tiene una deuda de unos 16 mil millones de francos y a esto se suma, como telón de fondo desde el Aeropuerto de Zúrich, la batalla entablada con las autoridades germanas sobre la cadencia de vuelos del Aeropuerto Unique de Zúrich.

Temor de los pilotos de Swissair

En el caso de Swissair, el riesgo de una quiebra llevó a la solución de unir las dos líneas aéreas del grupo, es decir la reconocida Swissair y su hermana menor, Crossair.

Una decisión que justamente este miércoles despierta el reclamo de los pilotos de la necesitada primogénita.

Los pilotos de Swissair temen que unos 300 de entre sus colegas pierdan el empleo, además de que desconfían que su salario se vea reducido ante esta nueva fase de reestructuración.

Los 1250 pilotos de Swissair ganan más que sus colegas de Crossair: Un iniciante en Swissair gana 80.000 francos suizos anuales, mientras que en Crossair el salario es de 56.000 francos.

La demanda concreta es no tocarla convención colectiva de trabajo, firmada en marzo pasado, que prevé una reducción de salarios de 5% en dos años. Sin embargo, se dicen abiertos al diálogo con la dirección, para salir de la crisis.

En busca de acuerdos entre transportistas aéreos y aseguradoras


La interrogante también permanece entre las compañías aéreas y las aseguradoras sobre la cobertura de terceros en caso de guerra o actos terroristas.

Una posible solución sería incrementar el precio de los billetes de vuelo. Por ahora las tarifas de las líneas aéreas permanecen sin cambios, gracias a la cobertura de riesgos de guerra y terrorismo garantizada por las autoridades suizas durante 14 días. Una prolongación de esta garantía estatal no se avizora.

Es por ello que Swissair tiene de plazo hasta el 9 de octubre próximo para encontrar una solución o sus aviones tendrán que permanecer en tierra, a falta de seguro.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo