Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Iniciativa de los Alpes: una revolución frustrada

El tráfico de vehículos continúa siendo un problema en las rutas alpinas.

(Keystone)

Desde hace 10 años Suiza tiene el mandato constitucional de imponer la transferencia del transporte de mercancías de la ruta al tren.

En 1994 el pueblo suizo había aceptado en las urnas la llamada Iniciativa de los Alpes, una revolución que aún no se realiza.

En 1992, con el sí a la realización de nuevas transversales ferroviarias alpinas para enfrentar el invasor transporte internacional de mercancías por carretera en el eje norte-sur, Suiza quería sentar las bases de una nueva política de transportes, más respetuosa del ambiente y más progresista.

Más tarde, en 1994, al aceptar la Iniciativa de los Alpes y al exigir que todas las mercancías en tránsito debían viajar por las carreteras, los ciudadanos y los cantones confirmaron la decisión.

Hace 10 años, el 20 de febrero, el 51,9% de los votantes suizos y 19 de los 26 cantones que integran el país, se manifestaban en favor de la Iniciativa.

“Fue una importante victoria para el medio ambiente y el ecosistema alpino”, sigue afirmando hoy Fabio Pedrina, presidente de la Iniciativa.

“Habíamos subestimado la situación”, recuerda Dumeni Columberg, ex diputado democristiano del Consejo Nacional (Cámara Baja) y presidente del comité contra la Iniciativa. “Creíamos que la gente no aceptaría una propuesta tan radical”, añade.

Pasiones y brechas

El tema, tal como ha sucedido con la reciente campaña entre partidarios y adversarios del proyecto Avanti, había desatado pasiones casi ideológicas y había encendido los ánimos de las distintas posiciones.

En la perspectiva de la votación popular, la discusión había hecho perder la calma incluso al entonces Ministro del Transporte, Adolf Ogi.

Durante un debate en la televisión el popular ministro, quien, en nombre del gobierno y con el apoyo del parlamento, combatía la Iniciativa, se había acalorado al atacar duramente a Hansruedi Stadler, representante del gobierno del cantón Uri, favorable a la Iniciativa.

Habían vuelto a aparecer en el escenario los fantasmas de la famosa ‘frontera del Rösti’, brecha ideológica y cultural entre la Suiza de expresión alemana y la Suiza de lengua francesa.

Mientras la mayoría suizo-alemana y el cantón Ticino, de lengua italiana, hacían inclinar la balanza en favor del proyecto, toda la Suiza de expresión francesa, geográficamente más distante de los ejes de tránsito, pronunciaba una negativa compacta contra una Iniciativa que consideraba radical y no eurocompatible.

Artículos constitucionales y realidad

“El fundamento del artículo constitucional surgido de la Iniciativa (art.84) indica que las intervenciones en el ecosistema alpino deben tener en cuenta el concepto de desarrollo sustentable”, subraya Fabio Pedrina.

En el mismo artículo 84 se precisa cuál es el instrumento para lograrlo: “no puede ser aumentada la capacidad de las carreteras de tránsito en la región alpina”.

Se trata de palabras rimbombantes que aún en la actualidad chocan con la realidad. En 1994 el número de vehículos pesados en tránsito a través del túnel del San Gottardo, principal eje del tránsito helvético, llegaba casi a un millón.

En el 2001, antes del trágico incendio en el túnel, el número llegó a casi un millón y medio de vehículos. Hoy, a pesar de las diversas medidas de contención adoptadas (el sistema de cuentagotas es una de las últimas) la cifra oscila en torno al millón 200.000 vehículos.

Además, la repartición del transporte de mercancías entre la carretera y las vías férreas a través de los Alpes, ha cambiado. En detrimento de la carretera. Ha pasado de una relación de 70 a 30, hace algunos años, a una relación de 64 a 36 en el 2002.

Entonces ¿para qué sirvieron los 954.491 votos favorables del pueblo suizo durante aquel 20 de febrero, hace diez años? ¿Sirvieron sólo para insertar otras palabras en la Constitución?

Efecto de contención

“Yo no sería tan negativo”, afirma Ueli Müller, de la Asociación Tráfico y Ambiente (ATA). “En 1994, el Consejo Federal era contrario a la Iniciativa y, durante algunos años, no se ha hecho mucho para concretizarla. Pero hoz, con el acuerdo bilateral sobre el tráfico terrestre, la ley sobre la transferencia de las mercancías al tren y el impuesto al tráfico pesado, disponemos de buenos instrumentos para proteger los Alpes”, añade Müller.

Según el representante de ATA estas medidas permitirán alcanzar los objetivos fijados por las bilaterales: 650.000 vehículos pesados en tránsito, dos años después de la inauguración del túnel de base del Lötschberg.

Esta opinión es parcialmente compartida por Dumeni Columberg: “Mi rechazo se refería al fundamento irrealista de la Iniciativa de los Alpes. Por ejemplo, era imposible transferir a la carretera todo el tráfico de tránsito en un período de sólo 10 años. La historia lo ha demostrado”, asegura.

“En último análisis, sin embargo, me parece correcta la política de los transportes adoptada desde entonces y varias veces confirmada por el voto popular”, añade.

En su opinión una estrategia de contención del tráfico pesado pasa también a través de las ‘utopías’ constitucionales que, incluso sin realizarse, pueden indicar la ruta a seguir”.

swissinfo, Marzio Pescia
(Traducción: Jaime Ortega)

Datos clave

En 1994 por el túnel autopista del San Gottardo transitaba un millón de vehículos pesados.

Actualmente transita un millón 200.000 vehículos.

Fin del recuadro

Contexto

La Iniciativa “para la protección de la región alpina del tráfico ( más tarde denominada Iniciativa de los Alpes) fue depositada en 1990 y apoyada por 107.570 firmas.

Art. 84 de la Constitución suiza : “El tráfico transalpino para el transporte de mercancías a través de Suiza se realiza mediante las ferrovías”.

Para proteger el ecosistema alpino y la calidad de vida en su interior, la Iniciativa pedía que el tráfico de tránsito, de frontera a frontera, se llevara a cabo por carretera y que la capacidad de los ejes de tránsito a través de los Alpes no se incrementara.

La Iniciativa fue aceptada por el 51,9% de los votantes. El tenor de sus exigencias fue entonces inscrito en la Constitución Federal.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes