Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

INMIGRACIÓN Hay que ser rico para quedarse en Suiza

 empleada en la embajada suiza en Pekín

Conseguir el visado para vivir en Suiza muchas veces resulta ser una carrera de obstáculos para las personas de fuera del espacio Schengen. En  este caso, demandantes en la Embajada suiza en Pekín.

(Keystone)

La ley de extranjería estipula que para entrar en Suiza cualquier persona tiene que tener “suficientes medios de subsistencia” por valor de unos 100 francos al día. Una regla difícil de cumplir.

El pasado 6 de septiembre, la policía detuvo a Douraid en Ginebra mientras caminaba por la calle. Este tunecino sin hogar de treinta años iba indocumentado y no tenía permiso de residencia en Suiza. En la decisión penal que la fiscal Alexandra Clivaz-Buttler dicta el 9 de septiembre también se acusa a Douraid de no disponer de “medios económicos suficientes para garantizar su subsistencia durante su estancia y sus gastos de regreso”. Después de dos días bajo custodia policial, el joven es condenado a una multa de 43 días. 

El Ministerio Público de Ginebra se ocupa de docenas de casos de este tipo todos los meses. Estos extranjeros ilegales a veces son arrestados por posesión de drogas o por actos de violencia. Pero la mayoría de las ocasiones, su mera presencia en suelo suizo (sin autorización y sin ingresos importantes) es suficiente para condenarlos a una multa o a prisión. Sus casos no son objeto de juicio. Únicamente les escucha el fiscal, que dicta la sentencia. Pocos son asistidos por un abogado. Y siempre se menciona brevemente su situación económica.   

El artículo 5, letra b, de la ley de extranjería, que data de 2005, establece que para entrar en Suiza cualquier persona debe disponer de los medios económicos necesarios para su estancia. Sin especificar las condiciones. La Secretaría de Estado para Migración (SEM) precisa –en respuesta a nuestras preguntas– que hay que “aportar la prueba de tener unos 100 francos diarios”. Alrededor de 30 francos al día en el caso de un estudiante.

Una práctica común 

¿Cómo lo comprueban las autoridades? “La valoración de los medios de subsistencia suficientes puede basarse en la posesión de dinero en efectivo, cheques de viaje, tarjetas de crédito y otros avales, como una garantía bancaria”, explica la SEM. En el caso de un requerimiento en la aduana y sin la prueba de tales medios, la persona es devuelta. Si el arresto ocurre cuando ya está en Suiza, será condenada y, posiblemente, expulsada. Esta obligación, no obstante, no se aplica a las personas que residen en un país del espacio Schengen.  

 inmigrantes africanos

Muchas solicitudes de visado son denegadas por falta de ingresos.

(Keystone)

El citado artículo es importante para los ciudadanos de otros países, y debería impedir que una persona con permiso de residencia de tres meses tenga la tentación de permanecer en Suiza más allá de ese plazo. Por eso, esta medida también se aplica de un modo muy estricto a los visados temporales.  

Melissa Llorens, del Observatorio de derecho de asilo y extranjería de la Suiza francesaEnlace externo, recuerda el caso de una colombiana que quería venir a Suiza a conocer al bebé de su hija. “La mujer vivía muy bien en su país, pero sus ingresos eran inferiores a los 9 000 francos necesarios para obtener un visado de 90 días. Por lo cual se le denegó la solicitud. Este artículo permite a las autoridades no tener que explicar sus decisiones. Y Suiza es un país tan caro: ¿quién en el mundo tiene 100 francos al día?”, explica Llorens.

Rigor excesivo

“Para muchos ciudadanos no europeos, ir a la boda de un miembro de la familia o visitar a un pariente es un sueño”.

Observatorio del derecho de asilo

Fin de la cita

Suiza no es el único país que establece un criterio económico para autorizar la residencia a un ciudadano extranjero. Canadá, por ejemplo, también exige que los residentes temporales dispongan de cantidades suficientes para cubrir su estancia. Un documentoEnlace externo de la Secretaría de Estado para Migración resume las condiciones de algunos países europeos: en Grecia hacen falta 50 euros al día; en Francia, 65 euros si la persona va a un hotel y 35 euros si se aloja en casa de amigos.

En uno de sus informes anuales, el Observatorio de derecho de asilo y extranjería de la Suiza francesa critica el hecho de que “las autoridades tengan un amplio margen de maniobra” en esta cuestión de los medios de subsistencia. “La práctica está marcada por un rigor que en muchos casos parece excesivo. La diferencia en el nivel de vida o salarial entre el país de origen del solicitante del visado y Suiza, por ejemplo, es suficiente para sospechar que la persona está intentando engañar. Siendo el nuestro uno de los países más ricos del mundo, este argumento se aplica en casi todas las situaciones. Por lo que para algunas personas, como un joven africano que no es rico, es casi imposible obtener un visado. Para muchos ciudadanos no europeos ir a la boda de un miembro de la familia o visitar a un pariente es un sueño”, señala esta asociación.  

Para Raymond de Morawitz, abogado ginebrino especializado en derecho de extranjería, la situación económica no suele ser suficiente para autorizar la estancia de un extranjero. “A menos que sea muy rico, en cuyo caso se instalaría en Suiza con una suma global, un tunecino, aunque sea bastante rico, probablemente no podría entrar en Suiza”.


Traducción del francés: Lupe Calvo

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes