Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Insiste Suiza en una agenda social

Joseph Deiss, ministro suizo de Economía, logró compromiso del Banco Mundial.

(Keystone)

Durante la Asamblea de Primavera del FMI y el Banco Mundial, defiende el derecho de los países pobres a reducir su deuda y compromete a Paul Wolfowitz en el esfuerzo.

Se confirma el bajo crecimiento helvético en 2005 en contraste con una región latinoamericana cada vez más dinámica.

Suiza regresó de Washington, tras participar en la Asamblea Anual de Primavera del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (16.04 y 17.04), con dos noticias malas y una buena.

Las negativas: la confirmación de que la economía helvética crecerá menos de lo previsto este año (1,2% en lugar de 2%), y la indiferencia de los países industrializados para aliviar el endeudamiento de las economías más pobres del planeta, iniciativa que Suiza defiende a capa y espada.

La buena nueva: el ministro de economía suizo, Joseph Deiss, se entrevistó con Paul Wolfowitz, futuro Presidente del Banco Mundial, y recibió su compromiso personal de trabajar en el apoyo a las economías menos favorecidas tan pronto asuma el cargo el próximo 1º de junio.

La agenda helvética

Como cada semestre, los gemelos de Bretton Woods convocaron en su sede estadounidense a sus 184 países miembros.

En los encuentros -por cierto, cada vez más cortos por razones de seguridad desde la experiencia de los atentados de las Torres Gemelas en NY (2001)-, cada gobierno tiene su turno para exponer su agenda de preocupaciones y prioridades económicas.

Consultado por swissinfo, el Ministerio suizo de Finanzas confirmó que la delegación helvética, integrada por los titulares de las carteras de Economía y Finanzas, Joseph Deiss y Hans Rudolf Merz, respectivamente, así como por el banquero central, Jean-Pierre Roth, colocaron los siguientes temas sobre la mesa:

Reducir la deuda de los países pobres de modo que jamás rebase el equivalente a 300% el valor de sus exportaciones.

Insistir en el FMI en la importancia de que las ayudas económicas a las economías emergentes se incluyan en un presupuesto ordinario, y no que se desarrollen a través de créditos eventuales o emergentes, difíciles de desembolsar.

Apoyar el nuevo Acuerdo de Monitoreo de Políticas (AMP) –iniciativa ya analizada en octubre del 2004- que garantizará la supervisión oportuna sobre países con créditos vigentes del FMI -más de 50 en este momento- para detectar a tiempo los riesgos.

Indiferencia y bajo crecimiento

Los trabajos del pasado fin de semana fueron indiferentes a las necesidades de las economías en desarrollo.

Aunque la riqueza de Suiza le permite plantarse como una de las naciones proveedoras –y no demandantes- de recursos del FMI y el Banco Mundial, para que fluyan nuevos apoyos se requiere el aval indiscutible de las economías más poderosas del mundo, representadas en el G-7 (Japón, Estados Unidos, Alemania, Francia, Gran Bretaña, Italia y Canadá).

En su reunión del sábado (16.04), los ministros de Finanzas y banqueros centrales de dichas naciones se concentraron en discutir los riesgos ligados a la volatilidad del precio del petróleo (en niveles históricamente altos), pero pasaron por alto la temática de los países pobres.

Al respecto, organizaciones no gubernamentales, como la Campaña contra la Deuda –surgida a raíz del Jubileo 2000-, consideraron insultante que con dos millones de niños muriendo cada año de hambre, los países más ricos no abordaran esa situación.

Aún así, sólo se logró la promesa de retomar el tema en julio próximo.

Con respecto a los pronósticos económicos, el FMI estimó que Suiza crecerá sólo 1,2% este año, muy debajo del 2% que se esperaba hace algunos meses. En consecuencia, el desempleo aumentará a una tasa de 3,7%, el nivel más alto de los últimos cuatro años.

Suiza se acerca a Wolfowitz

No todo fue diálogo de sordos. El encuentro sostenido entre Joseph Deiss y el futuro presidente del Banco Mundial, Paul Wolfowitz (16.04), tuvo un saldo positivo.

El todavía subsecretario de Defensa de Estados Unidos –quien ha sido abiertamente criticado por no contar con el perfil altruista que exige la Presidencia de la Banca Mundial, ya que fue protagonista del ataque a Irak-, presentó su mejor cara a Suiza y al resto de los gobiernos.

Dispuesto al diálogo y abierto a la escucha, dejó entrever a la Confederación Helvética que conoce su trayectoria y prioridades.

De hecho, se comprometió a retomar la agenda de los países pobres a partir de junio próximo, cuando asume el cargo, lo que incluye intensificar el rol de la sociedad civil.

La pujanza latinoamericana

Finalmente, cabe destacar el papel protagónico que jugó América Latina el fin de semana pasado. El FMI destacó: "La fuerza de la recuperación en América Latina siguió superando las expectativas y este año crecerá arriba de 4,7%".

La región crece al doble de Europa.

Sin embargo, el talón de Aquiles de las economías de México, Brasil, Argentina o Colombia sigue siendo su elevada deuda pública.

Por ello, el FMI y el BM recomendaron recortar el gasto público y aumentar los ingresos fijos (vía impuestos).

Y a los países productores exportadores de petróleo –como México o Venezuela- les sugirieron manejar con cautela los ingresos extraordinarios que obtengan, para evitar desequilibrios y crisis futuras.

swissinfo, Andrea Ornelas

Datos clave

El FMI estima que la economía suiza crecerá 1,2% este año.

La tasa helvética de desempleo será de 3,7% en 2005.

América Latina crecerá arriba de 4,7% este año, el doble que Europa.

Hay 184 países miembros del FMI y el Banco Mundial.

Fin del recuadro

Contexto

Una delegación suiza, encabezada por los ministerios de Economía, Finanzas y el Banco Central, asistió a Washington a la Asamblea de Primavera del Banco Mundial y el FMI.

Suiza defendió la necesidad de coadyuvar al desendeudamiento de los países más pobres, pero el G-7, que incluye a las economías más poderosas del mundo, ignoró el tema.

Joseph Deiss se reunió con el futuro Presidente del Banco Mundial, Paul Wolfowitz, y consiguió su compromiso de retomar el tema del apoyo a las naciones empobrecidas este mismo año.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes