Navigation

Jean Lecoultre pintor suizo con raíces españolas

Presencia de Jean Lecoultre en la Fundación Gianadda de Martigny. Keystone

Homenaje a la trayectoria de un pintor fuera de serie en la Galería de la Fundación Gianadda , en la localidad suiza de Martigny.

Este contenido fue publicado el 03 enero 2003 - 08:30

Un espacio de denuncia de las representaciones sociales. Un suizo con "escuela española".

La exposición sobre Jean Lecoultre propuesta por la Fundación es, quizás, la más ambiciosa y las mas completa sobre este pintor, considerado uno de los artistas helvéticos más importantes del siglo XX.

Hasta el 26 de enero de 2003, la ciudad de Martigny exhibe 156 de las creaciones de este pintor, que reflejan la enorme trayectoria de este suizo fuera de serie, con 72 años de edad en estos momentos y un reconocimiento mundial bien merecido.

Concibe "el rol de un artista es como el de un despertar". Lecoultre juega con el arte como un espacio de denuncia de las representaciones sociales y su mérito, a lo largo de toda su carrera, es marcar una distancia entre lo real y la idea de lo real.

En ese sentido, la exposición de Gianadda es circular porque muestra esta misma lógica desde los primeros trabajos del pintor, hasta su obra más recientes. Nacido el 9 de junio de 1930 en Lausana, Lecoultre creía que su vocación era la fabricación de pequeños aviones cuando era niño.

Dado que sus padres no le permitieron inscribirse en la escuela de bellas artes, el infante prodigio obtuvo un diploma comercial, lo que le permitió enrolarse en la compañía aérea Swissair. Su salario le permitió de tomar cursos de pintura y a la temprana edad de 20 años. En 1950, vendió su primer cuadro.

Un pintor español

El año siguiente se fue para Madrid, sin saber una palabra de español. En España permaneció seis años (hasta 1957) y sin quererlo, se volvió un pintor español... aunque añorando su tierra natal.

En la península Ibérica adoro los paisajes, la vida madrileña y el museo del Prado. Frecuentó a Antonio Saura, Fermín Aguayo y a otras gentes de las letras, la filosofía y el arte; y muy pronto expuso en la galería Clan y en la Casa Americana de Madrid.

De este "periodo español", la excelente retrospectiva de la fundación Gianadda presenta obras como el "Paisaje de Cuenca", entre otros, que dan cuenta de los colores violentos, como el rojo, émulo de la sangre y de los toros.

Producción helvética

De regreso en Suiza, Lecoultre se instalo en Lausana, donde vive desde finales de los anos 1950. Comenzó otra etapa de su carrera en la que ha creado pinturas, dibujos, fotografías, grabados, tintas sobre papel, autorretratos y demás, que le han dado fama universal.

Obras como "Mujer sentada" (1960), "La escalera" (1963), "Entre dos fuegos" (1965), "Edificio Nestlé de Vevey" (1967), "La batalla del simio" (1969), "Cubo de agua" (1971), "Sin titulo" (1975), "Por la monografía de la Edad del Hombre" (1978), "El guante" (1996), "Diario" (2001), reflejan los intereses y las influencias diversas que han inspirado su obra, tan grande en el sentido propio y figurado del término.

Este periodo español marcó su reconocimiento artístico tanto en España como en Suiza. Su obra actual se resume en la toma de conciencia de la distancia que existe entre las apariencias de la sociedad y los sobreentendidos del artista, entre lo real y las percepciones de lo real, que no son iguales en ningún momento.

Luis Vázquez, Lausana

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo