Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Juicio Cuomo-Verda: testigo principal "no recuerda todo"

Francesco Prudentino (centro) a su llegada a la Corte de Lugano

(Keystone)

Francesco Prudentino, supuesto jefe italiano de una red de narcotráfico, contrabando de cigarrillos y de armas, admitió que su antiguo socio Gerardo Cuomo mencionó alguna vez el pago de cierta suma al ex juez Franco Verda para recuperar su dinero retenido, pero que no "recuerda todo". El testigo principal puso en duda la credibilidad de Cuomo.

Proveniente de una cárcel de Italia, el supuesto "padrino" Francesco Prudentino llegó a la Corte de Lugano escoltado por dos policías y en buen estado de ánimo, tanto que en algunos momentos de su declaración causó hilaridad entre los asistentes a la tercera audiencia del denominado "Tesinogate".

Amigo de Cuomo desde sus años de prisión en Nápoles, por el delito de contrabando de cigarrillos, Prudentino confesó que ambos coordinaban sus actividades sobre todo telefónicamente.

Cuomo le habría comentado por este medio que un juez estaba dispuesto a liberar la mitad de 3,2 millones de francos retenidos en cuentas bancarias abiertas en el Tesino, a cambio de 800.000 francos, inculpación enérgicamente rechazada por el antiguo magistrado Verda.

Al verse confrontado por la jueza Roggero-Will con las conversaciones telefónicas grabadas por la policía, Prudentino dijo reconocer su voz, pero negó haber escuchado ni seguido las indicaciones de Cuomo. Más aún, afirmó que jamás sobornó a nadie ni conoce al juez Verda.

"Lo que Cuomo dijo entra por una oreja y sale por la otra" sostuvo Prudentino refutando las declaraciones de su antiguo socio.

Según la valoración de los abogados del ex presidente de la Corte de Lugano, el testimonio de Prudentino demuestra que las acusaciones de soborno, formuladas por Cuomo contra su defendido, son completamente infundadas.

Cabe señalar que el proceso trata de establecer el grado de amistad entre el ex presidente de la Corte de Lugano y el napolitano Cuomo, cuya permanencia ilegal y actividades oscuras, sobre todo el contrabando de cigarrillos, se habrían desarrollado desde Suiza gracias a cierta protección.

Gerardo Cuomo, acusado a su vez de infracción de la ley de extranjería e incitación a la corrupción pasiva, trabó conocimiento con Verda mediante su abogada Desirée Rinaldi, hoy esposa del ex magistrado.

El proceso en Lugano concluirá, de acuerdo a lo previsto, este fin de semana.

swissinfo y agencias

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×