Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Juicio inusual en Lausana

El agente del "Mossad" evitó a la prensa entrando al Tribuna Federal por la puerta trasera.

(Keystone)

El Tribunal Federal de Suiza comenzó las audiencias en el juicio seguido a un agente secreto israelí acusado de realizar actos ilegales en un Estado extranjero y de emplear un pasaporte falso. No se revelará la identidad del juzgado.

El Tribunal Federal de Suiza, con sede en Lausana, aceptó la comparecencia del agente secreto bajo el seudónimo de Isaac Bental. La medida constituye una concesión a las autoridades israelíes que tratan de impedir la difusión pública de datos concernientes a su servicio de inteligencia, Mossad.

El acusado debe responder a los cargos de actividad impropia en un Estado extranjero y entrada ilegal a Suiza con un pasaporte falso. Es el primer proceso jamás seguido a un agente secreto israelí fuera del Estado Hebreo.

El caso se remonta a febrero de 1998, cuando cinco ciudadanos israelíes, tres hombres y dos mujeres, fueron arrestados durante la noche en un apartamento de un edificio situado en uno de los barrios de Berna.

Los cinco fueron confundidos al principio con ladrones que intentaban entrar a un domicilio. Consiguieron convencer a la policía de que su presencia en el lugar era inocente y cuatro de ellos obtuvieron así su libertad.

Sin embargo, el único que permaneció detenido llevaba un pasaporte falso, era dueño de un sofisticado sistema electrónico de escucha y tenía varios pasaportes distintos.

A raíz de una investigación, la Policía Federal de Suiza acusó a los israelíes de tratar de "pinchar" el teléfono de un libanés israelí, que, según creían, mantenían contactos con un grupo guerrillero de Hezbollah.

El arresto del agente adquirió rápidamente el cariz de un asunto diplomático entre Suiza e Israel. Las autoridades helvéticas exigieron entonces una disculpa a Israel, cosa que lo hicieron de mala gana.

Suiza trató de evitar fricciones con Israel y no entorpecer la resolución de la controversia surgida a raíz de los haberes depositados por las víctimas del holocausto. En aquel momento, tanto el Gobierno como los bancos estaban empeñados en arreglar esa controversia.

El agente en cuestión permaneció 65 días en prisión antes de obtener la libertad condicional, previo pago de una fianza de tres millones de francos y la promesa de comparecer ante el Tribunal, en Suiza.

Hoy comenzó en Lausana el proceso que aportará más detalles al esclarecimiento de este asunto poco usual en los estrados del Tribunal Federal.


swissinfo y agencias






Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes