Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Kloten y Cointrin seguirán operando por otros 50 años

Preocupa y provoca reacciones adversas el ruido que causan.

(Keystone)

El ministerio de Medio Ambiente, Energía, Transportes y Comunicaciones de Suiza renovó las concesiones de explotación de los aeropuertos internacionales de Zúrich y Ginebra. La noticia alegra a los sectores económicos interesados, pero aumenta la ira de las personas que viven cerca de las pistas de despegue y aterrizaje.

La concesión autoriza a los aeropuertos Cointrin, de Ginebra, y Unique Kloten de Zúrich, la operación comercial y beneficio tributario correspondiente durante el próximo medio siglo. Al mismo tiempo les obliga a introducir mejoras estructurales y facilitar el acceso a todos los tipos de aviones.

La medida no se refiere a la organización operacional ni a la estructura de las empresas. Los concesionarios se encargarán de definir estos aspectos en un reglamento que debe ser aprobado por La Oficina Federal de la Aviación Civil.

Los lineamientos involucran a los aeropuertos internacionales más importantes del país, aunque con situaciones diferentes. A diferencia del Unique de Zúrich, el de Ginebra no tiene en contra a la opinión pública afectada por el ruido, que en todo caso es menor debido al reducido número de vuelos.

Las cosas cambian en Zúrich. Los habitantes del sur de Alemania se quejan del ruido causado por el despegue y el aterrizaje de los aviones. El problema fue abordado en abril último por el presidente de la Confederación, Moritz Leuenberger, y el ministro germano de Transportes, Kurt Bodewig, sin un resultado favorable a la aspiración de Suiza.

Unique Kloten deberá reducir sustancialmente, desde septiembre próximo, el número de vuelos nocturnos por territorio alemán e introducir algunas adaptaciones. En virtud de ello, la dirección ejecutiva del aeropuerto de Zúrich espera elaborar una nueva estrategia al respecto.

Por otra parte, varias poblaciones suizas aledañas a Kloten sufren el mismo problema y han emprendido una campaña contra el fastidio del ruido en su vida cotidiana.

Considerando esta situación, la nueva licencia exige que el próximo documento de explotación contemple medidas adecuadas en lo que concierne al respeto de las normas medio ambientales, gestión del aeropuerto, horas de apertura, procedimientos de despegue y aterrizaje, así como uso de sus instalaciones por los pasajeros o los aviones.

Dicho texto puede ser modificado mientras dure la autorización. Cabe señalar que el otorgamiento de la concesión y la aprobación de los nuevos reglamentos son susceptibles de recurso, pero son procesos jurídicamente independientes.

Medidas de protección contra el ruido

Las viviendas próximas a los aeropuertos civiles serán equipadas con ventanas nuevas y otros dispositivos aconsejables para evitar la incidencia perniciosa del intenso ruido. Esta intención está contenida en las nuevas reglas severas que regirán la materia desde este mes de junio.

El valor límite diurno en las zonas habitadas es de 60 decibelios, en vez de los 65 vigentes. Entre las 22 y las 23 horas no puede superar los 55 decibelios y quedan prohibidos los vuelos entre las 0 horas y las 6 de la madrugada.

Estas medidas permitirán una mayor protección contra las emisiones sonoras en las comunas vecinas a Kloten y Cointrin, donde además quedan suspendidas las nuevas construcciones de viviendas.

Por lo demás, mientras la renovación de la concesión satisface sobre todo a los directivos de Unique Kloten Aeroport, embarcados en una enorme como millonaria ampliación de sus instalaciones, los vecinos aquejados por las molestias del ruido ya han anticipado su intención de continuar con su campaña de oposición.

swissinfo y agencias


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×