Navigation

Skiplink navigation

Kudelski va a recurrir la condena de sus filiales en EEUU

André Kudelski, director ejecutivo del grupo homónimo, presentó en abril pasado el balance 2000 del grupo. Keystone

El grupo suizo de tecnología de difusión digital anuncia que recurrirá el fallo emitido en Estados Unidos contra sus filiales Nagravision y NagraStar, condenadas por violación de los derechos de propiedad intelectual.

Este contenido fue publicado el 16 julio 2001 - 15:16

Nagravision y NagraStar, filiales estadounidenses de Kudelski, deberán pagar 26,5 millones de francos suizos (15 millones de dólares) en daños e intereses a IPPV, según decretó el pasado viernes un jurado popular de Wilmington (Deleware).

Los miembros del jurado no dieron razón a los expertos contratados por EchoStar (grupo que comparte con Kudelski el control de NagraStar) y NagraStar, convencidos de que los procedimientos técnicos utilizados por EchoStar no violan los derechos de propiedad intelectual de IPPV.

La sociedad IPPV denunció una infracción por EchoStar de cinco de sus patentes, pero el jurado sólo dio curso a una de las acusaciones.

La condena al pago de 26,5 millones de francos suizos ha sorprendido a la defensa de EchoStar y de las dos filiales estadounidenses del grupo suizo con sede en Cheseaux-sur-Lausanne (cantón Vaud).

En un comunicado emitido este lunes Kudelski señala que en base a la decisión del jurado el juez instructor del caso podría elevar esa suma hasta triplicarla.

Pese a todo las tres sociedades, que presentarán recurso, confían en una "fuerte revisión a la baja" de las sumas incluso si se mantuvieran las conclusiones del jurado.

Asimismo Kudelski afirma que la decisión del jurado popular no repercutirá negativamente en los negocios en curso y futuros del grupo en Estados Unidos.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo