Navigation

La última etapa para la llegada de Schengen a Suiza

El próximo 1° de noviembre Suiza debería abrir sus fronteras como lo hizo Polonia y otros ocho países a finales del 2007. Keystone

La Unión Europea deberá iniciar el 15 de enero el procedimiento de aprobación del acuerdo que, espera Berna, integrará a Suiza en el espacio Schengen a partir del 1° de noviembre de 2008.

Este contenido fue publicado el 14 enero 2008 - 15:31

En lo que respecta a Grecia, la República Checa y Bélgica, han retirado sus últimas reservas administrativas sobre los acuerdos Schengen.

Luego de tres años de haber firmado el acuerdo que prevé esta "asociación", los Veintisiete quieren finalmente lanzar su procedimiento de "conclusión" definitiva, después de que Grecia, la República Checa y Bélgica notificaran al Consejo de Ministros de la Unión Europea el levantamiento de ciertas reservas constitucionales.

"Fundamentalmente, nosotros nunca tuvimos el menor problema", explica un diplomático belga. "Pero debimos esperar a la formación de un nuevo gobierno antes de que una orden aceptando este acuerdo pudiera ser adoptada".

Representantes diplomáticos de la Unión Europea deberán dar su aval a la ratificación del convenio de Schengen, establecido de forma bilateral. La decisión final de su aceptación tendrá que ser tomada por unanimidad a escala ministerial.

Lo que "no significará ninguna dificultad", se predice en la Comisión Europea que, afortunadamente, rechaza el establecimiento de un enlace entre este expediente y el de la fiscalidad cantonal, que los expertos suizos y comunitarios examinarán de nuevo el 23 de enero en Bruselas.

El caso de Rumania y Bulgaria

Algunos dudan que Rumania y Bulgaria sean aceptadas, debido a varias razones: pese a que se adhirieron el 1° de enero de 2007 a la UE, esperan aún la conclusión de un acuerdo que permitirá a sus emigrantes acceder progresivamente al mercado laboral helvético.

También hace falta preparar un "memorando de acuerdo" que prepare una nueva contribución financiera de las autoridades federales suizas (cerca de 300 millones de francos en cinco años) para la reducción de disparidades económicas y sociales entre los países miembros de la UE.

Un retardo suplementario comprometería las posibilidades de Suiza de entrar el 1° de noviembre en el espacio Schengen. "El calendario ya está muy apretado", se advierte al respecto en Berna.

La Unión Europea debe aún evaluar la capacidad de Suiza para aplicar todas las disposiciones de los acuerdos de Schengen, que compensan la supresión de los controles fronterizos con un reforzamiento de la cooperación policial y judicial a escala internacional.

Pero ninguna prueba sobre su funcionamiento podrá efectuarse durante la Eurocopa de fútbol que tendrá lugar en Suiza y Austria en junio, puesto que se trata de una manifestación en la que se aplican medidas de seguridad especiales.

Aún falta mucho por hacer

A fin de responder a esas condiciones, Suiza deberá integrarse al sistema de información Schengen (SIS, el banco de datos sobre personas buscadas y objetos robados).

También, deberá establecer sistemas de seguridad compatibles a los de la UE en sus aeropuertos (que se convertirán en fronteras exteriores del espacio Schengen) y comprobar su adecuado funcionamiento en materia de cooperación policial, protección de datos y deliberación de visas.

Suiza sabe que la UE es dura en cuestiones de disciplina. La mayoría de los 9 nuevos Estados miembros de la UE que se adhirieron al espacio Schengen el 21 de diciembre de 2007 presentarán un segundo examen, puesto que los resultados de su primera evaluación fueron juzgados como insuficientes.

swissinfo, Tanguy Verhoosel, Bruselas
(Traducido del francés por Patricia Islas Züttel)

Espacio Schengen

Los acuerdos de Schengen fueron firmados en 1985 en el pueblo homónimo de Luxemburgo por los Estados de Francia, Alemania, Bélgica, Países Bajos y el propio Luxemburgo.

Estos acuerdos, que conciernen a los sectores de justicia de policía han proporcionado el marco legal para la abolición progresiva de los controles para personas que cruzan las fronteras interiores de la Unión Europea (UE).

Para garantizar la seguridad, el tratado Schengen prevé un reforzamiento de los controles en las fronteras exteriores de la UE, una mejor colaboración transfronteriza entre los policías y una lucha coordinada en contra del crimen organizado.

Estos acuerdos fueron extendidos el 21 de diciembre de 2007 hacia los nueve países que se adhirieron a la Unión Europea en 2004 (con excepción de Chipre).

End of insertion

Suiza y Schengen

Suiza no pertenece a la Unión Europea.

El Parlamento helvético ratificó el tratado de Schengen el 16 de octubre de 2004.

Un referéndum en su contra llevó a que el 5 de junio de 2005 la ciudadanía helvética acudiera a las urnas para evaluar la adhesión de Suiza al espacio de Schengen (acuerdo de seguridad) y de Dublín (refugiados). Ambos convenios fueron aceptados por 54,6% de los votos.

La adhesión deberá ser efectiva a partir del 1° de noviembre de 2008.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.