Navigation

La autonomía ejemplar de Suiza

Manifestación en Berna de repudio a la guerra en Irak. Keystone

La política exterior helvética ante el conflicto en Irak es el modelo a seguir en Europa: Emmanuel Todd.

Este contenido fue publicado el 05 septiembre 2003 - 11:37

“Suiza se ha mostrado mucho más europea que otros países del Viejo Continente", dijo a swissinfo el conocido analista político francés.

Desde que comenzó el conflicto en Irak, Suiza supo jugar la carta de la autonomía frente al imperio estadounidense de manera más contundente que otros países europeos, añadió.

Emmanuel Todd, economista, demógrafo e historiador, logró notoriedad cuando en 1976 advirtió sobre la caída de la Unión Soviética.

En entrevista con swissinfo, el también escritor insistió en que, en lo que a política exterior se refiere, Suiza muestra autonomía e independencia con respecto a Estados Unidos.

Explicó que mientras que Berna exigió a Washington el cumplimiento de las Convenciones de Ginebra –únicos instrumentos jurídicos para la protección civil en casos de guerra-, el “núcleo duro de Europa” (Francia y Alemania), sólo manifestó su desacuerdo con la política estadounidense.

“Ese es el signo de una posición mucho más progresista. De hecho, la posición de Suiza es un ejemplo de valentía para toda Europa", señaló el autor de ‘Después del Imperio’.

El fin de los imperios

Conocido por sus análisis prospectivos, Emmanuel Todd se reunió en Ginebra con periodistas y banqueros.

En 1976, el entonces joven investigador lanzó una de las más osadas hipótesis de la época: el desplome de la Unión Soviética, que sorprendió a propios y extraños, y que 13 años más tarde se inició con la caída del Muro de Berlín.

Hoy, casi 30 años después de su primera ‘profecía’, Todd proclama la caída de otro imperio, el estadounidense.

"Los estadounidenses tienen un ejército que, como el Ejército Rojo de Moscú en su época, es el símbolo espectacular e ilusorio de su potencia en el mundo. Pero nada más”, sentenció para añadir:

“La verdad de las cosas es que en Irak, por ejemplo, el ejército de Estados Unidos está haciendo la guerra como si fuera un verdadero debutante".

El ocaso de un imperio

“Con un déficit comercial de 500 mil millones de dólares anuales, muestra una vulnerabilidad económica real, proporcionalmente igual a sus aires de grandeza".

Además, subrayó, "Estados Unidos necesita inyectar a su economía mil 500 millones de dólares por día, para impedir la caída del nivel de vida de sus habitantes".

"Y, a pesar de ese delirio de grandeza, Estados Unidos pierde su calidad de vida: la mortalidad infantil es elevada; las jubilaciones y los sistemas de seguridad social, catastróficos; el nivel educativo, bajísimo, el número de matrimonios raciales mixtos se estanca y el país no progresa hacia la igualdad, ni hacia la democracia".

Irak: el declive total

Por eso, concluyó: Estados Unidos está en declive.

En su contundente análisis, sostiene que Washington "no tiene la potencia económica, ni la visión universal humanista que tuvo en la Segunda Guerra Mundial con el Plan Marshall. Tampoco posee una irrefutable superioridad militar, ni un excedente comercial que lo convierta en el mejor alumno de la clase", ironizó.

Emmanuel Todd sostiene que la guerra en Irak desveló la realidad de la situación estadounidense en el plano internacional.

swissinfo, Luis Vázquez, Ginebra

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo