Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

La banca privada defiende el secreto bancario

El secreto bancario sigue siendo un elemento clave que determina el éxito del centro financiero helvético, especialmente en la gestión de fortuna. Es por ello que Suiza no está dispuesta a suprimirlo, sostiene la Asociación Suiza de Banqueros Privados.

Suiza está dispuesta a discutir con la Unión Europea el espinoso asunto de la fiscalidad y otras cuestiones financieras, pero no a poner en tela de juicio el secreto bancario que, en el transcurso de los años, se ha adaptado a las nuevas técnicas y mentalidades.

Es lo que sostiene el secretario general de la Asociación Suiza de Banqueros Privados (ASBP), Michel Dérobert, en declaraciones a la Agencia Telegráfica Suiza (ATS).

La Confederación Helvética destaca por una extensa experiencia en el ámbito de la gestión de fortuna para una clientela internacional y esa ventaja suscita recelo tanto en Europa como en Estados Unidos, puntualiza Dérobert.

El marco legal en el que operan los bancos helvéticos tiene una importancia incluso mayor que en otros centros financieros. "El problema radica en saber si existe una voluntad política para conservar una plaza financiera competitiva o si se quiere correr el riesgo de que esas actividades se desarrollen fuera del territorio helvético", señala.

Dérobert considera necesario emprender esfuerzos para concienciar a una parte del espectro político sobre la importancia del centro financiero helvético. "Los partidos de izquierda no parecen haber entendido todavía lo que la plaza financiera aporta al país", advierte.

La competencia entre los centros financieros es más ardua que nunca, "especialmente en la gestión de fortuna institucional en la que varios bancos privados helvéticos sobresalen por su competitividad", señala Dérobert, y cita como ejemplo revelador la reforma del impuesto sobre actos jurídicos documentados.

Los bancos privados suizos proponen una reforma escalonada y sugieren limitarla, en una primera etapa, a los ámbitos más sensibles. La revisión legislativa correspondiente debería entrar en vigor por medio de un decreto gubernamental de aquí a fines de año.

Para reforzar la competitividad internacional Suiza tendrá que cuestionar ese impuesto "anacrónico", opina Dérobert. La Bolsa helvética, tras ganar terreno frente a la londinense, "vuelve a perder partes del mercado y ello por razones fiscales", precisa.

En cuanto a las críticas de competencia desleal en el ámbito fiscal por parte de Suiza, Dérobert estima que "no incumbe a instancias internacionales que carecen de legitimidad democrática ordenar a un estado lo que debe hacer o no". La fiscalidad es un terreno complejo en el que ningún país puede renunciar a su soberanía sin sufrir daños, agrega.

El secreto bancario no puede ser utilizado para enmascarar actividades criminales, y eso no ocurre, sostiene Dérobert, quien estima "suficientes" las disposiciones jurídicas que, además, comprenden medidas contra el blanqueo de dinero, una noción desconocida hace treinta años.

Para Dérobert cada país debe estar en condiciones de decidir sobre su fiscalidad y la aplicación de las leyes correspondientes. "Algunos países que tienden a veces a darnos lecciones, demuestran menos rigor en lo que concierne a la identificación de clientes", concluye el secretario general de la ASBP.

swissinfo y agencias


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes