Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

La Cámara Baja de Suiza porfía en otra salida a la iniciativa "Sí a Europa"

El frente antieuropeísta parece dispuesto a mantener la firmeza de su posición

(Keystone)

El Consejo Nacional (diputados) insiste en presentar una contrapuesta a la iniciativa "Sí a Europa". Este intento sería vano si el Consejo de los Estados (senadores) no acepta reconsiderar su decisión contraria en este asunto.

El tema no es nuevo. El Parlamento ya ha debatido, hace tres meses, sobre la iniciativa "Sí a Europa" que, según los postulados del movimiento juvenil promotor, pretende reactualizar la solicitud de adhesión de Suiza a la Unión Europea. Las dos cámaras del Parlamento no están de acuerdo con la exigencia.

Sin embargo, la de diputados porfía en proponer una contrapropuesta indirecta que disuada a los pormotores de la iniciativa a retirarla. En este sentido, la Cámara Baja sugiere adoptar una declaración de principio que de legitimidad al objetivo estratégico de adhesión a la Unión de los Quince, y otorgue al Gobierno Federal la libertad necesaria en este ámbito.

El Gobierno prepararía las negociaciones de rigor y presentaría un informe al Parlamento sobre los alcances sociales, económicos y políticos del asunto. En una etapa posterior, Berna recurriría a la experiencia recogida con los acuerdos bilaterales entre la Confederación y la UE para decidir el momento oportuno de la reactivación de las negociaciones de ingreso pleno. Todo esto, la democracia semi directa lo obliga, consultando al Parlamento.

Los senadores ya han rechazado, por 29 a 16 votos, la propuesta de la Cámara Baja. Esta posición del Consejo de los Estados no parece haber cambiado tras el "intervalo"de la estación estival.

Por supuesto que una respuesta alternativa del Parlamento a la iniciativa fortalecería al Gobierno Federal en esta delicada carpeta de política exterior y - como lo señalara el ministro de Exteriores, Joseph Deiss - daría una señal clara dentro y fuera del país.

Sin embargo, mientras el Consejo de los Estados no reconsidere su postura, el intento de la Cámara Baja será vano. Eso quiere decir que si no hay contraproyecto y los promotores de la iniciativa "Sí a Europa" no la retiran, el pueblo tendrá que decir la última palabra en una consulta nacional.

Por ahora, los parlamentarios "europeístas" y los "euroescépticos" hablan todavía idiomas muy distintos.

swissinfo y agencias

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes