Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

La carta no tiene los días contados

Disminuye el tráfico postal, pero Papá Noel recibe cada año montones de cartas.

(RDB)

Este martes se conmemora el Día Mundial del Correo. Quizás escribir cartas no esté de moda, pero la Unión Postal Universal (UPU) subraya que el correo tradicional tiene mucho futuro por delante.

El tráfico postal disminuye, reconoce la agencia especializada de la ONU con sede en Berna, que insta a los servicios postales alrededor del globo a adaptarse y adoptar nuevas formas de comunicación.

Desde el año 2000 se observa una disminución del volumen de correo postal, tendencia que, según varios expertos, se prolongará hasta 2008.

Según datos de la UPU, entre 2000 y 2004 el tráfico postal nacional se redujo en un 0,3% y el internacional en un 5,7% al año.

Era previsible que los ciudadanos remitieran menos cartas, señala a swissinfo Ken McKeown, director de Mercados de la UPU.

"La gente ha cambiado la forma tradicional de enviar cartas o impresos por las opciones modernas de la comunicación electrónica. Es más probable que hoy una persona envíe un e-mail", precisa.

Aún así, las perspectivas para los servicios postales no son tan pesimistas.

"Nuevas formas de comunicación e Internet generan beneficios. Internet aporta muchos ingresos a las empresas de correos provenientes de la venta 'online' de productos, que los destinatarios suelen recibir por envío postal", puntualiza McKeown.

Comercio electrónico

La UPU brinda apoyo a las organizaciones postales alrededor del mundo en el desarrollo de sus servicios Web.

Cerca del 70% de las empresas de correos en el planeta disponen de una oferta de servicios en Internet, entre ellos los Correos Suizos, explica a swissinfo Paul Donohoe, director del programa 'comercio electrónico' de la UPU.

"Los correos helvéticos están muy avanzados en este aspecto. Así, disponen de un servicio de firma digital para los envíos certificados y que el usuario puede remitir – con toda garantía de seguridad – desde su propio ordenador a cualquier dirección postal en Suiza".

El programa que dirige Donohoe utiliza las fórmulas extendidas en los países desarrollados para ayudar a otras naciones a ponerse al día.

"Estamos intentando ayudar al 30% restante a aprender cómo deben planear y desarrollar sus futuras estrategias".

Los países en vías de desarrollo tienen una serie de obstáculos a la hora de crear una plataforma Internet.

"Muchos países en vías de desarrollo carecen de profesionales que manejan con destreza los sistemas de ordenador. La UPU quiere formar a los empleados de los servicios postales en este campo y enseñarles cómo pueden lanzar su oferta de servicios 'online' en sus respectivos mercados", explica Donohoe.

¿Un rito del pasado?

McKeown no se atreve a afirmar que la carta tiene los días contados.

"No voy a pronosticar la muerte de la carta. En los mercados emergentes, como India, China y Brasil, entre otros, el correo postal tiene un gran potencial", vinculado al crecimiento económico.

"Nuestros estudios han demostrado que ese crecimiento favorece el volumen de correo de misivas; a medida que estos mercados emergentes crecen, aumentarán también los negocios y, con ellos, la necesidad de servicios postales que respalden el crecimiento económico", precisa McKeown.

El director de Mercados de la UPU coincide con Donohoe en que la industria postal tiene mucho futuro por delante.

"Cuando se inventó la televisión, todo el mundo pensaba que la radio desaparecería. Muchos aseguraron que Internet iba a ser la muerte de la industria postal. Todos estos nuevos servicios y herramientas aportan variedad de oferta, pero jamás reemplazan los que existían en el pasado".

swissinfo, Faryal Mirza
(Traducción del inglés: Belén Couceiro)

Datos clave

Las más de 600.000 oficinas postales en el mundo emplean a cinco millones de personas.

Los servicios postales cursan cerca de 436.000 millones de envíos por carta, tanto nacionales como internacionales, y 6.000 millones de paquetes al año.

La Unión Postal Universal cuenta con 191 países miembros.

Reivindica ser la segunda agencia internacional más antigua, después de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UTI), con sede en Ginebra.

Fin del recuadro

Unión Postal Universal (UPU),

En 1874, cuando se creó la Unión Postal Universal (UPU), reinaba el caos en la entrega del correo. Varios acuerdos bilaterales reglamentaban el tráfico postal, pero entorpecían su circulación.

"El mundo era muy diferente entonces; los acuerdos bilaterales entre países eran muy frágiles, ya que cada parte defendía sus propios intereses", explica a swissinfo el director general de la UPU, el francés Edouard Dayan.

Suiza participó en los intentos multilaterales para romper el 'status quo'. En septiembre de 1874 el gobierno helvético organizó una conferencia internacional en Berna para discutir la creación de una unión postal universal.

Un mes después, el 9 de octubre, se firmaba el Tratado de Berna que daba nacimiento a la predecesora de la UPU, la Unión Postal General. Esa fecha ha sido declarada el Día Mundial del Correo. La rápida adhesión de miembros llevó a la organización a cambiar de nombre en 1878. Desde entonces se denomina UPU.

Fin del recuadro


Enlaces

×