La Conferencia de San Gall hará escuela

Xóchitl Gálvez, de México, al hacer uso de la palabra en San Gall. Keystone

El simposio sobre federalismo terminó con la calificación de exitoso por parte de sus participantes.

Este contenido fue publicado el 30 agosto 2002 - 18:03

Un programa ambicioso y numerosos invitados de prestigio aseguraron el alto nivel del evento.

"Logramos nuestro objetivo", declaró a swissinfo el otrora ministro de Justicia de la Confederación Helvética, Arnold Koller, presidente de la conferencia.

Durante cuatro días San Gall vivió bajo el signo del federalismo. Unos 500 científicos, funcionarios y políticos venidos de más de 50 países hablaron de sus experiencias en el rubro.

Experiencia única

Los discursos de los políticos de jerarquía no aportaron gran cosa sobre el tema. Sin embargo, las discusiones efectuadas en los grupos de trabajo alcanzaron muy alto nivel.

"La manera en que se llevaron a cabo las discusiones en los talleres de trabajo fue simplemente fantástica", considera Thomas Fleiner, uno de los organizadores de la conferencia y miembro del Instituto del Federalismo de la Universidad de Friburgo.

Thomas Fleiner ha organizado numerosas conferencias y ha asistido a muchas más. Sin embargo, asegura que nunca las discusiones fueron tan fructíferas. "Fue verdaderamente un éxito", insiste.

"Esta conferencia fue una experiencia magnífica, tanto en el plano científico como en el personal", señala, por su parte, Bob Rae, organizador de la primera Conferencia sobre Federalismo que tuvo lugar en Québec, y presidente del 'Foro de las federaciones'.

Rae se refirió al grupo de trabajo sobre asuntos financieros en el que participó el presidente de la Confederación, Kaspar Villiger: "Los temas fueron acremente discutidos, pero tengo la sensación de que las ideas expresadas van a tener continuidad".

Próxima cita en Bélgica

El primer ministro belga, Guy Verhofstadt, invitó a los participantes a reencontrarse dentro de dos años en su país. Autoridades de la India manifestaron su intención de convertirse en anfitriones de la cita posterior, prevista para el 2006.

Guy Verhofstadt hizo un reconocimiento de la reunión de San Gall: "Esta conferencia estableció los parámetros a los que podrán referirse las próximas conferencias", declaró.
Hansjörg Bolliger, San Gall

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo