Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

La Costa Blanca, alternativa barata al Tesino

Andreas Huber, geógrafo social de Zúrich.

(swissinfo.ch)

Muchos jubilados suizos buscan la felicidad en la Costa Blanca española, afirma Andreas Huber, quien durante 15 meses realizó una investigación 'in situ' en torno a la migración de ancianos.

La explosión inmobiliaria o la escasez de agua son los lados oscuros de esa emigración. Entrevista con el geógrafo social de Zúrich.

Durante una estancia de quince meses en España, Andreas Huber entrevistó a numerosos suizos establecidos hoy en la Península Ibérica. El objetivo de este proyecto de investigación era averiguar qué les motivó a emigrar y cuáles son sus preocupaciones y problemas. Y es que la concentración de jubilados helvéticos en la Costa Blanca no está exenta de dificultades.

swissinfo: ¿Qué tiene la Costa Blanca para atraer a tantos jubilados suizos?

Andreas Huber: Hay una infraestructura específica que se ha desarrollado en los últimos veinte años: periódicos en alemán, médicos y residencias de ancianos para alemanes. Un factor muy importante para muchos de ellos es el buen clima y el coste de la vida. En España muchas cosas son más baratas que en Suiza.

swissinfo: ¿Cuál es el perfil del suizo que decide establecerse en España?

A.H.: Son personas de todas las capas sociales, aunque en su mayoría son clase media, pues se necesitan ciertos recursos económicos para poder dar ese paso. Otros ya vivieron en el extranjero antes por motivos profesionales.

swissinfo: ¿Cómo es su vida en la Costa Blanca?

A.H.: Viven en urbanizaciones de construcción reciente y con pocas infraestructuras públicas. En muchos casos sólo disponen de una calle principal, donde se encuentran los bancos, las gasolineras o las oficinas de alquiler de coches.

Faltan puntos de referencia, como pueden ser las iglesias o las escuelas, que faciliten el sentido de la orientación.

swissinfo: Sin embargo, muchos dicen ser felices...

A.H.: Muchos dejaron Suiza con la idea de establecerse en un lugar que consideraban paradisíaco. Luego se vieron confrontados con las críticas de amigos y conocidos: 'yo no podría vivir aquí' o '¿qué haces todo el día allí?, debe ser aburridísimo'.

La gente termina justificándose para convencerse de que dieron el paso correcto. Tienen que seguir creyendo en ese paraíso, de lo contrario la situación se hace muy difícil.

Es un planteamiento absurdo creer que uno puede vivir mejor en un lugar más soleado o en una casa más espaciosa. Cuando uno se muda no deja atrás su propia historia ni sus problemas. Y, además, la felicidad no depende de factores externos.

swissinfo: ¿Hay gente que ha visto truncados sus sueños en la Costa Blanca?

A.H.: Sí. Muchos critican el desarrollo urbanístico y el consiguiente ruido. Por esa razón a veces terminan mudándose a otro lugar. Y respeto a la soledad, tienen un sentido pragmático de ver las cosas. Algunos confiesan que se sienten solos, pero dicen que también lo estarían en Suiza.

swissinfo: La salud es un factor que adquiere mayor importancia con la edad. ¿Qué servicios existen aquí?

A.H.: Uno de los grandes problemas que se vislumbra es la falta de plazas en las residencias de ancianos. Tradicionalmente han sido los hijos quienes se ocupaban de sus padres mayores. Pero esto va a cambiar en el futuro, dada la creciente movilidad de la sociedad.

swissinfo: ¿Un problema de salud puede ser motivo para regresar a Suiza?

A.H.: Sí, es uno de los principales motivos para el retorno, junto con la pérdida del cónyuge.

swissinfo: ¿Y existen servicios de asistencia a domicilio como los del denominado Spitex en Suiza?

A.H.: Existen, pero son privados y, por consiguiente, no son gratuitos. También en este campo se perfila un gran problema. En algunas municipalidades ya hay un 30% de personas mayores.

swissinfo: ¿Qué consecuencias tienen las urbanizaciones para la economía local?

A.H.: Un sector que se beneficia es el de la construcción, a veces también las municipalidades. Y es que cuantos más residentes haya oficialmente inscritos, más ingresos para las municipalidades de la Comunidad Autónoma.

swissinfo: ¿Y los precios de la propiedad?

A.H.: Se han disparado. A ello se suma una serie de problemas medioambientales. Hay escasez de agua, con consecuencias nefastas para la agricultura. Este verano la sequía fue tremenda, por lo que se deteriora la calidad del agua que ya no es potable. Además, hay muchos campos de golf que, según un estudio del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), absorben tanta agua como una ciudad de 12.000 habitantes.

swissinfo: Usted define la situación en la Costa Blanca como una 'Europa en miniatura'. ¿En qué sentido?

A.H.: Allí viven personas de muchas nacionalidades en un espacio relativamente reducido.

¿Es gente que adquiere una nueva conciencia de esta experiencia?

En las municipalidades, donde la gente mayor de 55 años representa un tercio de los habitantes, podemos observar que adquieren cierto poder, por ejemplo, para imponer su política en temas relacionados con las residencias de ancianos.

Entonces los residentes suizos no están tan mal integrados...

A.H.: Están muy bien integrados, quizás no en la sociedad española, sino en su comunidad, gracias a los clubes y las redes de asistencia en caso de problemas.

Los nuevos medios de comunicación hacen posible mantener el contacto con los familiares y amigos en Suiza. También es crucial la importancia de la televisión por satélite.

swissinfo: ¿Podemos decir que, gracias a estos nuevos medios, la Costa Blanca se ha convertido hoy en el Tesino?

A.H.: Desde luego. Aunque en el cantón Tesino solía establecerse, sobre todo, gente con ciertos medios económicos. Vista así, la Costa Blanca es la versión barata del Tesino.

Entrevista swissinfo: Renat Künzi
(Traducción del alemán: Belén Couceiro)

Contexto

Unos 21.500 suizos residían oficialmente en España en el año 2004, de los cuales 7.500 en Madrid y 4.800 en la Costa Blanca.

Su número es mayor, ya que muchos no están inscritos en los registros correspondientes.

La inmigración suiza se remonta a fines de los años 70, cuando las constructoras comenzaron a ofertar en Suiza viviendas para la tercera edad en la Costa Blanca.

Entre tanto otros ancianos europeos se han sumado a los suizos.

La Costa Blanca ha sido calificada como 'la costa geriátrica' de Europa.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×