Navigation

La economía suiza contará con más trabajadores extranjeros

La industria también respirará con un poco más de alivio. Keystone Archive

Por primera vez desde 1991, el Gobierno Federal decidió, este miércoles, elevar los contingentes de mano de obra extranjera. La medida, reclamada por la economía suiza, tendrá valor mientras se aguarda la entrada en vigor de los acuerdos bilaterales con la UE que darán lugar a una reestructuración del sistema en la materia.

Este contenido fue publicado el 23 mayo 2001 - 14:59

A petición de varios cantones, entre ellos Basilea, Ginebra y Zúrich, y de otros medios de la economía nacional, el gobierno de la Confederación concederá, desde mediados de junio próximo, 5.000 permisos de permanencia anual y otros 6.000 de corta duración (18 meses) suplementarios con carácter temporal hasta el 31 de octubre próximo.

El total de contingentes entre noviembre de 2000 a octubre de 2001 se elevará entonces a 22.000 permisos anuales y a 24.000 de corta duración. El gobierno da luz verde a este incremento ante la notable demanda de especialistas, investigadores y ejecutivos en los diversos sectores de la economía helvética.

El empleo de los primeros contingentes atribuidos a la Confederación y a varios cantones económicamente fuertes ya superaba la media en abril. El lanzamiento de las modernas redes telefónicas UMTS, los trabajos de la nueve red ferroviaria, NLFA, o la exposición nacional, Expo 02 ponen de manifiesto la urgencia de mano de obra calificada.

No obstante, el gobierno federal recomienda que los cantones sean restrictivos en la concesión de los permisos de trabajo. Las prioridades en materia de reclutamiento, como las acordadas a los ciudadanos de la Unión Europea, deben ser respetadas. Se trata, a pesar de la elevación del número de permisos, de favorecer un equilibrio el mercado laboral a largo plazo.

Con la futura entrada en vigor del acuerdo sobre la libre circulación de personas entre Suiza y la UE, la repartición de contingentes se hará conforme a otro sistema. Las cuotas para los ciudadanos de la UE serán gradualmente abolidas.

Las disposiciones serán aplicadas con una simple ordenanza. Los cantones tendrán la competencia en materia de ejecución y la medida limitará únicamente el número de trabajadores extra-comunitarios.

El Consejo Federal ya ha establecido los contingentes que serán válidos desde la entrada en vigor de los acuerdos bilaterales, tras el actual proceso de ratificación de los parlamentos de la Unión de los Quince. Basándose en las necesidades de la economía ha incrementado el límite máximo de autorizaciones anuales para los ciudadanos no-europeos de 2.000 a 4.000 y ha fijado los de permanencia corta en 5.000. Estas cifras podrán ser revisadas cada año.

En espera de ese momento, el Consejo Federal optó, en su reunión semanal de los miércoles, por aliviar la carencia aguda de mano de obra calificada con la elevación temporal de los contingentes vigentes.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.