Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

La extrema derecha en un gobierno municipal

Partidarios de la extrema derecha el 1° de agosto de 2004 en el Rütli.

(Keystone)

Por primera vez en Suiza, un partido de extrema derecha obtiene un puesto en el poder ejecutivo de un poblado. Se trata de la comuna de Günsberg, ubicada en Solothurn, cantón fronterizo con Berna.

Sorprendente, pero no hay que dramatizar, opina un experto.

En Günsberg, un poblado ubicado en el cantón de Solothurn y en el que viven 1.164 personas, se han realizado elecciones para los siete puestos del poder ejecutivo de la pequeña comuna.

La sorpresa es que ha sido elegido para ocupar un asiento en este gobierno colegiado municipal Dominic Bannholzer, de 20 años de edad, y miembro del 'Partei National Orientierter Schweizer (PNOS), que traducido al español sería algo así como 'Partido Nacional de los Suizos Orientados’.

Dominic Bannholzer -de acuerdo a su discurso preelectoral-, quiere luchar contra los comerciantes de drogas y el crimen encabezado por los solicitantes de asilo en su comuna. También se propone interceder a favor del sector campesino local.

21% de los electores del pueblo dieron su apoyo a la voz de este extremista de derecha.

Ya en octubre pasado, un miembro del PNOS consiguió un peldaño en el parlamento de la ciudad de Langenthal, en el cantón de Berna.

De acuerdo a Hans Stutz, periodista y conocedor de la escena de la extrema derecha, el éxito del PNOS se debió al bajo índice de participación electoral en esa localidad.

PNOS atrae a los nacional-conservadores

En cambio, en Günsberg, donde el 8% de la población es extrajera, el caso es distinto: Aquí no se han formado filas de la Unión Democrática del Centro (UDC) sino, únicamente, del Partido Liberal y del Socialdemócrata.

"Parece que no hubo otra opción para los grupos nacional-conservadores que elegir a un extremista de derecha", indica el experto a swissinfo.

Incluso aún cuando el mismo escenario electoral se repitiese, Stutz opina que sería relativamente poco probable la elección de un miembro de esa corriente radical. Lo nuevo es que, a partir de ahora, el PNOS forma parte de la política institucionalizada.

"Esto sólo pudo ser posible a causa de que, en los últimos 20 años, la Unión Democrática del Centro, la Acción por una Suiza Independiente y Neutra (ASIN) y otros grupos similares sembraron un clima de discriminación y difamación en la sociedad."

Los orígenes del PNOS

Este partido fue creado en el 2000 y se calcula que cuenta con unos 100 o 130 miembros. Su campo de actividad se destaca, sobre todo, en los cantones de la planicie central helvética, en Berna, Solothurn, Friburgo y al norte, en los cantones de Basilea-Ciudad y Basilea-Campo, mientras que su sede central se ubica en Aargau.

Al principio intentó presentarse como una fuerza normal y conservadora, prometiendo en repetidas ocasiones el rechazo a la violencia, pese a que varios de sus exponentes, incluido el presidente del partido, habían ya pasado por los tribunales debido a este tipo de comportamiento, explica a swissinfo Hans Stutz.

"El PNOS evitó presentarse como un grupo tosco, incluso, ha sido cuidadoso en su discurso. Sin embargo, cuando se analiza el núcleo de su programa se observa que, en parte, tiene tintes nacional-socialistas, mientras el resto es racista."

Este punto de vista coincide con el del informe federal sobre extremismo, publicado en 2004: "El programa del partido PNOS, su periódico y otras de sus publicaciones están impregnadas de un rechazo a los extranjeros y de una retórica antidemocrática y de extrema derecha."

Peligro para minorías

El peligro del PNOS está latente, en opinión de Stutz, ya que en su entorno hay gente que puede ejercer violencia contra las minorías, es decir, contra los opositores de izquierda, contra homosexuales o contra personas de confesión judía, así como aquellas de origen extranjero.

Se sabe también que jóvenes militantes del PNOS tienen contacto con el Partido Nacional-Demócrata de Alemania. Stutz confirma que en algunos casos, representantes de esa agrupación germana han participado en manifestaciones de ese partido suizo. "Por lo demás, el PNOS actúa de manera independiente."

Marcel Alexander Niggli, profesor de Derecho Penal en la Universidad de Friburgo, coincide con el experto Hans Stutz, al indicar que en algún momento, el programa partidista del PNOS tendrá que pasar por los tribunales. Aunque la legislación penal contra el racismo no permite que se pueda prohibir un partido desde sus inicios.

En opinión del diario 'Neue Luzerner Zeitung’, la Oficina Federal de Policía no toma en consideración una posible prohibición de esta organización partidista. Tal medida sólo puede aplicarse como el último de los recursos pensables y la última vez que se aplicó fue a la organización terrorista Al Qaeda.

Seguir atentos

Hans Stutz no quiere dramatizar la elección del joven Bannholzer en el ejecutivo del poblado de Günsberg: "El extremismo de derecha sigue teniendo un desarrollo social marginal, pese a esos dos éxitos electorales del PNOS. No se trata de que cada fin de semana pueda reinar el miedo y el temor. No veo razón para que cunda el pánico, el tráfico carretero sigue siendo aún más peligroso."

Pero hay que seguir atentos, como muchos lo están desde hace años: "Tenemos que tener los ojos y oídos bien abiertos y no dejar de abrir la boca cuando presenciemos expresiones o hechos de la extrema derecha."

swissinfo, Gaby Ochsenbein
(Traducido del alemán por Patricia Islas)

Datos clave

La escena de la extrema derecha en Suiza se compone de pequeñas agrupaciones.

Divulgan su discurso, sobre todo, a través de conciertos y vía Internet.

De acuerdo al informe federal sobre extremismo 2004, se calcula que existen unos 1.000 militantes de la extrema derecha en Suiza.

La edad promedio de los simpatizantes oscila entre los 16 y 22 años de edad.

El PNOS fue fundado en septiembre de 2000 por activistas del grupo de cabezas rapadas conocidos bajo el nombre de 'Blood & Honour’. Cuenta con entre 100 y 130 miembros.

Fin del recuadro

Contexto

El PNOS ha participado ya en varias ocasiones en contiendas electorales. En el cantón de Aargau, su candidato al parlamento local obtuvo tan sólo una victoria modesta.

En octubre del 2004 fue elegido el miembro del PNOS, Tobias Hirschi (de 20 años de edad) al parlamento de la comuna de Langenthal, en el cantón de Berna.

El 24 de abril pasado, Dominic Bannholzer (de 19 años de edad) obtuvo un puesto en el gobierno colegiado de la comuna de Günsberg, en el cantón de Solothurn.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes