Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

La imagen de Suiza en el Perú es positiva

Beat Loeliger, embajador de Suiza en Perú.

(R. A. Fierro)

Suiza y Perú: alejados geográficamente, tienen muchos vínculos y algunos problemas comunes.

Beat Loeliger, embajador de Suiza en ese país, habla de las relaciones bilaterales, los suizos en el Perú, la cooperación y otros temas en entrevista con swissinfo.

Suiza mantiene relaciones diplomáticas con Perú desde hace más de 120 años y la cooperación helvética al desarrollo con el país andino data de hace cuatro décadas. A estos datos se suman los 2.500 suizos, muchos de ellos doble nacionales, que viven en Perú. Con este fondo, swissinfo conversó con el embajador de Suiza en Lima, Beat Loeliger.

swissinfo: Lo poco que se conoce del Perú en Suiza está asociado a la historia, la geografía, el turismo, la pobreza y a la corrupción. ¿Se reduce este país a esos aspectos?

Loeliger: La imagen del Perú en Suiza es sobre todo la de un país de turismo, exótico, alejado, con sitios muy interesantes a visitar para el turista curioso y un poco aventurero.

Los suizos viajan, descubren, aceptando tal vez una comodidad algo limitada. Prefieren normalmente los lugares históricos, como Machu Picchu. En Suiza este país no destaca por el aspecto político o económico, sino como país turístico. Su imagen es absolutamente positiva.

swissinfo: ¿Y la imagen de Suiza en Perú refleja sólo estereotipos del país rico, de chocolates, relojes, montañas? ¿Cuán informado está el peruano común sobre Suiza?

Loeliger: Además de esos estereotipos, es la imagen del país que ayudó al Perú a cazar ladrones y a cooperar en la asistencia judicial.

Se trata, evidentemente, del caso Montesinos. Suiza descubrió dinero sospechoso, lo bloqueó y asistió judicialmente al Perú. Y en base a una sentencia fue posible que en noviembre del 2002 Suiza reembolse al Perú ese dinero, que como se sabe, fueron 77 millones de dólares americanos.

Esta cooperación judicial útil, positiva, bienvenida, recibió gran eco en los medios peruanos. Entonces la imagen de Suiza no es sólo la de los estereotipos, sino además del país que ayudó a combatir la corrupción.

swissinfo: ¿Continuará esa colaboración?

Loeliger: Por supuesto. Aún cuando no sea visible, la asistencia judicial continúa; es eficaz y rinde tal vez resultados no tan espectaculares como hace unos años, mas da resultados que son usados en uno y otro lado para combatir la corrupción.

swissinfo: La Ministra Calmy-Rey ha destacado la importancia de reforzar los vínculos con Latinoamérica ¿Qué pasos concretos se han dado al respecto?

Loeliger: Cuando llegó nuestra Consejera Federal (alusión a la ministra de Asuntos Exteriores, Micheline Calmy-Rey) en febrero de este año, pensábamos hacer todo para profundizar los vínculos, pero ello toma tiempo. La presencia suiza en el Perú es muy buena, tal vez no tan visible como la de países más grandes, pero está presente.

Es verdad que hoy hay menor presencia suiza que hace 20 o 50 años, cuando estábamos muy presentes, especialmente con grandes empresas, incluso estatales.

Tal vez el desarrollo político y económico del Perú, sobre todo en el pasado reciente, no permitió una cooperación más fuerte, pero trabajamos para que lleguen las inversiones y se amplíe el comercio.

No obstante, toda inversión depende de las condiciones prevalecientes. Hoy no es fácil invertir en Perú. El capital extranjero, en este caso suizo, es muy prudente y tal vez faltan algunas condiciones positivas para que llegue más capital.

Se requiere el marco económico, jurídico, del sistema judicial, que no siempre es una protección adecuada para el capital extranjero en caso de litigio.

Lo más fácil es profundizar los vínculos culturales. Traemos sobre todo exposiciones suizas, porque en este caso no existe la barrera del idioma para llegar a muchas personas.

swissinfo: La cooperación suiza para el desarrollo, con 40 años en Perú, trabaja también a nivel político, no es sólo técnica. ¿A qué se debe este cambio de rumbo?

Loeliger: La cooperación suiza comenzó con agricultura, era muy práctica. Ahora ha asumido direcciones más sofisticadas, de acuerdo a las condiciones del país.

Perú se interesa en la buena gobernabilidad y aquí los suizos queremos interactuar con las autoridades peruanas, sobre todo locales y regionales.

Nuestros proyectos se integran bien en el marco de la descentralización, tema de gran actualidad en el Perú, pues hace poco hubo un referéndum para la constitución de macroregiones.

El Estado central intenta descentralizarse para, justamente, mejorar la gobernabilidad y la lucha contra la pobreza. Esto nos permite evaluar la situación y modestamente contribuir a mejorar las condiciones marco.

Hoy invertimos 15 millones de dólares anuales en la cooperación con Perú, que provienen por un lado de nuestro Ministerio de Relaciones Exteriores, y por otro, de nuestro Ministerio de Economía.

Aquí se juntan los esfuerzos, tanto en programas de desarrollo como de apoyo al comercio exterior. La Cosude, junto con la Seco, promueve el comercio exterior peruano hacia Suiza, y hacia otros países a través del Sippo (Programa Suizo de Promoción a las Importaciones).

Este proceder trae sinergias que permiten utilizar el dinero de los contribuyentes suizos más eficazmente que en el pasado.

swissinfo: ¿De qué manera se ve afectada la presencia suiza en Latinoamérica por su no pertenencia a la Unión Europea?

Loeliger: No diría que afecta nuestra imagen, pues nuestro trabajo es comparable al de otros países no miembros de la UE. Es verdad que políticamente Suiza está aislada; sin embargo, este efecto en Perú es limitado.

Mientras la UE trabaja junta, nosotros hacemos un trabajo diplomático clásico. Suiza, geográficamente pequeña, pero importante política y sobre todo económicamente, es reconocida como un país con el cual se puede trabajar bien.

Y las relaciones bilaterales con Perú son buenas, el trabajo aquí no es mucho más complicado por estar fuera de la UE. Además, no debemos olvidar que cada país miembro de la UE hace una política exterior propia, incluyendo la cooperación técnica.

swissinfo: Según las encuestas, más del 80 % de peruanos quieren emigrar ¿Ha aumentado por ello el número de solicitudes de visa en esta embajada?

Loeliger: Si hay presión migratoria probablemente es por las condiciones económicas en el país. Nos enteramos de ello por la prensa y lamentamos que unos 30.000 peruanos salgan del país cada mes.

No es nuestro rol tomar medidas contra esta presión migratoria. Por otro lado, muchos seres humanos migran ilegalmente en el mundo, y también hay presión sobre Suiza, donde hay unos 100.000 o más, de todos los orígenes. Ante ello, Suiza tiene una política de inmigración clásica, como otros países europeos.

Controla la inmigración sobre todo para poder integrar a aquellos que migran legalmente. Esta integración sólo es posible con el control.

Nuestra embajada contribuye en parte a ese control migratorio a través del otorgamiento de visas. En cifras significa que de 3.000 visas que nos solicitan al año, un 10% es rechazado por razones válidas, según las leyes suizas vigentes.

swissinfo: En esta Embajada hubo un supuesto tráfico de visas ¿Cuáles son los resultados de la investigación?

Loeliger: Sobre este caso puedo decir solamente que las autoridades suizas competentes realizan una investigación que aún está en trámite, y antes de que ella termine, evidentemente no podemos hacer mayores comentarios al respecto.

Lamento que haya surgido este caso y esperamos que en el plazo más corto posible culminen las pesquisas.

swissinfo: ¿Cuál es en general la situación de la comunidad suiza en el Perú?

Loeliger: Los suizos en el Perú son más o menos 2.500. Las relaciones bilaterales oficiales comenzaron en 1884, con el nombramiento Roberto Weiss, primer cónsul suizo en el Perú.

Desde entonces empezaron a llegar muchos suizos al Perú y la migración alcanzó su punto más alto a inicios del siglo pasado, para disminuir después.

Hoy en día la mayor parte de aquellos suizos y sus descendientes tienen doble nacionalidad y solamente el 20 % de los 2.500 tienen únicamente la ciudadanía suiza y vienen a desarrollar tareas específicas en la industria, el comercio y en organizaciones.

Muchos se quedan porque les gusta el Perú.

swissinfo, Rosa Amelia Fierro, de regreso de Lima

Datos clave

2004: Perú exportó a Suiza productos por 266 millones de dólares.
La Confederación Helvética se convirtió en el décimo primer socio comercial más importante del Perú.
Perú vende a Suiza oro, cátodos de cobre refinado, harina de pescado, pelo fino de alpaca o llama, espárragos, tara, hilados de pelo fino, fibras acrílicas, café.
El 95% de las exportaciones peruanas lo constituyen minerales.
También exporta tubería, orfebrería de oro y plata, piedras semipreciosas, prendas de vestir de lana y algodón, alfombras, sombreros, polos, cerámica utilitaria e instrumentos musicales.
Suiza exporta al Perú medicamentos, colorantes, telares, hojas de aluminio, maquinarias diversas.

Fin del recuadro

Contexto

- Beat Loeliger trabajó como representante diplomático de Suiza en Brasil, Austria, Australia y Portugal.
- Brasil fue el primer país latinoamericano donde trabajó; Perú, el segundo. Allí llegó en septiembre del 2003 y permanecerá probablemente hasta el 2007.
- Loeliger está casado con una ciudadana brasileña, con quien tiene tres hijos varones.
- Beat Loeliger: "Mi trabajo en el Perú es interesante, variado. Es un placer trabajar con un pueblo comunicativo, simpático, acogedor, que gusta de Suiza".
"Aún cuando en Perú se come muy bien, extraño la comida de mi país, también el clima suizo, que sin ser tan bueno, tiene estaciones bien marcadas, la naturaleza cambia".

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×