Navigation

La industria consolida su crecimiento

El sector industrial consolida su posición en la economía suiza. Keystone

Maquinaria, electrónica y farmacéutica son las principales ramas generadoras de riqueza en el segundo trimestre del 2004.

Este contenido fue publicado el 24 septiembre 2004 - 09:27

La semana económica trajo buenas noticias en el ámbito de los negocios: Nestlé desiste de vender Perrier y la tecnológica ABB cierra un atractivo contrato en Nueva Zelanda.

El sector industrial suizo, el segundo más importante de la economía helvética, dado que genera un tercio de la riqueza del país, dio nuevas señales de recuperación durante el segundo trimestre del 2004.

Integrado por ramas como la maquinaria, electrónica o el sector farmacéutico –ejes de la exportación helvética- creció 4,3% entre abril y junio del 2004, tres veces más que el resto de la economía.

Y en materia de negocios, esta semana se dieron dos noticias positivas: Nestlé reiniciará negociaciones con los trabajadores del sindicato de Perrier y la tecnológica ABB trabajará intensamente en un conglomerado de plantas de celulosa.

El consumo se acentúa

Los trabajadores suizos no comparten esta visión -ver más adelante-, pero los datos de la Oficina Federal de Estadística de Suiza (OFS) confirman (21.09) que el sector secundario de la economía -la industria- creció 4,3% durante el segundo trimestre del año.

Lo que implica que avanza mucho más rápido que el agro y que el sector servicios, lo que anticipa buenas nuevas para el empleo aunque esto sea a partir de septiembre.

El dato más importante de todos los presentados por la OFS corresponde al rubro de "pedidos a futuro". Éstos crecieron 10,2% entre abril y junio, lo que implica que el consumo de los suizos se acentúa.

Esto es, siempre que una economía está estancada o en recesión, la industria comienza a acumular stock -bienes en los almacenes-, y la mejor señal de que la reactivación productiva inició es justamente el repunte de los pedidos, ya que es sinónimo del buen ánimo de los consumidores para comprar.

El empleo, sin embargo, avanza mucho más lento.
Cuando las ventas mejoran, las empresas intentan primero reducir primero sus inventarios y sólo algunos meses después, cuando la tendencia favorable se confirma, comienzan a pensar en nuevas contrataciones.

Nestlé conserva Perrier

En el ámbito de los negocios, seis días después de que el conflicto obrero-patronal alcanzara su punto álgido -y contra todas las expectativas del mercado-, Nestlé Waters Francia anunció en París (22.09) que Nestlé Suiza conservará Perrier.

La decisión de no vender la fábrica de agua gaseosa responde esencialmente a un móvil político: la solicitud del ministro francés de Economía, Nicolas Sarkozy, de evitar la fractura.

Sarkozy pidió paciencia a Nestlé (que lleva más de cinco años acumulando pérdidas con Perrier) y criticó abiertamente al sindicato CGT -que representa a 3,000 de los 4.1000 trabajadores de Nestlé Waters en Francia-, por presionar a la empresa sin mediar una verdadera voluntad negociadora.

El ministro consiguió comprometer al CGT a reanudar el diálogo con Nestlé, que desde enero del 2004 manifestó la necesidad de jubilar de forma anticipada a 1.047 trabajadores (25% de su plantilla), para reducir sus costos fijos e intentar, con ello, elevar la decadente competitividad de Perrier, que en el 2003 vendió la mitad de las botellas que vendía hace 10 años.

Contratos y ventas

Otra noticia importante en materia de negocios corrió a cargo de la tecnológica suiza, ABB -actualmente una de las 10 empresas más rentables de Suiza-, quien cerró un acuerdo este lunes (20.09) con Carter Holt Havey, empresa australiana especializada en la fabricación de productos derivados de la madera, entre ellos, celulosa y papel.

El compromiso de ABB es dar mantenimiento durante cinco años a las plantas de celulosa de Carter Holt Havey tiene en Nueva Zelanda. A cambio, ABB obtendrá 37 millones de francos suizos.

Y dentro del sector agroquímico, Syngenta continuó su estrategia de "adelgazamiento" y reducción de gastos.

Por ello, vendió por 81 millones de francos suizos su participación en SF-Chem a la sociedad de inversión Capvis Clariant, basada en Zúrich.

Tras esta operación, Capvis Clariant controlará 25% de SF-Chen, mientras Syngenta conserva el 75% restante.

Esta decisión de la Syngenta forma parte de la estrategia de negocios que se trazó para el 2004 y el 2005, y la venta de negocios no prioritarios para el grupo continuará.

swissinfo, Andrea Ornelas

Datos clave

El Banco Nacional de Suiza (BNS) presentó su balance del segundo trimestre del 2004.
Confirma que sus depósitos en el extranjero sumaron 143'400 millones de francos suizos a junio del 2004, comparables con los 132'700 millones que tenía en abril.

End of insertion

Contexto

Otras noticias económicas relevantes:
El mercado suizo de las telecomunicaciones ocupa uno de los lugares más destacados de Europa, pero podría estar a la cabeza del Viejo Continente, coinciden la Universidad de Zúrich y el Instituto Plaut Economics de Regensdorf.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.