Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

La mirada altruista de Juan Calvino en una carta inédita

En este documento inédito de Juan Calvino, el teólogo aparece menos severo que la imagen que se tiene de él.

(musée international de la réforme)

El Museo Internacional de la Reforma, en Ginebra, recibió recientemente un manuscrito firmado por Juan Calvino. El documento data de 1545 y por fin es expuesto al público, luego de 150 años de desaparición.

Muy bien conservada, esta carta única muestra al severo teólogo y reformador bajo un ángulo más humano. Se trata de una donación excepcional para la joven institución.

Expuesto desde hace poco, bajo protección contra la luz, en una de las doce salas del Museo Internacional de la Reforma (MIR), este escrito data del 23 de enero de 1545 y es "la única carta conocida de Calvino sobre el suicidio", explica Isabelle Graesslé, directora de la institución.

El teólogo cuenta en ella que fue llamado la víspera para visitar a un tal Jean Vachat que quiso perder la vida propinándose dos cuchilladas en el vientre.

El suicidio, un triple crimen

En el paisaje religioso y ético de la época, el suicidio es una cuestión grave. Atentar contra su propia vida es un triple crimen: contra el individuo, contra la sociedad y contra Dios.

El acta hace revelaciones sobre la justicia penal del momento y el procedimiento que se inició sobre ese hecho concreto, con la entrega de la demanda donde se constata el delito cometido, tal y como lo indica el expediente establecido por los Archivos del Estado de Ginebra sobre la 'Carta de Calvino'.

Pese a la atención médica, Jean Vachat perdió la vida el mismo día. Empero, logró escuchar los exhortos de Calvino al arrepentimiento. El documento revela que el suicida rezó con el pastor, reconoció y confesó su falta antes de morir.

Sin cristiana sepultura

Al día siguiente, Calvino y los otros participantes en el asunto, otro pastor y dos cirujanos, establecieron –conforme a la costumbre de la época- los informes y la investigación para el teniente de policía.

De la autopsia realizada al cuerpo de Vachat se desprende que hubiera podido sobrevivir a sus lesiones si no hubiese estado debilitado por el asma que sufría, origen de su gesto desesperado.

A pesar de esos elementos, el teniente juzga "el caso muy escandaloso". Insensible a la solicitud del reformador, ordena que el cuerpo del suicida sea enterrado bajo la horca, sin cristiana sepultura.

Si bien Juan Calvino trató la cuestión del suicidio desde un punto de vista teológico, en esta carta se tiene la visión del pastor "enfrentado a la realidad de los sufrimientos psíquicos, de los sufrimientos que se vuelven morales en la medida que se tiene la impresión de que Dios nos ha abandonado", analiza Isabelle Graesslé. "Este documento revela el rostro humano de Calvino. Muestra que los más severos no son lo que uno puede creer".

Robo de los archivos

Esta faceta de la personalidad del célebre reformador hubiese podido permanecer en la sombra para siempre, pues esta carta de Calvino fue robada de los Archivos del Estado de Ginebra, al parecer, en la primera mitad del siglo XIX, cuando desapareció todo el expediente del caso Vachat.

El autor del hurto, un cierto James Galiffe, adjunto en la Comisión de los Archivos, se apoderó de una colección de piezas no catalogadas. Sus herederos entregaron el resto del procedimiento criminal a los Archivos en 1915. Sólo faltaba ese informe del puño de Calvino, entregado o vendido a un particular antes de esa fecha.

Subastas en París y Londres

La carta resurgió en 2003, cuando fue vendida en una subasta de Sotheby en París. Una reaparición que provocó el sobresalto entre los habitantes de la ciudad de Calvino. Los responsables de los Archivos del Estado de Ginebra protestaron entonces, sin lograr hacer valer sus derechos sobre ese documento excepcional.

El derecho suizo no permite, en efecto, "la reivindicación de tales bienes sustraídos al Estado luego de un largo periodo de tiempo" y el cantón no puede "participar en una puja a costa de los contribuyentes para salvar su patrimonio", explica la historiadora Catherine Santschi en la página web de los Archivos.

La carta fue comprada por un coleccionista, muerto en 2005. Sus descendientes decidieron entonces revenderla. Fue entonces ofrecida al mejor postor en una venta pública que tuvo lugar en julio de 2007, por Christie's, en Londres, donde alcanzó el precio de 70.000 libras, es decir, cerca de 170.000 francos suizos. El comprador fue nada menos que un grupo de mecenas del Museo de la Reforma.

swissinfo, Abigail Zoppetti, Ginebra
(Traducido del francés por Patricia Islas Züttel)

Museo Internacional de la Reforma

Esta institución abrió sus puertas en abril de 2005.

Se encuentra en la Casa Mallet, que data de principios del siglo XVIII, a dos pasos de la Catedral San Pierre de Ginebra, en el mismo lugar en que los ciudadanos de Ginebra adoptaron con su voto la Reforma en 1536.

Esas dos salas muestran la historia del protestantismo, desde su origen hasta nuestros días, gracias a piezas únicas, como la primera Biblia en francés, de 1535.

Una imprenta de la época fue reconstituida para recordar el papel de ese invento para propagar el movimiento religioso nacido de la protesta del alemán Martín Lutero en 1517.

El Museo Internacional de la Reforma (MIR) recibió el premio del Museo 2007 del Consejo de Europa, por su perspectiva internacional y la tolerancia religiosa que testimonia.

Esta institución recibe 25.000 visitantes anuales, un tercio de ellos venido del extranjero.

Forma parte del Espacio Saint-Pierre, junto con la catedral de Saint-Pierre y la zona arqueológica bajo el recinto religioso.

Los tres sitios están abiertos al público de martes a domingo, de diez de la mañana a cinco de la tarde.

Fin del recuadro

La Ciudad de Calvino

Ginebra adoptó la Reforma el 21 de mayo de 1536, bajo el impulso de Guillaume Farel. Dos meses más tarde, el teólogo Juan Calvino (cuyo nombre en francés es Jean Calvin) se dirigió a esa ciudad para apoyarlo.

Calvino, quien nació en 1509 en Noyon, Francia, se convirtió al protestantismo en 1533 y se refugió en Basilea al año siguiente.

Farel y Calvino encuentran resistencias. Son expulsados de Ginebra en 1538. Calvino parte hacia Estrasburgo. Regresó a Ginebra en 1541, donde permaneció hasta su muerte en 1564, a la edad de 55 años.

A partir de 1550, Ginebra se convierte en refugio de protestantes perseguidos. En un periodo de diez años, el número de habitantes ascendió de 12.000 a 20.000.

Si bien Ginebra -también bautizada como 'la Roma protestante' o 'la Ciudad de Calvino'-, es una de las cunas de la Reforma, apenas el 16% de su población es protestante, según indica el censo helvético de 2000. (40% de sus habitantes son católicos).

Un folleto disponible en el MIR propone un recorrido por los lugares de la Reforma en el casco antiguo de Ginebra.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes