Navigation

La OIT por la seguridad social

Jean Luc Nordmann, director de Seco, encabezó la delegación suiza. Keystone

En la Conferencia Internacional del Trabajo, Suiza apoyó la creación de un documento de identidad para los marineros y la campaña de seguridad social.

Este contenido fue publicado el 23 junio 2003 - 10:36

Suiza coincide con la OIT en que la seguridad social no debe considerarse un lujo de los países ricos.

La medida para la concesión de un documento de identidad internacional a losmarineros, examinada en el marco de la reunión anual de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), fue aprobada por unanimidad .

Para que entre en vigor será necesario, de acuerdo a los procedimientos jurídicos, que transcurran sólo 6 meses (a partir de ahora) y que apenas dos Estados nacionales la adopten en sus legislaciones internas.Después, será una norma aceptada internacionalmente.

La medida fue adoptada a raíz de las campañas que algunos países están haciendo contra del terrorismo y la inmigración ilegal. Pero también por otras razones.

"Suiza está consciente de que el comercio marítimo asegura el 90% del tráfico de mercancías en todo el mundo. Por lo tanto, mejorar la seguridad de los marinos refuerza igualmente la seguridad del comercio internacional", declaró a swissinfo Jean Luc Nordmann, de la Secretaría de Estado para la Economía (Seco) y jefe de la delegación helvética en esa conferencia.

En concreto, el acuerdo de la OIT fija normas precisas para el nuevo documento de identidad. Que sea uniforme y lleve la huella digital de su propietario. Cada uno de los Estados que ratifique la convención tendrá derecho a otorgar las tarjetas de identidad que serán válidas tanto en los puertos como en los aeropuertos y, por supuesto, en los navíos.

"El acuerdo que pactamos entre todos los miembros de la OIT también solicita a cada uno de los Estados que constituyan una base de datos que pueda ser consultada a nivel internacional para no correr el riesgo de entregar el documento de identidad a la persona equivocada", añadió Nordmann.

Seguridad social

Reunida desde el pasado 13 de junio en su cónclave máximo, la OIT también lanzó una campaña global para que los servicios de salud básicos y la seguridad en el ingreso se extiendan a la gran mayoría de la gente que no está cubierta.

"Ese es otro de los logros de esta convención, a la que Suiza se adhirió igualmente", comentó el jefe de la delegación helvética.

De acuerdo a cifras proporcionadas por la OIT, sólo una quinta parte de la población mundial cuenta con una cobertura de "seguridad social adecuada", y más de la mitad no tiene ninguna.

Mientras los programas de asistencia y seguridad social en los países industrializados abarcan a casi el 100% de la población; en los países de ingresos medios la cobertura varía entre 20% y 60%. En los países más pobres, por el contrario, se ubica muy por debajo del 10%.

"Es decir que estamos ante una realidad social evidente. Tanto la OIT como Suiza pensamos que la seguridad social no es sólo un derecho humano básico, sino una poderosa herramienta para el desarrollo económico y político. Consideramos que la seguridad social no debe ser considerada como un lujo que sólo las naciones ricas pueden darse", opinó.

Enfatizó que la seguridad social aporta una base para la inclusión política, el fortalecimiento de las capacidades de la gente y el desarrollo de la democracia. Adicionalmente dijo que atenudando los efectos del cambio económico, se promueve también una actitud más positiva hacia la globalización.

Estrategia del empleo

Durante la clausura de los trabajos (que tuvieron lugar entre el Palacio de las Naciones y la sede de la OIT, en Ginebra); el director general de la OIT, el chileno Juan Somavia, insistió en la necesidad de tener una estrategia sobre el empleo con el fin de combatir la pobreza.

"No lograremos cumplir el compromiso de reducir en un 50% la pobreza, entre hoy y el 2015, sino proporcionamos a todos un empleo decente", dijo Somalia.

El más alto de los funcionarios latinoamericanos activo en las organizaciones internacionales de Ginebra se quejó de que el empleo no figure en los debates económicos.

"Si ustedes leen las recomendaciones de las organizaciones internacionales, el empleo es el gran ausente. Los empleos son el lugar faltante en la estrategia global para reducir la pobreza", continuó el director general, quien fue reelegido oficialmente para un nuevo período de tres años.

En otro orden de ideas, los casi 3 mil delegados que asistieron a la reunión aprobaron el presupuesto total de la OIT para 2004-2005: 529,6 millones de dólares.

swissinfo, Luis Vázquez, Ginebra

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.