Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

La OMC pondera el modelo de liberalización de Suiza

Entrada principal a la OMC, en Ginebra.

(Keystone)

"El caso suizo es un ejemplo a seguir en materia de liberalización comercial" señala el 'Informe Anual 2001' de la Organización Mundial del Comercio, OMC, refiriéndose a las posturas de algunos gobiernos nacionales y de ciertas ONG que se oponen a la globalización. El documento fue publicado este miércoles en Ginebra.

La OMC destaca los pasos que han dado los responsables de la economía helvética hacia una mayor apertura de sus fronteras nacionales y a la inserción responsable en el proceso actual de mundialización comercial.

Ante los peligros implícitos en el cierre de fronteras, así como en la tentación de seguir las "señales contradictorias" que dificultan las previsiones, Suiza aborda esos terrenos con la prudencia adecuada, especialmente con respecto al cumplimiento de sus compromisos adquiridos con esta institución en el año 2000, precisa la OMC.

"Suiza ha abierto el sector de las telecomunicaciones a la competencia, disponiendo que la empresa paraestatal (Swisscom) conserve el monopolio de los servicios universales de las líneas fijas hasta el año 2002 y concediendo licencias a otros proveedores para las comunicaciones internacionales y locales, así como a operadores de servicios de telefonía móvil", señala el informe.

Michael Finger, director de investigación de la OMC y uno de los autores del documento, considera que "el modelo suizo de liberalización comercial se caracteriza por la prudencia y la toma de precauciones nacionales", ante una eventual invasión de compañías extranjeras. Es decir que Berna no se encuentra ni en un extremo, ni en el otro, sino en una posición intermedia.

"Esto, por supuesto, es digno de reconocimiento", dijo Finger.

Problemas con la agricultura

El informe anual de la OMC saluda igualmente el comportamiento de la política de exportación helvética. "Sus alentadores resultados, desde 1997 hasta la fecha, se deben primordialmente a las sanas políticas macroeconómicas y a las reformas estructurales que contribuyen a mejorar la asignación de recursos y a ampliar la explotación de las ventajas comparativas de Suiza", anota.

Sin embargo, a la OMC le sigue inquietando el alto nivel de protección arancelaria y el mantenimiento de las políticas de subvenciones a las exportaciones agrícolas en Suiza. Las considera desproporcionadas con relación a la aportación de esos sectores al Producto Interno Bruto y al empleo.

"Lo que nosotros recomendamos es que las preocupaciones no comerciales legítimas en el sector de la agricultura se aborden mediante medidas que no distorsionen indebidamente la producción y el comercio", dijo Michael Finger.

Crecimiento récord

La conclusión más importante del informe es que, en el año 2000, se registró el mayor crecimiento del comercio y la producción mundiales en mas de un decenio.

"En 2000, la expansión del comercio de mercancías, en términos reales, registró tasas que pueden equipararse con las mejores registradas durante los cinco últimos decenios. Sin embargo, en el último trimestre de 2000 comenzó a debilitarse el crecimiento económico, que ensombreció las perspectivas comerciales del 2001", indica el documento.

El informe anual 2001 de la OMC es un texto de 150 páginas, cuyo contenido muestra una visión general de la evolución del comercial internacional y presenta, igualmente, un resumen de las actividades de la OMC. En la introducción del documento se destaca el inicio de las negociaciones sobre la agricultura y los servicios, la asistencia prestada a los países menos adelantados y diversas cuestiones que se plantearon en la Conferencia Ministerial de Seattle.

Enrique Dietiker, Ginebra.


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×