Navigation

La política exterior suiza en el punto de mira

En la futura política exterior es necesaria una mayor cooperación con las organizaciones internacionales. http://www.snf.ch

Los científicos aconsejan repensar los elementos clave de la política exterior en función del nuevo contexto mundial. Según el jefe de la diplomacia helvética, no se trata de modificar los valores, sino de adaptar los instrumentos.

Este contenido fue publicado el 20 octubre 2000 - 22:56

Este viernes se presentaron en Berna los resultados de un estudio, realizado en el marco de los programas que financia el Fondo Nacional de Investigación Científica, que analiza minuciosamente los instrumentos y conceptos de la política exterior suiza.

Los trabajos se centraron en dos aspectos cruciales: la neutralidad y la concepción de Suiza como un estado de dimensiones pequeñas. La conclusión es que esos dos conceptos han sido superados por el nuevo contexto mundial.

Es preciso repensar esos elementos clave en función de un contexto internacional mutante y determinar si los conceptos de "neutralidad" y de "pequeño estado" no han perdido su razón de ser, explicó el responsable del proyecto, Laurent Goetschel.

Nunca los pequeños estados han tenido tanta influencia como hoy en la medida en que pueden intervenir en la toma de decisiones. Y la aferrada preservación de la neutralidad frena la modernización de las Fuerzas Armadas, precisó.

Como nuevo concepto para la política exterior helvética el estudio propone "los buenos servicios", que se fundamentan menos en la neutralidad y mucho más en la cooperación con las organizaciones internacionales.

Según Goetschel, varias investigaciones demuestran que Suiza podría incrementar su influencia mediante una presencia institucionalizada en el seno de estructuras internacionales. Una posibilidad, que analiza en detalle el estudio, sería la adhesión a la Unión Europea (UE).

Suiza no es miembro de la UE, pero ejerce cierta influencia sobre ella. Los Quince, en cambio, influyen en todos los ámbitos políticos de Suiza analizados en el estudio. La adhesión a la UE no pone en tela de juicio los valores clave de la política helvética, señaló Goetschel.

Otra conclusión del estudio es que hay que integrar más en la política exterior los valores éticos y del derecho civil. Nadie se opone a los derechos humanos, pero en la práctica éstos entran en conflicto con los intereses económicos, por ejemplo.

Una de las soluciones consistiría en incrementar la participación de los cantones, del Parlamento, de los grupos de interés y de las organizaciones no gubernamentales. Imprescindibles son también mecanismos como el acceso a fuentes de información adecuadas.

A la presentación del estudio asistió el jefe de la diplomacia helvética. Joseph Deiss reconoció la necesidad de eliminar los déficits en la política de integración y cooperación. Suiza ha madurado la idea de un ingreso en la ONU y sigue madurando la de una adhesión a la UE, dijo el ministro helvético de Asuntos Exteriores.

En su opinión, los valores y objetivos fundamentales de la política exterior siguen siendo válidos en el nuevo contexto mundial. Lo que requiere una adaptación son los instrumentos en el ámbito del mantenimiento de la paz.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.