Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

La política inmigratoria desatiende los derechos del niño

Los derechos del niño deben respetarse, independientemente de la nacionalidad, señala el Convenio de la ONU, ratificado por Suiza en 1997.

Los derechos de los menores de edad son afectados en nombre de las restrictivas leyes de Asilo de Extranjería, afirma el Observatorio Suizo de Derecho de Asilo y de los Extranjeros.

Esta institución de carácter civil reclama mayor atención a las necesidades y el bienestar del niño extranjero en la aplicación de estas leyes. Casos concretos.

El Observatorio tras la realización de un informe sobre este aspecto concreto de los derechos del niño concluye que el Convenio en la materia de la ONU y ratificado por Suiza en 1997 es "desatendido en múltiples ocasiones".

De acuerdo a este documento, las medidas adoptadas con respecto a un menor de edad deben responder al bienestar del niño y proteger la relación entre éste y sus padres, además de la defensa del núcleo familiar. No obstante, hay casos documentados que demuestran que Suiza no atiende esta regla, indicó en Berna la presidenta del Observatorio, la ex diputada Ruth-Gaby Vermot.

"Estos principios fundamentales son puestos de lado en la restrictiva política migratoria de Suiza", mencionó al afirmar que de acuerdo a las evaluaciones documentadas del Observatorio, hay muchos casos en los que las repercusiones sobre una decisión que atañe a un menor son relativizadas como daños colaterales.

Las denuncias son concretas con 26 ejemplos analizados. Se mencionan casos de familias separadas del padre, si es reenviado a su país de origen, o cuando es la madre y los hijos los que deben partir de nuevo a su país, luego de que una solicitud de asilo les ha sido negada.

Temor a la expulsión

También hay casos, documentados por las oficinas regionales del Observatorio en varias ciudades de Suiza, que señalan expulsiones forzadas de niños con la nacionalidad suiza, pero de madres extranjeras, que dejan de tener derecho de permanecer en Suiza por varias razones, entre ellas, el divorcio.

"Un hecho que realmente ocurre en Suiza", comentó al respecto la consejera del Centro de Atención para Mujeres y Parejas Binacionales 'Fabrina', Gudrun Lange a swissinfo.ch.

"Se trata especialmente de mujeres con niños cuyo divorcio se produce antes que hayan transcurrido tres años de matrimonio con un ciudadano helvético". Y aunque Lange matiza que no se trata de casos sistemáticos, advierte que este hecho provoca tanto temor a la mujer extranjera en situación difícil con su pareja, que prefiere aceptar hasta maltratos de su pareja, para evitar que sea deportada con su hijo u hijos.

El caso de Juliana, de Brasil

Fue lo ocurrido con la familia de Juliana, originaria de Brasil. En enero de 2006, llegó al Tesino, donde inició una relación sentimental con un suizo. Con un permiso de estancia anual, la mujer dío a luz en febreo de 2007. El padre reconoció al menor y con ello, obtuvo la nacionalidad helvética. Meses después llegó a Suiza el primogénito de Juliana, de 5 años de edad, nacido de una relación precedente en Brasil. Pero las dificultades entre la pareja se agravaron, al grado de que Juliana debió levantar una denuncia por amenaza corporal con arma blanca.

Las consecuencias: Juliana no obtuvo la renovación de su permiso anual, bajo el arumento de que ya no se reúnen las condiciones para su permanencia en Suiza por el fin de su convivencia con el ciudadano suizo.

Aunque la mujer ha presentado recurso, el cantón del Tesino lo ha rechazado. Debe regresar a Brasil con los dos pequeños.

Niños que han crecido en Suiza

También el Observatorio reúne antecedentes de niños y jóvenes que luego de vivir una gran parte de su vida en Suiza, deben partir porque la decisión negativa de una solicitud de asilo se postergó durante años o porque los padres de estos chicos han vivido en Suiza sin documentos legales de estancia y son descubiertos por la policía.

Es la situación -señala uno de los casos del informe presentado por Yvonne Zimmermann, al frente del Observatorio Suizo de Derecho de Asilo y de los Extranjeros-, de una familia que fue acogida en Suiza bajo argumentos humanitarios, pero que ahora debe regresar al sur de Serbia, luego de vivir 8 años en territorio helvético y ver crecer a sus tres hijos en este país, además de haber conseguido aquí una vida profesional y social sin reproche.

Oídos sordos al niño

Especial acento hace el Observatorio al hecho de que en el Convenio de los Derechos del Niño se señala la obligación de escuchar la opinión del menor de edad implicado en una decisión legal, tomando en cuenta su edad y el criterio de su edad. Lo que afirma la defensora, "se trata de un principio que prácticamente nunca es tomado en cuenta".

Para Vermot-Mangold, el documento de la ONU es una herramienta regulatoria vinculante reconocida por Suiza y que debe respetarse, "a fin de que los niños no sufran las consecuencias de una política inmigratoria restrictiva".

Sonia Fenazzi y Patricia Islas Züttel, Berna, swissinfo.ch

Contexto

La activista, ex diputada y presidenta del Observatorio suizo sobre el derecho del asilo y de los extranjeros, Ruth-Gaby Vermot-Mangold se ha dicho en repetidas ocasiones indignada por la nueva política de asilo helvética y europea.

A juicio de la ex diputada socialista (de 1995 a 2007 en el Parlamento), Suiza pierde atractivo y credibilidad cuando demuestra una política represiva en torno al asilo; y no piensa quedarse de brazos cruzados al ver que se atropellen principios defendidos en la Constitución.

El análisis del Observatorio presentado esta semana en Berna, se basa en 26 casos concretos de violaciones al Convenio de Derechos del Niño de la Organización de Naciones Unidas, en el marco de la política inmigratoria helvética.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×