Navigation

La pornografía infantil es un crimen

Detrás de cada imagen, hay una infancia quebrada. Keystone

La pornografía en Internet que involucra a los niños es un crimen. Para recordarlo, las autoridades lanzan una nueva campaña de información.

Este contenido fue publicado el 08 septiembre 2005 - 13:22

En los últimos tres años, 1.500 suizos han sido investigados de descargar y distribuir pornografía infantil en la Red. Más de la mitad de ellos han sido condenados.

Iniciada este jueves en Berna, la campaña "Stop child pornography on Internet" es la última de una serie de iniciativas coordinadas para encarar el problema.

"El fin de esta campaña es hacer que la población tome consciencia de que la pornografía infantil es un verdadero crimen", sentencia Martin Boess, director de Prevención suiza contra la criminalidad.

"Nosotros queremos decir a quienes consultan la pornografía infantil que pueden ser procesados, terminar en la cárcel y pagar multas", añade.

Aquellos que sabiéndolo ven este tipo de pornografía son también destinatarios de la campaña.

"No se les desviará la mirada, pero se les dirá que tienen un problema y deberían buscar ayuda", precisa el director de Prevención suiza contra la criminalidad.

Mirar no es es un delito

Prevención suiza contra la criminalidad ha preparado una campaña que se desarrollará durante tres años con la colaboración de diversas policías cantonales.

Los folletos explican cómo pueden caer las personas en la pornografía infantil y de qué manera pueden evitar la dependencia. Su contenido ofrece asimismo consejos para proteger a los niños cuando están en línea, por ejemplo a través de los foros de discusión (chatrooms).

"Hemos tratado de comprender por qué los hombres y las mujeres se interesan en esta clase de pornografía, y hemos descubierto que prácticamente ninguno conoce las leyes sobre la pornografía infantil en Internet", declara Martin Boess.

En Suiza no es ilegal el ver pornografía infantil, aún cuando la policía quiere cambiar esta situación. En cambio es ilegal descargarla, poseerla o distribuirla.

Martin Boess señala que su institución colabora también con la policía para respaldar a las escuelas con material de enseñanza, e informando a
los padres acerca de los programas informáticos que permiten filtrar las informaciones en la Red.

Operaciones anteriores

Hasta ahora se han realizado dos operativos policiales de gran envergadura para perseguir a los amantes de la pornografía infantil. Resultado: más de la mitad de las personas sospechosas de haber recibido o enviado material pornográfico que implican a niños han sido condenadas.

En septiembre de 2004, casi 400 personas fueron investigadas en el marco de la operación denominada Falcon (halcón). El 6% de ellas fue juzgada culpable.

Al operativo Falcon le había precedido, en septiembre de 2002, la operación Génesis, la mayor de su género jamás realizada en Suiza. En esa ocasión, 1.092 personas fueron interrogadas y se decomisaron 2.000 ordenadores y 35.000 discos duros.

De los 893 casos que la operación Génesis sometió a investigación, 47% se saldó con sentencias de hasta ocho meses de cárcel y multas de 25.000 francos.

swissinfo, Thomas Stephens
Traducción: Juan Espinoza

Datos clave

- La ley suiza no prohíbe mirar imágenes de pornografía infantil.
- Pero descargarlas o distribuirlas podría costar hasta un año de prisión y/o una multa.
- Es también ilegal la posesión de este tipo de pornografía.
- la venta de imágenes pornográficas de niños puede dar lugar a penas carcelarias de hasta tres años.

End of insertion

Contexto

- Prevención suiza de la criminalidad ha lanzado este jueves (08.09) su campaña "Stop child pornography on the Internet".

- En los últimos tres años, dos operativos de gran envergadura dieron lugar a que la policía investigue a 1.550 personas sospechosas de haber recibido o enviado material pornográfico que involucra a niños. Más de la mitad de ellos fue condenada.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.