Navigation

La prensa, poco entusiasta

Keystone Archive

Las reacciones en la prensa helvética este martes, tras el anuncio del apoyo al proyecto de una línea aérea nacional, advierten el riesgo de la medida.

Este contenido fue publicado el 23 octubre 2001 - 09:08

La inyección de más de 4 mil millones de francos por parte del Gobierno federal, de los cantones concernidos y de los círculos económicos para que prevalezca una compañía aérea helvética no asoman mucho entusiasmo.

Sin embargo, varios diarios destacan en su edición de este martes la mancuerna lograda entre el sector económico y el político para evitar una catástrofe social, que predecía la pérdida de unos 40.000 puestos de trabajo, si no se encontraba una solución a la crisis de Swissair.

El rotativo bernés 'Berner Zeitung' es duro. Advierte que el hecho de que los dos sectores "puedan dominar juntos una crisis" resulta ser el único punto positivo de este paquete de ayuda.

Aún se cuestiona el hecho de que el Estado "deba responsabilizarse de los pecados de los capitanes de la economía". El sector económico debe anteponer de nuevo , entre sus principios lineales, sus responsabilidades sociales.

Para el diario de Basilea 'Basler Zeitung', el procedimiento conjunto del sector económico y gubernamental esconde una hipoteca. "¿Cómo puede otra gran compañía, ante una amenaza de quiebra, entender que para ella no habrá dinero que la rescate?".

Además, recuerda el peligro en el que ahora se cierne Crossair, al retomar lo que sobra de su gran hermana, Swissair, y la posibilidad de que en dos años la situación se repita.

Tampoco el diario zuriqués 'Neue Zürcher Zeitung', descarta que la nueva compañía aérea se encuentre en algunos años de nuevo a las puertas "de la liquidación". Una mirada hacia los Estados Unidos muestra que "grandes nombres como Pan Am, TWA o Eastern cayeron del cielo, sin que los intereses estadounidenses o las ofertas de vuelos fueran afectados".

"La decisión correcta" cabecea a 8 columnas el zuriqués 'Tages Anzeiger'. En estos difíciles momentos de la economía, decenas de miles de desempleados de Swissair hubieran provocado un "efecto devastador" en el mercado laboral. Por ello los miles de millones de francos han sido "invertidos con sensatez".

Los diarios helvéticos editados en idioma francés subrayan el prevaleciente panorama de incertidumbre para el futuro de la línea nacional surgida de Crossair y Swissair.

La 'Tribune de Genève' duda que "esta inyección masiva de dinero público" se justifique. Estima que "la Confederación no ha terminado de pagar el futuro déficit aéreo".

Tampoco está de acuerdo con el argumento gubernamental de que la debacle de Swissair provocaría duras consecuencias para el turismo nacional. Para el diario ginebrino los turistas vendrían a Suiza por sus atractivos, sin importar mucho con que compañía aérea deciden volar.

El diario '24 Heures', de Lausana, no considera que la nueva empresa nacional forme parte de los sobrevivientes tras la reestructuración que se espera en el sector aéreo europeo. Opina que las emociones se concentraron en el mito persistente de volar en una línea helvética.

El periódico 'Le Temps' en su editorial recuerda que sólo bastaron unos días para que Suiza, normalmente tan quisquillosa para respetar al liberalismo, decidiera poner a disposición 2 mil millones de francos de las arcas públicas para respaldar a una empresa arriesgada.

"Las posibilidades son escasas, los riesgos considerables. No se sabe aún si la fusión entre las dos hermanas enemigas, Swissair y Crossair, será posible. Ni a qué precio Bruselas aceptará ver cómo Suiza da un mal ejemplo a los estados miembros".

En lo que respecta a la región italófona del cantón del Tesino, las críticas y dudas prevalecen en el 'Corriere del Ticino'. "La reconstrucción no evita la pérdida de 4 mil puestos de trabajo en Suiza, sin ofrecer solución alguna para el futuro de la sociedad ligada al grupo Swissair".

Poco más optimista se muestra el 'Giornale del Popolo' según el cual "el compromiso entre el sector económico y político redimensiona y, sea como fuere, salva a la nueva compañía aérea suiza", cuyo "despegue tiene aún una destinación incierta".

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.