Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

La reforma educativa a las urnas

A cada cantón, su sistema... ¿Cambiará eso este domingo?

(Keystone)

Este domingo 21 de mayo, los ciudadanos suizos votan sobre la armonización del sistema educativo, desde la escuela primaria hasta la universidad.

El resultado del escrutinio parece relativamente claro. En el Parlamento, una clara mayoría sostuvo la reforma.

Es raro observar una tal unanimidad. Casi el conjunto del Parlamento, de la Confederación y de los cantones, así como de las asociaciones más importantes y las organizaciones son favorables a la modificación de los artículos constitucionales sobre la formación.

Sólo una pequeña minoría de la Unión Democrática del Centro (UDC, derecha dura), del Partido Suizo del Trabajo (PdT, extrema-izquierda) y del Partido Cristiano Conservador (PCC) se oponen al proyecto de reforma.

En Suiza, las autoridades cantonales gozan de una amplia autonomía en materia de educación. Fijan la edad de entrada a la escuela, la duración de la formación obligatoria y el programa escolar. Actualmente, hay prácticamente tantos sistemas educativos como cantones y semi-cantones.

La idea de una reforma del sistema educativo no data de ayer. Ya en 1973, el primer proyecto fue sometido a votación popular. El pueblo lo aceptó, pero fue rechazado, por los cantones.

Una situación semejante no debería reproducirse esta vez. Todos los cantones, o casi todos, son favorables al nuevo proyecto, aun cuando tendrán que ceder partes de sus atribuciones a la Confederación.

Mayor colaboración

Para los cantones la reforma seignificaría una mayor colaboración. Y, en caso de falta de entendimiento entre ellos, la intervención de la Confederación, pero únicamente como último recurso, para imponer una solución.

La coordinación y la colaboración en el dominio de la educación figuran entre los puntos esenciales del proyecto. Cantones y Confederación deberán comparar diferentes factores en el conjunto del sector de la formación, de la escuela obligatoria hasta la universidad.

Así, la edad de ingreso a la escuela, la duración de la formación obligatoria, los estándares que hay que respetar y los niveles que hay que alcanzar deberían ser armonizados en el país.

Los 'por'

Al final, la reforma debería permitir al sistema educativo suizo obtener los mejores resultados en las clasificaciones internacionales. Por otro lado, el sistema suizo sería más 'eurocompatible', argumentan los defensores del proyecto.

Para ellos, la armonización es un paso importante hacia un sistema escolar único y de calidad, que permitirá pasar sin demasiadas dificultades de una escuela a la otra, de un cantón al otro.

Se trata también de una etapa indispensable para garantizar una igualdad de las posibilidades y para responder a la movilidad creciente de los suizos.

Los 'contra'

Las raras voces que se oponen a la reforma estiman, al contrario, que un sistema único engendraría una nivelación a la baja de la calidad de la enseñanza.

Por parte de la UDC, algunos denuncian además la pérdida de autonomía de los cantones en materia de educación y, por ende, un golpe al federalismo.

Por su parte, la extrema-izquierda ve en este proyecto de armonización un "déficit democrático". Según ella, la Confederación tendrá demasiado poder, ya que impondrá su punto de vista como último recurso y definirá las grandes líneas del sistema escolar.

Doble mayoría

El proyecto de reforma implica una modificación de la Constitución. Es por esa razón que automáticamente es sometido a votación. Y como para toda modificación constitucional, debe obtener la doble mayoría en las urnas: la del pueblo y la de los cantones.

Si un 'sí' saliera de las urnas este domingo, la reforma del sistema escolar entraría inmediatamente en vigor.

swissinfo, Christian Raaflaub
(Traducción, Marcela Águila Rubín)

Datos clave

Algunos ejemplos de armonización contenidos en el proyecto sometido al voto del 21 de mayo:
Escuela infantil obligatoria en todo el país.
Misma edad al principio de escolarización.
Misma duración estudios obligatorios (once años).
Mejor reconocimiento de los diplomas entre las universidades.
Desarrollo de estándares de formación.
Mejor coordinación de los esfuerzos de los institutos universitarios de investigación.

Fin del recuadro

Contexto

El sistema federalista suizo otorga a los cantones la competencia de administrar la instrucción pública.
La Constitución establece las bases del sistema escolar. Cualquier modificación constitucional requiere una doble mayoría de los votos: del pueblo y de los cantones.
Hasta ahora, las tentativas de armonizar los 26 sistemas escolares cantonales fracasaron porque no obtuvieron la mayoría de los cantones.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×