Navigation

Skiplink navigation

La suerte de "El Clarín" en manos de un juez suizo

Victor Pey, espera que juez suizo le devuelva bienes confiscados por Pinochet. (Foto: Nelson Muñoz) swissinfo.ch

Dos ONG esperan que el magistrado Pierre Lalive decida la devolución a su dueño de los bienes del diario “El Clarín”, confiscado por el gobierno del general Pinochet.

Este contenido fue publicado el 28 diciembre 2004 - 16:12

El abogado ginebrino fue designado presidente del tribunal de arbitraje internacional en el Banco Mundial que estudia la demanda contra el gobierno chileno.

Una vez más el pasado de Pinochet vuelve a pasar por Suiza. Hace 3 años el fiscal y juez ginebrino Bernard Bertossa solicitó la extradición del ex dictador chileno para juzgarlo en tierras helvéticas por la desaparición del ciudadano suizo Alexis Jaccard. Por entonces Pinochet se encontraba detenido en Londres.

Esta vez otro jurista suizo, el profesor Pierre Lalive, de Ginebra fue designado para decidir acerca del embrollo causado por la dictadura del general Pinochet: la devolución a su legítimo propietario de los bienes requisados del diario “El Clarín”.

Tribunal arbitral

Pierre Lalive fue designado presidente del tribunal arbitral del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones, que depende del Banco Mundial en Washington. Este organismo se pronuncia sobre casos de expropiaciones de empresas por parte de los Estados y cuyos dueños consideran ilegales.

Este tribunal ya se pronunció en primera instancia al aceptar lo fundado de la queja y acerca de su competencia, al admitir la demanda de uno de sus propietarios, el ciudadano español Victor Pey de someter la restitución del “Clarín” al arbitraje internacional.

Suizos en la historia

Este caso curiosamente involucra a Suiza en diferentes aspectos. Primero porque la empresa del diario Clarín fue fundada en 1954 por Darío Sainte Marie, en 1954, una familia de origen suizo-francés.

El Clarín se convirtió en uno de los diarios populares de mayor tirada en Chile, y uno de los pocos órganos que escapaban al monopolio de la prensa que siempre ha existido en este país sudamericano. Durante el gobierno de Salvador Allende (1970-1973) este diario defendió la política socialista de este mandatario de izquierda.

Por otro lado, su cambio de propietario se hizo en Ginebra, Suiza, en 1972, por lo que su dueño pasó a ser el ciudadano español Victor Pey, que por entonces era uno de los consejeros personales de Salvador Allende.

Tras el golpe militar que derrocó a Allende en 1973, la dictadura del general Pinochet procedió, mediante decreto, a expropiar este importante medio de prensa.

Una vez que Chile retornó a la democracia, asumió la presidencia en 1994, por votación popular, un presidente de origen suizo, Eduardo Frei, originario del cantón de San Gall. Este presidente debía asumir la devolución de los bienes incautados.

Pero el gobierno Frei, ante presiones de grupos de interés, hizo oídos sordos a la solicitud de anular el decreto militar que afectaba la expropiación del “Clarín”. Sin embargo, otras propiedades embargadas por los militares fueron devueltas a sus propietarios.

Bajo el actual mandato del presidente socialista Ricardo Lagos, tampoco ha sido posible la restitución de los bienes y se mantienen las medidas confiscatorias del diario y la negativa de indemnización por daños y perjuicios que reclama Victor Pey.

Uno de los argumentos es que está pendiente un juicio presentado en los tribunales chilenos por los herederos de la familia Sainte Marie, que reclama también parte del patrimonio.

El frente ginebrino

El caso fue llevado, el pasado mes de noviembre, ante el relator especial, Ambeyi Ligabo, encargado en la ONU de la Cuestión de la Promoción y la Protección del Derecho a la Libertad de Opinión y Expresión.

Además, el representante permamente de la Asociación Internacional Contra la Tortura (AICT) Fernando Ruiz ha presentado el caso ante la Comisión de los Derechos Humanos de la ONU, en la medida en “que se trata de un notorio caso de atropello del derecho a la libertad de expresión”, según explicó a swissinfo.

Otra organización con sede en Ginebra, el Comité Memoria y Justicia, se ha movilizado en favor del caso, al igual que la Fundación Presidente Allende, con sede en Madrid.

Fernando Ruiz agregó que la defensa de estas organizaciones por la devolución de los bienes a Victor Pey, tiene como única finalidad asegurar la existencia en Chile de un mayor pluralismo y libertad de información, en un panorama dominado por el duopolio de la prensa encabezados por El Mercurio y La Tercera.

Ruiz se entrevistó el mes pasado con Victor Pey, que ha vuelto a residir en Chile. Pey le aseguró que “tan pronto el tribunal arbitral que preside el abogado ginebrino Pierre Lalive decida la devolución de sus bienes, se pondrá al trabajo para dotar al país de un diario independiente”.

Este anhelo será posible si el fallo del juez profesor Pierre Lalive falla en favor de los demandantes en un proceso iniciado en 1997.

swissinfo, Alberto Dufey

Datos clave

Fundado por una familia francesa-suiza en 1954, El Clarín defendió la política socialista del presidente Salvador Allende.

End of insertion

Contexto

Fernando Ruiz, representante permamente de la Asociación Internacional Contra la Tortura (AICT)llevó el caso ante la Comisión de los Derechos Humanos de la ONU.
A su juicio se trata de un notorio caso de atropello contra el derecho a la libertad de expresión.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo