Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

La suerte de Pavel Borodin se decide este jueves

(swissinfo.ch)

Ese día la Cámara de Acusación de Ginebra anunciará si el ex administrador de bienes del Kremlin debe ser puesto en libertad condicional, como pide la defensa, o si permanecerá en detención preventiva, como solicita el fiscal general ginebrino, Bernard Bertossa.

Aquejado de un dolor en el tórax, Pavel Borodin fue ingresado este pasado lunes en el Hospital Cantonal de Ginebra por orden del médico de la cárcel de Champ-Dollon, donde permanecía en detención preventiva desde su extradición a Suiza.

No se conocen detalles sobre su estado de salud, pero se sabe que el funcionario ruso fue hospitalizado en Nueva York en marzo pasado por un malestar similar.

Inculpado de blanqueo de dinero y de pertenencia a una organización delictiva, Borodin fue encarcelado el sábado por orden del juez ginebrino Daniel Devaud, quien dirige una investigación abierta hace dos años.

Está acusado de haber blanqueado 30 millones de dólares procedentes de comisiones ilegales a dos empresas suizas - Mabetex y Mercata - por la concesión de cuantiosos contratos para la restauración del Gran Palacio del Kremlin y otros edificios oficiales rusos.

En diciembre pasado la fiscalía rusa cerró la investigación sobre los supuestos sobornos por falta de pruebas contundentes. Los magistrados ginebrinos, en cambio, no han desistido.

Este martes los abogados de Borodin pidieron la liberación condicional de su cliente ante la Cámara de Acusación del Tribunal de Ginebra, mientras que el fiscal general ginebrino, Bernard Bertossa, solicitó una prórroga de tres meses de la detención preventiva. La decisión se conocerá dentro de dos días.

Robert Assael, uno de los abogados de la defensa, acudió el pasado lunes a la cárcel para discutir los pormenores judiciales con su cliente y encontró a Borodin "cansado y disgustado por esta detención injusta e inútil, pero confiado en que se demostrará que es inocente".

El ex administrador de bienes del Kremlin fue arrestado en enero pasado en el aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York en cumplimiento de una orden internacional de busca y captura. La semana pasada aceptó ser extraditado a Suiza, según dijo, para limpiar su nombre de los cargos de corrupción que se le imputan.

swissinfo y agencias

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×