Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

La tragedia no podía prevenirse

Felix Oehler, de Adventure World, testificó este martes.

(Keystone Archive)

Uno de los acusados del proceso sobre el accidente de Saxetbach, enfatizó que el accidente fue el resultado de un "acontecimiento extraordinario" de la naturaleza.

Felix Oehler, uno de los directivos de la empresa Adventure World, que organizó la excusión que en 1999 costó la vida de 21 personas, señaló este martes ante la Corte que las condiciones climatológicas del día del accidente no eran extraordinarias.

Insistió en que el nivel del agua en el desfiladero de Saxetbach, la escena de la catástrofe, y las condiciones climatológicas, eran habituales y que, por lo tanto, no consideró necesario discutir sobre el tema con el guía del grupo.

En la segunda jornada de un juicio que concluirá el próximo 11 de diciembre, también subieron al estrado Bernhard Steuri y Berbhard Gafner. Los tres ex directivos rechazaron cualquier responsabilidad en el drama.

La parte acusadora reprocha a los responsables de la empresa el hecho de no haber informado suficientemente a los guías sobre los riesgos de la excusión así como el no haber suspendido la misma a pesar de las previsiones de tormenta.

En la apertura del proceso, Stefan Friedli y Peter Balmer, ambos ex directivos de Adventure World, dijeron a la corte que fue sólo después del accidente de 1999, en el que murieron 21 personas, que la empresa introdujo manuales impresos de seguridad.

El juicio comenzó el lunes (03.12) en Interlaken. En esa primera jornada, la madre de una de las 21 víctimas de la catástrofe hizo patente su sufrimiento por la desaparición de su hija.

Ocho personas, empleados y dirigentes de Adventure World, son sometidas a juicio bajo los cargos de homicidio por negligencia. Sobre ellas pende el riesgo de hasta un año de prisión por haber autorizado y organizado la excursión al desfiladero del Saxetbach, en el cantón de Berna.

Una tormenta que se desató ese día provocó un fuerte torrente en el que perecieron 21 jóvenes de entre 19 y 31 años -incluidos tres guías- de los cuales 14 procedían de Australia mientras los otros residían en Sudáfrica, Nueva Zelanda y Suiza.

swissinfo


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes