Navigation

La UDC propone la integración forzada de extranjeros

Keystone

La Unión Democrática del Centro (UDC/derecha nacionalista) prepara una iniciativa popular que propone obligar a los inmigrantes a respetar las normas vigentes en Suiza o ser expulsados.

Este contenido fue publicado el 18 marzo 2007 - 09:48

En su asamblea de Lugano (17.03) los delegados del partido evocaron la idea de establecer un contrato de integración. Asimismo dijeron 'sí' a la 5a. revisión del seguro por invalidez, que se someterá al pueblo en junio.

El texto titulado "Nuestra reglas son válidas para todos" fue presentado por la sección tesinesa de la UDC a los 300 delegados presentes. El documento propone que los extranjeros se sometan a las normas vigentes en Suiza, o de lo contrario dejen el territorio nacional.

El comité directivo del partido recibió el mandato de preparar una iniciativa popular en ese sentido y presentarla a los delegados el próximo 30 de junio. La recogida de firmas podría comenzar el 1 de agosto.

Según el vicepresidente de la UDC, Yvan Perrin, la violencia se ha extendido y se ha convertido en un verdadero problema de integración. Por ende es un deber "separar a aquellos y aquellas que no pueden o no quieren admitir nuestros principios".

En esta línea, los delincuentes extranjeros deben ser sistemáticamente expulsados aún cuando fueran menores de edad. Y "si se se constata negligencia de los padres en la educación de sus hijos, la expulsión afectará a toda la familia", recalca Perrin al tiempo de señalar que debe ser introducido el principio de la naturalización a prueba.

Un contrato y cursos de idiomas nacionales

La UDC propone prácticamente establecer un contrato de integración entre el Estado y el inmigrante que llegue. Éste debe llenar una declaración de lealtad a la Constitución suiza y al orden jurídico vigente en el país.

La iniciativa prevé obligar al recién llegado a seguir cursos de integración que pagaría de su propio pecunio y evaluar luego sus conocimientos. El inmigrante debe además aprender una de las lenguas nacionales.

Quien no se integre o haya sido condenado por la ley debe dejar Suiza por infringir los términos del contrato, precisa la UDC.

La Unión Democrática de Centro (UDC/derecha dura) propone asimismo no dar ayuda social a los inmigrantes en los primeros cinco años de permanencia en Suiza, para evitar así que se aprovechen del sistema social.

El ministro de Justicia y Policía Christoph Blocher ha hecho de la violencia juvenil un tema de gran preocupación. En ese sentido ha reiterado su intención de roforzar la presencia policial y la prevención en las escuelas. Quiere además obligar a los maestros a denunciar las infracciones más graves.

A favor de la 5a. revisión de la AI

Como se esperaba, los delegados de la UDC se pronunciaron también en favor de la votación sobre la 5a. revisión del seguro en caso de invalidez (AI en su sigla francesa). El apoyo fue prácticamente unánime: 310 contra 1. El tema será dirimido por el pueblo el próximo 17 de junio.

La revisión, contra la cual se ha depositado un referéndum, no va lo bastante lejos en opinión del diputado Toni Bertoluzzi. No obstante mostrará si el principio de reinserción del minusválido puede tener éxito, aún cuando no sea suficiente para resolver el problema principal de la AI: su financiamiento. Una 6a. revisión será necesaria para ese fin.

El laxismo en la atribución de rentas por invalidez y el tabú social acerca de los abusos cometidos por inválidos aparentes han convertido a la AI en "auto servicio de los holgazanes", denuncia Toni Bertoluzzi.

El Partido Socialista en la mira

Cabe señalar que la reunión de Lugano dio al presidente de la UDC, Ueli Maurer, la ocasión de lanzar algunas salvas contra la izquierda. Maurer critica la postura del Partido Socialista (PS) en el litigio sobre la fiscalidad entre Berna y la Unión Europea.

Incapaces de convencer en el plano nacional, los socialistas buscaron apoyos en otras partes, denunció.

En su opinión las presiones conjuntas de la izquierda y de Bruselas deben ser consideradas como un ataque contra el núcleo de Suiza, el mayor desde la Segunda Guerra Mundial.

"La soberanía fiscal no es negociable", sentencia Maurer al tiempo de señalar que en caso de sanciones europeas, Suiza debe adoptar medidas de retorsión.

swissinfo y agencias

Datos clave

El Partido de los campesinos, artesanos e independientes fue fundado en 1937.
En 1971 cambió su denominación por el de Unión Democrática de Centro (UDC).
Actualmente ocupa 55 de los 200 escaños en el Consejo Nacional (diputados) y 8 asientos en el Consejo de los Estados (senadores).
Tiene dos ministros en el Consejo Federal (Gobierno).

End of insertion

Contexto

Junto con los radicales (PRD/centro derecha), los demócrata cristianos (PDC(centro) y los socialistas (PS/izquierda), los demócratas de centro (UDC/derecha nacionalista) ocupan los siete cargos del gobierno colegiado de Suiza.

La Unión Democrática de Centro tuvo su origen en un partido agrario que se fue perfilando más hacia la derecha del tablero político.

La UDC logró un éxito notable en las elecciones federales de 2003, convirtiéndose así en el primer partido del país en el Consejo Nacional (cámara del pueblo).

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.