Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

La UE inaugura con bombos y platillos su cooperación militar reforzada

El general estonio Riho Terras (izq) y Donald Tusk dan una rueda de prensa sobre el proyecto de cooperación militar europeo, este jueves 14 de diciembre en Bruselas

(afp_tickers)

Los dirigentes de 25 países de la Unión Europea (UE) lanzaron con bombos y platillos este jueves durante una cumbre en Bruselas una cooperación militar inédita para relanzar el proyecto de la Europa de la Defensa.

"El sueño se convierte en realidad", declaró el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, en una ceremonia en la que participaron además soldados en uniforme, para marcar un "día histórico" tras 60 años de fracasos sucesivos en este tema.

"Hoy lanzamos la 'cooperación estructurada permanente' [PESCO, por sus siglas en inglés], una expresión de nuestra voluntad de construir una defensa europea", dijo. "¡Es una buena noticia para nuestros aliados y una mala noticia para nuestros enemigos", añadió exultante.

Esta cooperación militar busca estimular proyectos militares y de armamento entre los países de la UE. Los únicos países que no participarán en esta cooperación son Reino Unido -que saldrá del bloque en marzo de 2019-, Dinamarca y Malta.

"Creo que esto será bueno para la UE, para Europa y para la OTAN", estimó por su parte el secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg, para quien esta cooperación "generará mayores capacidades, más gastos en defensa y una mejor repartición de la carga".

En un tuit, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, quien se encuentra en Bruselas para esta cumbre con el Brexit de principal protagonista, calificó esta cooperación de "hito en la construcción de la Europa de la Defensa". "Juntos, somos más fuerte", apuntó.

Para financiar esta "cooperación estructurada permanente", los Estados miembros se comprometen a "aumentar regularmente sus presupuestos de defensa" y, por pequeños países, desarrollarán 17 proyectos adoptados el lunes.

Entre estos, la puesta en marcha de un "núcleo de respuesta a las crisis" que debe acelerar el despliegue de tropas cuando la UE lance una operación militar de urgencia, o el desarrollo de programas informáticos comunes para mejorar la comunicación de tropas sobre el terreno.

Varios países han mencionado también la creación de equipos médicos en apoyo de las operaciones exteriores de la UE, o de un robot submarino para la detección de minas.

Desde el fracaso de la puesta en marcha de una Comunidad Europea de Defensa hace 60 años, los europeos nunca han conseguido avanzar en este campo a causa principalmente de las reticencias de algunos países, como Reino Unido, de ceder parte de su soberanía nacional.

Sin embargo, una sucesión de crisis desde 2014 -anexión de Crimea por Rusia, conflicto en el este de Ucrania o crisis migratoria-, así como el Brexit y la llegada al poder de Donald Trump en Estados Unidos, cambiaron el escenario.

Asimismo, un fondo europeo de defensa verá el día en 2018 y, desde 2020, deberá estar dotado con 1.500 millones de euros para estimular los proyectos de investigación y desarrollo industrial.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes