Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

La voz de la sociedad civil

Casi un millón de niños nicaragüenses no pueden ir a la escuela este año.

(Keystone)

La Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) intenta impulsar en Nicaragua una cooperación que se inserte cada vez más en el programa de desarrollo nacional.

Una parte, incluso, va destinada a aliviar el presupuesto del Estado.

No faltan las voces críticas desde la sociedad civil nicaragüense hacia el tipo de cooperación que busca aliviar el déficit presupuestario. Una de ellas es el padre Fernando Cardenal, ex ministro de Educación en la época sandinista y actual coordinador nacional de 'Fe y Alegría'.

En entrevista con swissinfo, Cardenal critica con vehemencia una cierta cooperación "acrítica" de algunos países. "Por ejemplo, el gobierno local solicita la condonación de una parte de la deuda con el compromiso de enviar esos fondos a la salud y a la educación. Sin embargo, no cumple. Hay corrupción", exclama.

"Este año escolar comenzó con cerca de 1 millón de niños que no pueden ir a la escuela. Es una vergüenza. Implica un retroceso de cara a lo que fue la educación básica en los años 80".

"Estoy convencido que áreas sensitivas, como la salud y la educación pública, no dependen sólo de los recursos, sino fundamentalmente de la voluntad política de los gobernantes para ejecutarlas", puntualiza el padre Cardenal.

Asimismo recuerda que bajo su dirección en 1980 se implementó casi sin ningún medio financiero una Cruzada Nacional de Alfabetización, que redujo el analfabetismo en Nicaragua del 51 % (según cifras oficiales) a cerca del 12 %.

Se movilizaron entonces casi 100 mil jóvenes voluntarios, "a los que denominamos brigadistas", para realizar esta campaña que duró 5 meses y que fue premiada por la UNESCO.

En la hora actual Fernando Cardenal exige a los gobiernos europeos "no ser cómplices con este tipo de mecanismos irresponsables que, bajo promesas no cumplidas por los gobernantes, alimentan la corrupción".

La sociedad civil del Norte debe denunciar ese tipo de promesas y mecanismos que, finalmente, no resuelven nada para la vida de la gente más pobre de Nicaragua y de Centroamérica, enfatiza Cardenal.

Asimismo menciona "el enorme reconocimiento al pueblo suizo, a la solidaridad helvética, por haber estado siempre al lado de los pobres. Maurice Demierre, a quien yo lloré cuando fue asesinado, fue un ejemplo concreto", concluye.

swissinfo, Sergio Ferrari, Managua

Datos clave

La agencia suiza de cooperación trabaja en Nicaragua desde 1979.

Actualmente destina casi 20 millones de francos anuales a los programas de desarrollo en ese país.

El 60% proviene de COSUDE, el resto de la Secretaría de Estado de Economía (Seco).

Fin del recuadro


Enlaces

×