Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

La voz del pueblo guaraní se hace oír en Suiza

Por

Respeto, solo piden respeto de sus tradiciones: Tentayape

Delegado de la Cruz Roja Suiza, Eduardo Lambertin comparte y apoya los esfuerzos de salud de una comunidad singular en Bolivia, pero también ha dejado allí el corazón. Es coproductor del documental ‘ Tentayape - La última casa’.

El filme fue presentado en Berna con el respaldo de la sección helvética del Comité para los Indígenas de América (Incomindios), que por encargo del Gobierno Federal impulsa estas voces en las sedes de la ONU en Ginebra y Nueva York.

La realización ‘Tentayape - La última casa’, dirigida por Roberto Alem, muestra una realidad concreta entre tradición y globalización, pero de gran dignidad y esperanza sobre un pueblo firme ante la influencia extraña, no hay predicador ajeno ni maestro de escuela que allí ingrese a imponer costumbres foráneas; no obstante, allí las amenazas no cesan: hoy día la explotación petrolera amenaza sus tierras.

Y es que este grupo indígena ha forjado con ahínco su legado: es dueño a toda ley de sus 22 mil hectáreas de tierra y busca que los suyos –aquellos que emigraron, sobre todo a la Argentina- vuelvan a ese suelo que les pertenece.

Sobre este grupo guaraní y su modo de vida se centra justamente el filme ‘Tentayape – La última casa’ (2008), presentado en Suiza por Eduardo Lambertin, guionista del documental y delegado de la Cruz Roja Suiza (CRS), presente en Bolivia desde 1978.

“En 1992 realizamos el primer recuento de esta población y había poco más de 150 personas. Después de iniciar las gestiones para la titulación de sus tierras ha iniciado un retorno de sus habitantes”, explica de una comunidad ahora compuesta por más de 500 nativos, que se ubica al sur del departamento de Chuquisaca.

Lambertin es boliviano, pero la zona guaraní de su propio país la conoció en su puesto en la CRS desde 1990. En Tentayape, donde no se acepta ninguna intervención extraña, él es bienvenido: “Hemos apoyado para iniciar los trámites para la titulación de sus tierras y en el 92 hemos acudido por la emergencia del cólera. Es así como he conocido y he empezado a admirar a este pueblo”.

Desarrollo no es dinero”

“A través de contactos aquí en Suiza con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), con la Organización de Naciones Unidas (ONU), con parlamentarios indígenas, bastantes denuncias a escala nacional e internacional y el apoyo del actual gobierno, -en ese entonces del diputado opositor Evo Morales-, se aprobó una ley que declara a Tentayape como patrimonio nacional histórico y natural del pueblo guaraní. Esto nos ha llevado a hacer este documental”, comenta Lambertin a un público cautivado por ese legado vivo de subsistencia.

“Desarrollo no es dinero; desarrollo es el territorio, desarrollo es el ambiente, desarrollo es vivir como un solo hermano, vivir como un solo padre y madre”, asegura la voz del protagonista principal de este testimonio visual: el jefe indígena de esta comunidad donde la sencillez muestra sin tapujos la dignidad de sus miembros.

Pero este derecho a la dignidad es una lucha contra otros conceptos de desarrollo venidos del exterior en un caldo de cultivo sediento de recursos en el país más pobre del continente americano.

“En el 2004, en su territorio ha aparecido la empresa Repsol para hacer una prospección sísmica. Esta comunidad se ha sentido invadida. Ha convocado a la Organización Nacional del Pueblo Guaraní, a la Central Indígena del Oriente Boliviano -que aglutina a todos los pueblos indígenas-, y a nosotros como Cruz Roja Suiza para evitar la entrada de esta empresa”, indica el delegado de la CRS.

“Al caraí (hombre blanco) le interesa la explotación de nuestros recursos naturales; en cambio al guaraní lo único que nos interesa es nuestro territorio”, dice el voto resolutivo obtenido en una reciente reunión contra la actividad de Rapsol en el Territorio Comunitario de Origen Tentayape. Sin embargo, al gobierno boliviano pareciera interesarle la explotación petrolera y ha iniciado consultas con las partes implicadas en este proyecto, que no es el único que se está gestando en la región.

Atentos desde Suiza

Esa comunidad “va a tener que luchar para mantenerse como grupo cultural, como comunidad. Seguro será nada fácil”, lamenta el profesor Hans-Rudolf Wicker, del Instituto de Antropología Social de la Universidad de Berna, experto en cultura guaraní y quien felicitó a Lambertin por la realización del documental.

Incomindios también sigue de cerca la situación en Tentayape y en Suiza continúa su tarea de sensibilización para que se conozcan las preocupaciones de pueblos indígenas como ésta.

¿Por qué el interés de Suiza?, responde a la pregunta la directora de Incomindios Suiza, Tanja Mirabile, encargada de administrar el respaldo de las autoridades helvéticas para que la voz de los pueblos indígenas se escuchen en los foros internacionales:

“Suiza es un país multicultural. Tenemos la suerte de que vivimos en democracia y que todos nuestros pueblos tienen los mismos derechos; por ello, el Estado de Suiza ha dado su apoyo a los pueblos indígenas para que también su voz sea escuchada , para que sus delegados puedan venir a la ONU para ser escuchados y reciban los derechos que les corresponden en sus países de origen”

Y si bien a Ginebra no han acudido los representantes de Tentayape, bien podrían hacerlo en el futuro, tal y como ya lo han hecho sus hermanos de cultura provenientes del vecino Paraguay.

Incomindios

En Suiza, con un fondo de la Agencia Suiza para la Cooperación y el Desarrollo (COSUDE), Incomindios mantiene contacto con diversas organizaciones de pueblos indígenas para ofrecer acceso al foro de Naciones Unidas.

Incomindios organiza las formalidades para la participación de representantes indígenas en el Mecanismo de Expertos sobre Cuestiones Indígenas, órgano del Consejo de Derechos Humanos, con sede en Ginebra, y en el Foro Permanente, en Nueva York.

Los delegados indígenas pueden hacer un presupuesto y una solicitud para indicar sus pretensiones para acudir a los foros de la ONU que evalúa una comisión que decide a quien dar su respaldo.

Fin del recuadro

Cruz Roja Suiza en Bolivia

El programa empezó en 1978 apoyando a un grupo guaraní y posteriormente se ha extendido a la zona quechua.

En Tentayape respalda demandas puntuales.

Presupuesto: Alrededor de medio millón de francos por año para una población de aproximadamente 30.000 habitantes entre quechuas, guaraníes y chiquitanos.

En 1992, ante la epidemia del cólera, la CRS inició su colaboración en Tentayape, respaldando la medicina tradicional.

Fin del recuadro

TENTAYAPE, LA ÚLTIMA CASA

Bolivia 2008 – Color, 52 min.

Dirección: Roberto Alem Rojo.

Guión: Roberto Alem Rojo y Eduardo Lambertin.

Música: Manuel Rocha.

Con: Comunidad Guarani de Tentayape.

Fotografía: Roberto Alem

Montaje: Juan Carlos Gómez, Jorge Manrique.

Producción: Eduardo Lambertin y Donald K. Ranvaud.

Reconocimientos: Mención especial Anaconda 2010 y Primer Premio al Mejor Mediometraje en Festival Internacional de Cine y Video de los Derechos Humanos, Sucre Bolivia 2009.

Incomindios presentó el documental en Berna en colaboración con la Cruz Roja Suiza.

Fin del recuadro

swissinfo.ch


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×