Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Las ciudades con mejor calidad de vida del mundo

Zúrich, Ginebra y Berna figuran desde hace años en cabeza de todas las clasificaciones internacionales de ciudades con la mejor calidad de vida. Las tres urbes suizas se benefician de un marco histórico favorable, de unas dimensiones a escala humana y de una política de desarrollo sostenible.

Estas tres ciudades no tienen el patrimonio histórico de Roma o la modernidad de Nueva York, y tampoco gozan del dinamismo económico de Shanghái ni la fascinación cultural que ejerce París. Pero Ginebra, Berna y Zúrich parecen ofrecer algo aún más importante: mejores condiciones de vida.

De hecho, estas tres ciudades suizas se encuentran cada año en los primerísimos rangos de las clasificaciones realizadas por la consultora británica Mercer, que toma en consideración la calidad de vida en 420 ciudades del mundo. En la última década, Zúrich ha obtenido nada menos que siete veces el primer puesto.

El estudio se basa en 39 criterios, subdivididos en 10 categorías que conciernen especialmente la situación política (libertades civiles, censura, etc.) el marco económico (disponibilidad de bienes de consumo, servicios bancarios), el contexto social (sanidad, criminalidad, transportes), la posibilidad de formación, la oferta cultural, las actividades recreativas, el clima o el ambiente.

Comparaciones entre ciudades

¿Pero es posible equiparar criterios entre ciudades como Ginebra y metrópolis como Londres o Tokio? "Efectivamente, es posible. Tomemos por ejemplo el caso de la criminalidad: para cada ciudad existen estadísticas que indican claramente los riesgos de seguridad para sus habitantes", responde Christa Zihlmann, responsable de información global de Mercer en Ginebra.

"Para estas comparaciones entre las ciudades tenemos en cuenta datos objetivos, como la incidencia de la criminalidad, el horario de apertura de bancos y tiendas, la presencia de escuelas y hospitales, la temperatura, los valores de la contaminación, la cantidad de cines y teatros o la espera promedio hasta que un electricista o un fontanero viene a su casa", agrega Christa Zihlmann.

Los datos recogidos por la sociedad inglesa son empleados muy especialmente por empresas privadas y administraciones públicas para calcular las indemnizaciones necesarias para la residencia de sus colaboradores expatriados. En ciudades como Viena o Zúrich estas indemnizaciones son cercanas a 0, mientras que Bagdad, Dhaka o Bangui representan los niveles más elevados.

Dimensiones favorables

Zúrich, Ginebra y Berna obtienen óptimas calificaciones en casi todas las categorías de la clasificación realizada por Mercer, pues estas ciudades se benefician de las condiciones que caracterizan desde hace tiempo a Suiza. A saber: estabilidad política y económica, o la gran calidad de las infraestructuras y servicios.

"Entre los puntos fuertes de las ciudades suizas se cuentan, sin duda, aspectos como la seguridad, la ausencia de huelgas, el alto nivel de las escuelas, la fiabilidad de los hospitales y el buen funcionamiento general de los servicios tanto públicos como privados. Los medios de transporte son puntuales, los envíos postales llegan a destino, el agua es potable y las conexiones telefónicas e Internet funcionan", destaca Christa Zihlmann.

Respecto a las otras metrópolis en liza, Zúrich, Ginebra y Berna gozan de la ventaja de unas dimensiones más bien reducidas para ciudades de importancia internacional. "Entre las numerosas ventajas, destacan seguramente la cercanía de los aeropuertos al centro de la ciudad, la posibilidad de llegar en poco tiempo a los espacios verdes, un tráfico urbano no asfixiante y baja contaminación ambiental".

Herencia histórica

Las ciudades suizas tienen "medidas humanas", principalmente debido a diversos factores históricos que han impedido el nacimiento de enormes centros urbanos en territorio helvético. Cabe destacar por ejemplo que Suiza no ha sido jamás una potencia imperial ni colonial y, al mismo tiempo, el federalismo ha servido como garante de un cierto equilibrio entre las diversas ciudades. Aparte de ello, el proceso de industrialización suizo se ha llevado a cabo de manera relativamente gradual.

Para mejorar la calidad de vida, desde hace muchos años estas tres ciudades suizas invierten importantes sumas en varios sectores estratégicos. A saber: los transportes públicos, las instituciones culturales o los parques y espacios verdes. "Entre los objetivos de crecimiento de la ciudad de Zúrich no nos fijamos solamente en datos económicos, sino que también prestamos atención al desarrollo sostenible desde un punto de vista social y ecológico", explica Brigitte Wehrli-Schindler, responsable de la oficina del desarrollo de ciudad a orillas del Limmat.

"Zúrich se ha convertido hoy en una ciudad cosmopolita, que ofrece muchas de las ventajas de una metrópoli sin tener que sufrir sus desventajas. Por ejemplo, dispone de una amplia oferta cultural, gastronómica y de ocio. Y al mismo tiempo no tiene problemas significativos de seguridad o tráfico. Los menores pueden ir solos a la escuela y muchos directivos toman los transportes públicos para ir al trabajo".

Alto coste de la vida

Pero hay que aclarar que Zúrich, Ginebra o Berna no son paraísos en la tierra, tal como admite Brigitte Wehrli-Schindler. "La otra cara de la moneda de este éxito la constituye el alto coste de la vida. Algo que se nota especialmente en el mercado inmobiliario: encontrar un piso es cada vez más difícil y caro".

"Pero es difícil encontrar verdaderos puntos débiles en la calidad de vida de estas ciudades. Especialmente si comparamos los problemas de las ciudades suizas con los de Moscú, Lagos o Calcuta", sostiene por su lado Christa Zihlmann.

¿Y qué se puede decir del sentido de la hospitalidad? Los descendientes de Guillermo Tell no son exactamente conocidos por ser el pueblo más simpático y acogedor del mundo. "Los suizos son muy discretos y reservados. Pero puedo asegurarle, tras 15 años viviendo en Ginebra, que la gente puede ser muy cálida y cordial", concluye la colaboradora de la consultora Mercer.

Armando Mombelli, swissinfo.ch
(Traducción: Rodrigo Carrizo Couto)

Clasificación Mercer

2005

1. Zúrich y Ginebra, 3. Vancouver y Viena, 5. Fráncfort y Mónaco, 8. Berna

2006

1. Zúrich, 2. Ginebra, 3. Vancouver, 4. Viena, 5. Auckland, 9. Berna

2007

1. Zúrich, 2. Ginebra, 3. Vancouver y Viena, 5. Auckland y Düsseldorf, 9. Berna

2008

1. Zúrich, 2. Ginebra y Viena, 4. Vancouver, 5. Auckland, 9. Berna

2009

1. Viena, 2. Zúrich, 3. Ginebra, 4. Vancouver y Auckland, 9. Berna.

Fin del recuadro

Ciudades suizas

Zúrich

Principal plaza financiera y centro urbano más poblado de Suiza con 380.000 habitantes la ciudad y 1,1 millones en la aglomeración.

Ginebra

Esta ciudad es sede de numerosos organismos internacionales y figura en segunda posición por cantidad de habitantes: 180.000 en la ciudad y 500.000 en la aglomeración.

Berna

Es la capital de Suiza y sede del Gobierno, el Parlamento y la Administración federales. Es la cuarta ciudad más poblada del país: 120.000 habitantes en la ciudad, 340.000 en la aglomeración.

Fin del recuadro


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×